sábado, abril 13, 2024

Más del 68 por ciento de las mujeres viven inseguras en todas las ciudades del país

CIUDAD DE MÉXICO / SemMéxico.- Entre marzo y junio la sensación de inseguridad en las mujeres llegó al 68.6 por ciento y aumentó de la violencia sexual y la violación en los espacios públicos. En general la población consideró que empeorará la inseguridad en todas las ciudades del país.

Ello de acuerdo a la Encuesta Nacional de Seguridad Pública del segundo trimestre de 2023, que cada 3 meses publica el Instituto Nacional de Estadística y Geografía INEGI.

Según el reporte son los cajeros automáticos localizados en vía pública y el transporte, los lugares públicos considerados como más peligrosos tanto para las mujeres como para los hombres. Le siguen los bancos y las calles que habitualmente usan.

El acoso y violencia sexual en lugares públicos tuvo un incremento en comparación al trimestre anterior, ya que pasó de 15.3 por ciento a 16.3 por ciento.

Ratificó el INEGI que las ciudades con mayor porcentaje de población de 18 años y más que se siente insegura fueron: Fresnillo, Zacatecas, Ciudad Obregón, Sonora, Ecatepec de Morelos y Naucalpan de Juárez, Estado de México e Irapuato, Guanajuato.

A junio del 2023 tres alcaldías de la Ciudad de México se consideran las más peligrosas, Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza y Álvaro Obregón que, junto a Acapulco, Guerrero y Reynosa, Tamaulipas, se encuentran entre las seis ciudades y demarcaciones que han presentado incrementos significativos.

En contraste, cuatro ciudades y demarcaciones presentaron reducciones entre las que se encuentran las alcaldías capitalinas Tláhuac y Xochimilco junto a Mexicali, Baja California Tepic, Nayarit.

Las mexicanas y los mexicanos tienen la percepción de que la inseguridad empeorara en los próximos 12 meses en casi la cuarta parte de las y los encuestados, y fue del 23.6 por ciento. Un incremento de 1.5 por ciento con respecto al trimestre anterior que fue de 22.1 por ciento.

Respecto a conductas delictivas o antisociales alrededor de sus casas, dijeron, identificaron consumo de alcohol en las calles con 61.5 por ciento, robos o asaltos con 51.7 por ciento, vandalismo en las viviendas o negocios con 39.9 por ciento.

Se detectó venta o consumo de drogas en un 40.3 por ciento, disparos frecuentes de armas de fuego con un 36.5 por ciento; los encuestados dijeron ver tomas irregulares de luz (diablitos) hasta en 14 por ciento y robo o venta ilegal de gasolina o diésel (huachicol), en 3.4 por ciento.

Cuando fueron interrogados sobre sus cambios de hábitos de la población el 47.7 por ciento de quienes viven en las ciudades, manifestó evitar llevar cosas de valor, como joyas, dinero o tarjetas de crédito, por temor a sufrir algún delito.

El 43.6 por ciento dijo ya no permitir que sus hijos menores salgan de su vivienda y 41.5 por ciento hizo cambios en cuanto a caminar por los alrededores de su vivienda después de las ocho de la noche. INEGI encontró que el 26.6 por ciento de las y los residentes en las ciudades modificó sus rutinas, cada vez menos visita a sus parientes o amigos.

De la población de 18 años y más, consultada, reconocieron haber tenido conflictos o enfrentamientos de manera directa por causa de incivilidades en su entorno, así el 13.4 por ciento de las mujeres declararon padecer principalmente conflictos por ruido y por basura tirada o quemada por vecinos el 2.6 por ciento. Para los hombres, estos porcentajes fueron 12.5 y 11.6 por ciento, respectivamente.

Las y los encuestados en el segundo trimestre de 2023, consideraron que actúa bien la Marina, el Ejército y la Guardia Nacional, así dijo hasta el 84.8, 82.1 y 73.0 por ciento, respectivamente. Se reduce de manera importante para la policía estatal al 51.7 por ciento y las policías preventivas municipales el 45.2 por ciento.

Esta encuesta preguntó sobre la función gubernamental y las problemáticas sin atender. En ese sentido hablaron de la persistencia de baches en calles y avenidas, hasta el 79.1 por ciento.

Pero también consideraron hasta en el 60 por ciento que hay fallas y fugas de agua potable; alumbrado público insuficiente el 58.3 por ciento, delincuencia en general, el 52.9 por ciento, y más de la mitad de habitantes de las ciudades se quejaron por avenidas con embotellamientos frecuentes (51.6 por ciento).

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) se levantó del 26 de mayo al 15 de junio de 2023. Su objetivo general cada trimestre es realizar estimaciones en torno a la percepción de la población sobre la seguridad pública en su ciudad. La encuesta tiene representatividad nacional y se enfoca en el ámbito urbano. Además, genera información para la toma de decisiones de política pública en materia de seguridad.
AM.MX/fm

Artículos relacionados