fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de diciembre (AlMomentoMX).- Para México, el Acuerdo de París es irreversible” porque, como en el caso del cambio climático, los retos más grandes de la humanidad se deben superar con la colaboración de todas las naciones, aseguró el presidente Enrique Peña Nieto en un artículo publicado en el diario financiero Les Échos.

El presidente Enrique Peña Nieto y su homólogo francés, Emmanuel Macron.En el marco de su participación en la One Planet Summit sobre cambio climático en París, el mandatario mexicano consideró impostergable emprender acciones para detener el deterioro ambiental porque quizá seremos la última generación que tenga en sus manos la posibilidad de detener el calentamiento global.

Señaló que México ha asumido la responsabilidad de una “pronta y eficiente” aplicación del Acuerdo de París (signado hace exactamente dos años) al considerarlo el mejor camino para reducir las emisiones de efecto invernadero y transitar hacia economías verdes, responsables y sostenibles.

“Algunos cuestionan su relevancia, o incluso la necesidad de actuar. Los mexicanos sabemos que el cambio climático es una realidad y estamos convencidos de la necesidad de intervenir sin demora. No podemos posponer nuestras acciones porque podemos ser la última generación de mujeres y hombres con la capacidad de frenar el calentamiento global”, apuntó.

En su artículo, el presidente de la República planteó que el tema principal de las conversaciones en esta nueva cita en París consiste en encontrar nuevas fuentes de financiamiento, en particular para los países en desarrollo, para transformar los modos de producción y buscar métodos alternativos de generación de energía.

“Dialogaremos sobre iniciativas y mecanismos para reunir recursos financieros contra el cambio climático, como el establecimiento de un precio al carbono”, anticipó.

Se refirió así, a la creación en México de un Mercado de Carbono que operará muy pronto desde la Bolsa Mexicana de Valores y en el cual participarán cerca de 500 industrias y donde se asignará un precio aproximadamente 400 millones de toneladas de CO2.

Peña Nieto expuso  su convicción sobre la posibilidad de construir un mercado regional en América del Norte con los socios en California, Quebec y Ontario, así como con países de Latinoamérica, “para impulsar esquemas de transferencia de bonos de carbono”.

Destacó que se han “instrumentado reformas en materia energética y hacendaria que impulsan una inversión en energías alternativas y que serán la base para eliminar los subsidios a los combustibles fósiles” y mencionó la creación de los Certificados de Energías Limpias por los cuales los grandes consumidores podrán cumplir con la obligación de usar en sus procesos de producción un mínimo de 5 por ciento de energía proveniente de fuentes limpias.

A partir de asumir la vulnerabilidad de México ante los cambios climáticos, el mandatario mexicano refirió las acciones emprendidas por la administración federal en la adaptación basada en ecosistemas, protección de la biodiversidad, gestión integral del agua y conectividad entre Áreas Naturales Protegidas, así como las medidas comunes emprendidas con los países del Caribeño “para prepararnos mejor ante el riesgo de desastres naturales”.

“La postura de México es firme: aplicar el Acuerdo de París para asegurar a las futuras generaciones un porvenir más limpio, sano y en equilibrio con el medio ambiente. Los hacemos con la convicción de que es nuestra obligación, porque nuestro planeta es la casa de todos”, reiteró.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios