viernes, abril 19, 2024

¡NARCONIÑOS!

SINALOA.- Pocas imágenes tan desalentadoras. En enero del 2023, un video donde se puede apreciar a 3 niños jugando a montar un retén del narco se volvió viral. Cientos de internautas discutían sobre el hecho. Algunos apelando a la inocencia y otros tantos lamentando la crisis de seguridad que azota al país. Los infantes recrearon con juguetes una zona de detención generalmente operada por el sicariato, ubicada en una brecha en el estado de Sinaloa.

De acuerdo con Grupo Sol Corporativo, los menores tomaron sus armas de juguete, recortaron balones para asemejar un casco y dibujaron en cartón un chaleco táctico para dramatizar la escena que por sí misma ya resulta dantesca. Pocos minutos de grabación que detonaron en la indignación nacional. Y al conductor, y probablemente autor del video, se le puede escuchar mencionando a la “Mayiza”, un grupo delictivo conocido por su líder Ismael el Mayo Zambada.

Se trata de una de las entidades más abatidas por la violencia del país. Donde los corridos y la estética del narco son una constante. Donde la cantidad de víctimas por la violencia aumenta día con día. Y donde, tan sólo durante el 2023, unas 150 personas del municipio homónimo al estado, tuvieron que dejar sus hogares a causa de este mal.

Tan sólo durante el primer semestre, según información de los reportes por delitos de alto impacto de la entidad, en este año se registraron 287 asesinatos en todo el estado, un incremento de 12 por ciento en relación con el mismo periodo de 2022, cuando las autoridades contabilizaron 256 homicidios. La mayoría de estos crímenes ocurrieron en la capital del estado.

Sobre las infancias y el crimen, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió un comunicado donde intentan explicar el fenómeno. Existe una gran diversidad en las motivaciones que acercan a niñas, niños y adolescentes a la delincuencia organizada: está el deseo de tener un estilo de vida, emulaciones, poder y otros lujos y excesos, la aspiración por imitar a modelos o personajes de su entorno, el afán por formar parte de un grupo de identidad, las implicaciones que les produce vivir constantemente en situaciones de peligro, por mencionar solo algunas, dice el reporte.

“El involucramiento de los niños, niñas y adolescentes es una “excelente inversión” para la delincuencia organizada. La corta edad de los miembros les permite retomar actividades ilegales con facilidad en caso de tener breves encuentros con el sistema de justicia, además, otro beneficio de su juventud es la creación de lazos profundos con las personas con las que se relacionan a partir de la colaboración o el miedo”, explican en su informe anual.

LOS NARCONIÑOS: LOS MOTIVOS DEL NARCO

Todos quisiéramos creer que aquellas crudas imágenes de los niños montando una escena del narco es tan sólo un reflejo de la violencia a la que son sometidos. Sin embargo, información obtenida por transparencia revela una verdad dura de pronunciar, aquella entidad es también una de la que más reportes posee referentes a menores de edad imputados por crímenes relacionados con el narcotráfico.

La realidad se encuentra estudiada e identificada, incluso, durante el año 2018 el entonces Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) reveló un informe de nombre “Observatorio Psicosocial de los Efectos de la Violencia en Sinaloa”, donde a grandes rasgos explicaban el origen y destino de los menores de edad reclutados por el narco.

El estudio abordó las dimensiones del daño psicológico entre quienes habitan en la capital sinaloense. Y dicho análisis fue dirigido a la noción del daño psicológico y su manifestación en niños y adultos. Sin embargo, en el marco del estudio los investigadores liderados por el doctor Tomás Guevara Martínez, científico de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), aplicaron encuestas a psicólogos para conocer cuáles son los principales efectos que observan en sus pacientes y si en estos influye el tema de la violencia e inseguridad que se vive en su entorno. Y los resultados de dicha encuesta fueron publicados por cientos de revistas científicas, incluyendo las del Conacyt:

“Preguntamos: ¿Qué cosa es lo que más evidencia la situación de riesgo en que se encuentran las mujeres? O bien: Dígame tres cosas que piense que son de más riesgo para las mujeres en Sinaloa”, comentó.

El coordinador del observatorio también señaló que se realiza una lectura del efecto de la violencia desde la psicología social, cuyos indicadores se producen a través del trabajo de campo, para ello utilizan el método de libre asociación. En el mismo sentido que los investigadores, Grupo Sol solicitó vía acceso a la información datos relevantes respecto a este fenómeno a la Fiscalía General del Estado:

“Solicito información estadística sobre menores de 18 años de edad que han sido detenidos y judicializados por cometer delitos de alto impacto como: narcomenudeo, narcotráfico, tráfico de personas, trata de personas, homicidio doloso, portación de arma de fuego, extorsión, secuestro, asociación delictuosa y delitos contra la salud. De Enero de 2015 al 30 de abril de 2023. Desglosado por edad, sexo, tipo de delito, estado jurídico, municipio y entidad federativa.”

Las autoridades respondieron que durante ese periodo de tiempo (2015 a 2023), se han iniciado 120 carpetas de investigación en contra de menores de edad por los delitos de asociación delictuosa, extorsión, homicidio doloso, narcomenudeo, secuestro y trata de personas. Es decir, los narconiños no son más una ficción sino un problema al que todo el país debería preocupar.
AM.MX/fm

Artículos relacionados