fbpx Neonazis toman las calles de Virginia, Estados Unidos | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

WASHINGTON, 13 de agosto (AlmomentoMX).- La manifestación convocada por grupos neonazis y racistas en Charlottesville (Virginia) provocó el disturbios violentos, la declaración de estado de emergencia por el gobernador del Estado y la muerte de una mujer de 32 años en un ataque deliberado contra un grupo de manifestantes antifascistas.

El Gobernador de Virginia, el demócrata Terry McAuliffe, declaró el estado de emergencia en Charlottesville debido a los enfrentamientos violentos que se produjeron desde ayer.

La ciudad se sumió en el caos cuando un grupo de supremacistas blancos, que protestaban por la retirada de una estatua del General confederado Robert E. Lee, se enfrentó a opositores en una zona universitaria.

Los nacionalistas, vestidos con cascos y escudos, se concentraron ante una estatua de Thomas Jefferson con banderas de la Confederación y cantando lemas de la era nazi.

Un coche arrolló a un grupo de personas en una zona céntrica de la ciudad después de que la policía expulsara del parque a todas las personas reunidas en el lugar de la convocatoria. Una persona murió y más de 20 resultaron heridas.  Las autoridades han acusado formalmente de asesinato en segundo grado a James Alex Fields Jr., de 20 años y natural de Ohio, como el presunto autor del atropello.

Otras dos personas fallecieron al estrellarse un helicóptero policial a las afueras de la ciudad. Se trata de su piloto y un pasajero, según la explicación que ha dado a la prensa Al Thomas, inspector de policía de Charlottesville, sin que hayan trascendido todavía las causas del accidente.

Los neonazis se encontraban en las calles de  Charlottesville desde la noche anterior cuando celebraron una marcha con antorchas. El sábado, se dirigieron hacia el parque McIntire con banderas nazis y de la Confederación (el bando sudista en la guerra civil), además de pancartas en favor de la supremacía de la raza blanca. Junto a ellos, aparecieron miembros de milicias ultraderechistas vestidos con uniformes militares y armados con pistolas y fusiles de asalto.

La concentración de  Charlottesville fue la mayor de la extrema derecha norteamericana de los últimos años y su motivo era protestar contra la decisión de las autoridades locales de retirar  una estatua del general confederado Robert Lee. Había sido autorizada por un juez.

Centenares de personas se reunieron en el parque para protestar contra los mensajes racistas. Ambos grupos estaban separados por unos pocos metros ante la total ausencia de la policía, desplegada en otros puntos de la ciudad a la espera de recibir órdenes. Cuando se produjeron los enfrentamientos violentos, el gobernador de Virginia declaró el estado de emergencia en la localidad y la policía desalojó el parque, pero la tensión continuó en otros puntos de Charlottesville.

Fue en ese momento cuando un coche se abalanzó contra la multitud que continuaba protestando contra la presencia de neonazis en la ciudad. El vehículo se abalanzó contra esas personas y luego dio marcha atrás para escapar. Más tarde, su conductor fue detenido por la policía.

A última hora de la tarde un helicóptero de la policía estatal de Virginia que estaba participando en el dispositivo de vigilancia se estrelló en las afueras de Charlottesville. Sus dos ocupantes, el piloto y un pasajero, resultaron muertos.

La tibia respuesta de Trump

Durante toda la tarde, la Casa Blanca no reaccionó ante las noticias que llegaban de Virginia. Tras saberse que había una persona muerta en un ataque deliberado, finalmente Donald Trump se decidió a lanzar un mensaje en Twitter que condenaba el odio en términos generales.

“Todos debemos estar unidos y condenar todo lo que representa el odio. No hay lugar para este tipo de violencia en América. ¡Mantengámonos juntos!”, decía el tuit sin ninguna referencia a los responsables de la violencia. Posteriormente, grabó una declaración ante los medios de comunicación desde el club de golf de New Jersey de su propiedad donde está pasando sus vacaciones.

Una vez más, no adjudicó a nadie la responsabilidad de la violencia, tampoco del atentado en el que había muerto una persona. “Condenamos en los términos más claros esta escandalosa demostración de odio, fanatismo y violencia procedente de muchos sitios”, dijo equiparando a manifestantes y contramanifestantes y sin mencionar ni el motivo de la manifestación ultraderechista ni su conducta.

Este domingo la Casa Blanca tuvo que matizar la respuesta de Trump , asegurando que  “por supuesto” condenaba ” todas las muestras de violencia, fanatismo y odio”, y que eso incluía a “supremacistas blancos, el Ku Klux Klan (KKK), neonazis y todos los grupos extremistas”.

La ausencia de una condena clara por Trump de la violencia neonazi indignó a políticos demócratas y también republicanos. El senador demócrata Bernie Sanders afirmó que “la manifestación de supremacistas blancos (como se llama en EEUU a los racistas) es una muestra rechazable de racismo y odio que no tiene sitio en nuestra sociedad”.

El senador republicano Corey Gardner llamó al atentado un ejemplo de “terrorismo nacional”: “Señor presidente, hay que llamar al mal por su nombre. Eran supremacistas blancos”.

La publicación neonazi Daily Stromer recibió satisfecha las palabras de Trump por no haber una condena expresa a la concentración de Charlottesville: “Los comentarios de Trump están bien. No nos atacó. Sólo dijo que la nación debe unirse. Nada específico contra nosotros”.

 

¿Ccuáles son los principales grupos de supremacía blanca de Estados Unidos y cuántos seguidores tienen?

 

La violencia de este fin de semana en las calles de la ciudad estadounidense de Charlottesville (Virginia) ocurre en un momento de dramático resurgimiento de los movimientos de ultraderecha en Estados Unidos.

La marcha de “nacionalistas blancos” para protestar por la remoción de una estatua del general confederado Robert E. Lee terminó con una mujer fallecida y al menos 19 heridos, después de que un automóvil atropellara a un grupo de opositores a la movilización.

Para algunos analistas, la elección de Donald Trump como presidente ha sido un factor de revitalización de grupos de activistas en Estados Unidos que por décadas han rechazado la ideología de izquierda y el conservadurismo más moderado.

Un reportaje de BBC Mundo señala que las redes sociales también le están dando un impulso a la promoción de esas ideologías.

Un prominente grupo defensor de los derechos civiles, el Southern Poverty Law Center (SPLC), dijo que actualmente están monitoreando a más de 1.600 grupos extremistas en el país.

Pero, ¿cuáles son esos grupos, qué tan populares son y cuáles son sus objetivos?

Te mostramos las agrupaciones y rostros más visibles del movimiento de supremacía blanca en EE.UU. actualmente.

Derecha Alternativa (Alt-right)

La Derecha Alternativa (o Alt-right) es un grupo que dice odiar la corrección política y admirar a Trump, aunque sus críticos señalan que son fanáticos nacionalistas blancos.

Este movimiento, de auge reciente, ha sido impulsado en parte por la retórica empleada durante la campaña presidencial de 2016, en la que Trump fue acusado de hacer comentarios racistas, antisemitas y anti musulmanes.

El actual presidente de EE.UU., por su parte, denunció al movimiento en noviembre de 2016 y dijo que desaprobaba sus ideas.

La frase “derecha alternativa” (Alt-right) comenzó a ganar tracción en los medios cuando Trump, siendo candidato republicano en julio de 2016, publicó en su cuenta de Twitter una imagen de Hillary Clinton junto a seis estrellas que tenían la misma forma de la estrella de Israel y que contenía las palabras: “La candidata más corrupta de la historia”.

Las facciones de la Derecha Alternativa, de acuerdo a una guía escrita por el editor del portal conservador Breitbart, Allum Bokhari, y el polémico Milo Yiannopoulos, incluyen a intelectuales, conservadores y jóvenes que están dispuestos a luchar haciendo uso de las redes sociales.

Los ideales del movimiento se enfocan en la identidad blanca y la preservación de la “civilización tradicional occidental”, de acuerdo a Richard Bertrand Spencer, quien acuñó el termino “derecha alternativa” en 2008.

Libertad, libertad de pensamiento y el derecho a ofender son sus piedras angulares. Sus opositores los llaman racistas, misóginos y antisemitas.

Número de miembros: como es un movimiento en internet, la Derecha Alternativa no tiene una membresía oficial, así que es difícil conocer el número de miembros.

¿Dónde están ubicados? Su presencia es en internet y su popularidad, dicen, ya es de nivel nacional.

¿Están creciendo? El grupo ha ganado prominencia en el último año debido a su entusiasta apoyo a Donald Trump, sin embargo es difícil cuantificar cuánto han crecido.

Ku Klux Klan (KKK)

Es el grupo supremacista blanco más infame de Estados Unidos. Inicialmente fue formado por oficiales exconfederados en los estados del sur tras la derrota en la guerra civil de EE.UU., en 1865.

Pronto el KKK floreció en el sur antes de expandirse por todo el país, a principios del siglo XX.

Las distintas divisiones del grupo discriminan a afroestadounidenses, judíos e inmigrantes. Y últimamente, a la comunidad LGTB.

Se convirtió en un movimiento que pretendía evitar que estos grupos disfrutaran de los mismos derechos civiles que sus pares estadounidenses.

“Como en los días del Ku Klux Klan”: la polémica por la retirada en el sur de EE.UU. de monumentos relacionados con la esclavitud

Históricamente se los reconoce porque visten capuchas blancas y han llevado a cabo linchamientos y otros ataques violentos a quienes se atreven a retar la supremacía blanca.

Facciones del grupo se describen como “una organización de patriotas blancos cristianos y que tiene sus bases en el Ku Klux Klan de principios del siglo XX”.

Número de miembros: los grupos del KKK están activos en la mayoría de los estados de EE.UU. Se estima que tienen entre 5.000 y 8.000 miembros.

¿Dónde están ubicados? Hay docenas de grupos KKK alrededor del país. El grupo incluye a la Confederación de los Caballeros Blancos y los Caballeros Tradicionales de EE.UU.

¿Están creciendo? En 2016 el KKK dijo que estaba en medio de un resurgimiento de inscripción de miembros en el sur del país.

Grupos neonazis

El termino neonazi se relaciona a un grupo de activistas que comparten los ideales antisemitas y el amor por Adolfo Hitler y la Alemania Nazi.

La visión de los grupos neonazis en EE.UU. está amparada por las cortes y por la Primera Enmienda de la Constitución del país.

En un caso conocido, la Corte Suprema de Justicia estadounidense invocó la Primera Enmienda para permitir que un grupo de neonazis marcharan en el pueblo de Skokie (Illinois), de mayoría judía, mientras lucían esvásticas.

Número de miembros: hay unas cuantas organizaciones de alto perfil, de acuerdo al partido American Nazi y al Movimiento Nacional Socialista (NSM). El más visible de esos grupos es la Alianza Nacional (NA).

¿Dónde están ubicados? Gran parte de los grupos formados son originarios de Virginia. Han comenzado a expandirse en otros estados.

¿Están creciendo? Una de las razones principales de su resurgimiento es la “manipulación de la información por parte de los medios tradicionales”, según una investigación del centro de investigación Data and Society, con sede en Nueva York. Las relaciones de los grupos neonazis en Europa y Estados Unidos también estarían creciendo, de acuerdo al SPLC.

Otros grupos de supremacía blanca en Estados Unidos

Movimiento Nacional Socialista: fundado en 1994, es uno de los más grandes grupos neonazis en Estados Unidos, con miembros en 30 estados.

Consejo de Ciudadanos Conservadores: fundado en 1985, milita por el movimiento segregacionista en los estados del sur.

Partido Estados Unidos Libertad: fundado en 2009, con orígenes en California. Tiene una agenda racista y contra la inmigración.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios