fbpx
Tortugas.muerte

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de abril (AlMomentoMX).— La última hembra conocida de tortuga de caparazón blando del Yangtsé murió en un zoológico de Suzhou, en la provincia oriental de Jiangsu, en China, un día después de un intento de inseminarla artificialmente.

Tristemente, ahora sólo quedan tres animales más de esta especie en el mundo, pero son machos y uno de ellos tiene más de 100 años. Esto significa que dicha especie de tortuga gigante está funcionalmente extinta.

Tortuga Yangtze en peligro de extinción
Expertos tratan de inseminar artificialmente a una hembra Rafetus, conocida como Yangtze. Foto: Getty Images

¿Por qué murió?  En primer lugar esta tortuga hembra, de acuerdo con medios locales, tenía más de 90 años. Además, al tratarse de la última hembra de la especie con vida, un equipo de investigación internacional había tratado de inseminarla artificialmente para preservar la especie en cautiverio.

Sin embargo, al hacer la quinta inseminación —ya había tratado de fecundarla de forma artificial en cuatro ocasiones desde 2008, todas ellas sin éxito—, el animal no se recuperó del procedimiento a pesar de que los especialistas estuvieron tratando de salvar su vida por horas.

Los especialistas extrajeron su tejido ovárico para guardarlo en nitrógeno líquido con el objetivo de seguir intentando salvar a la especie en el futuro. Ahora, solo tres tortugas machos  sobreviven y se encuentran en el zoológico de Suzhow, en el lago Dong Mo en Vietnam, y en el lago Xuan Khanh.

La especie —cuyo nombre científico es Rafetus swinhoei— es una de las tortugas de agua dulce más grandes, puede vivir más de 160 años y tener de dos a tres camadas cada año. El número de tortugas de caparazón blando del Yangtsé fue descendiendo debido a la pesca intensiva, a la destrucción de su hábitat y a otras actividades humanas.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios