Mario Marín, cercado por la interpol

320

PUEBLA, PUEBLA, 10 de mayo (AlmomentoMX).-.- La coraza política que por más de cuatro décadas blindó a Mario Plutarco Marín Torres, mejor conocido como el “Gober Precioso”, finalmente se desmoronó y ahora es un prófugo de la justicia, pese a su afiliación al Partido Revolucionario Institucional (PRI) desde 1972, que ahora lo desconoce, pero que aún sigue apareciendo en sus listas como militante activo.

A lo largo de su trayectoria como abogado, notario, actuario, juez, alcalde y gobernador se ha visto envuelto en diversas situaciones polémicas y conflictivas, incluso en acusaciones penales, pero mientras se mantuvo en el poder el tricolor y Marín formaba parte del mismo como un miembro prominente, nada ocurrió.

La impunidad del “Gober Precioso” era de tal magnitud, que hace 15 años, la ahora Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, junto con cinco togados más, fallaron a favor de Marín Torres y dieron la espalda a la periodista Lydia Cacho Ribeiro, paradójicamente en el mismo asunto por el que ahora el “Gober Precioso” es fugitivo de la ley.

Mario Plutarco Marín Torres, nacido en Nativitas Cuautempan, Puebla, el 28 de junio de 1954, del matrimonio formado por Blandina Torres y Crecencio Marín, ingresó a PRI a  la edad de los 18 años y desde entonces, hasta ahora, había logrado sortear todo tipo de señalamientos y acusaciones, por sus relaciones políticas gubernamentales que a lo ‪largo de 47 años lo acogieron.

El caso por el que ahora es considerado como prófugo de la justicia, cuya responsabilidad pudo evadir Mario Marín durante 14 años, es el de la periodista y escritora Lydia Cacho Ribeiro, quien en diciembre de 2005, en su libro “Los Demonios del Edén”, exhibió al entonces gobernante de Puebla como parte de una red de pedaratas que operaba en Cancún, Quintana Roo.

Fue señalado por la autora del libro como protector del empresario poblano, de origen libanés, Kamel Nacif Borge, acaudalado empresario textilero conocido como “El Rey de la Mezclilla” y de Jean Thouma Hannah Succar Kuri, nacido en el Líbano, pero nacionalizado mexicano, que fuera condenado a 112 años de prisión por los delitos de pornografía infantil y abuso sexual infantil, cometidos en Cancún.

Tras la publicación de la obra de Cacho Ribeiro, Nacif Borge denunció a la periodista por difamación y se puso en contacto con su amigo Mario Marín al que pidió darle un escarmiento “a la pinche vieja” y ese mismo mes, ‪el sábado 17 fue detenida en Cancún, Quinta Roo, por agentes poblanos y llevada al estado de Puebla, vía terrestre, a lo ‪largo de más de mil 300 kilómetros.

Durante ese trayecto, denunciaría posteriormente la víctima, fue golpeada, torturada física y psicológicmente y al llegar a dicha entidad, fue puesta a disposición de la Juez Quinto de lo Penal, Rosa Celia Pérez, que la sujetaría a proceso y le condicionaría su libertad bajo fianza.

A cambio “del favor” le fue obsequiado a la juzgadora un viaje a Las Vegas, con todos los gastos pagados.

El 14 de febrero de 2006, el periódico La Jornada dio a conocer la grabación telefónica donde Mario Marín habla con Kamel Nacif y éste lo felicita por haber detenido a la periodista y habérsela llevado a la ciudad de Puebla, donde recibiría un escarmiento.

 

El diálogo telefónico entre NACIF y MARÍN fue el siguiente:

 

-Quiúbole, Kamel.

 

-Mi Gober Precioso. Mi héroe, chingao.

 

-No, tú eres el héroe de esta película, papá.

 

-Pues ya ayer le acabé de darle un pinche coscorrón a esta vieja cabrona. Le dije que aquí en Puebla se respeta la ley y no hay impunidad y quien comete un delito se llama delincuente.

 

Y que no se quiera hacer la víctima y no quiera estar aprovechando para hacerse publicidad. Ya le mandé un mensaje a ver cómo nos contesta. Pero es que nos ha estado jode y jode, así que se llevó su coscorrón para que aprendan otros y otras.

 

-Ya sé, y es que estos cabrones siguen sacando mamadas y mamadas. Pero yo ya hice una declaración. Fui a la televisión.

 

-Ah, qué bueno.

 

-Yo dije, al señor Gobernador no le tembló la mano.

 

-Ni nos tiembla ni nos temblará.

 

-Pinche bola de ratas. ¿Qué han hecho? Qué asquerosidad es esto, ¿eh?

 

-No, se sienten Dios en el poder.

 

-Así es. Yo te hablé para darte las gracias. Sé que te metí en un problema pero…

 

-No’mbre, a mí me gustan esos temas. Coincido contigo en que, jijos de la chingada, en esos temas… digo… no somos santos, desde luego, pero si alguien tiene pruebas que las presente. Y si no que se calle la boca.

 

-Y yo para darte las gracias te tengo aquí una botella bellísima de un coñac, añejada de 12 años, que no sé a dónde te la mando.

 

-Pues a Casa Puebla.

 

-Yo te la quería dar personalmente, pero estás todo ocupado.

 

-Mándamela a Casa Aguayo, para echármela.

 

-¿Te la vas a echar? Pues entonces te voy a mandar dos, no una.

 

Esas “botellas”, de acuerdo al contenido del libro “Los Demonios del Edén”, podrían haber tenido otro significado diferente al que aparentaron darle y bien hubiera podido tratarse de niñas.

Al año siguiente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación solicitó la ampliación de las investigaciones en torno a Marín Torres y su vinculación con grupos pederastas, mismas que se extendieron hasta la procuradora de justicia de Puebla, Blanca Laura Villeda Martínez y al presidente del Tribunal Superior de Justicia, Guillermo Pacheco Pulido de la misma entidad.

En junio de 2007, el pleno de la SCJN resolvió que a Mario Plutarco Marín Torres no se le respetó su garantía de audiencia, por lo que rechazó el proyecto del ministro Juan Nepomuceno Silva Meza que responsabilizaba a Mario Marín de violar gravemente las garantías individuales de la periodista, con lo que la Corte no podría recomendar que se le iniciara un juicio político.

Seis de los 11 ministros de entonces, entre ellos Olga Sánchez Cordero, actual Secretaria de Gobernación en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, consideraron que no hubo violación grave a los derechos individuales de la periodista Lydia Cacho.

Doce años tendrían que transcurrir, para que el 16 de abril de este 2019 el Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Distrito con sede en Cancún, Quintana Roo, girara orden de aprehensión contra Mario Marín, Kamel Nacif, Adolfo Karam Beltrán, ex director de la Policía Judicial y el ex comandante Juan Sánchez Moreno, de Puebla, por su presunta participación en el delito de abuso de autoridad y tortura contra Cacho Ribeiro.

El resolutivo 04/2019 del tribunal de alzada, precisa que el 26 de noviembre de 2018, un Juez del Segundo Distrito con sede en Cancún negó la orden de aprehensión en contra de estas cuatro personas, pero luego de una apelación se revocó dicho expediente y se libró la orden de aprehensión el pasado 11 de abril.

 

ACUSADO DE ESTUPRO

 

Pero no era la primera vez que Marín Torres se veía envuelto en temas de pederastia, en 1999, cuando era presidente municipal de la ciudad de Puebla, sostuvo una relación con una joven estudiante identificada como Jessica, de 16 años.

Según las grabaciones dadas a conocer la relación duró un año y nueve meses.

El entonces Gobernador del estado, Melquiades Morales Flores, salió en defensa de Mario Marín y dijo que se había tratado sólo de espionaje, asegurando que las grabaciones no correspondían a la realidad.

Y Francisco Díaz Gil, subsecretario de Asuntos Jurídicos fue más allá, al advertir que en caso de corresponder (los audios) se interpondría una denuncia por espionaje telefónico ya que se trataba de conversaciones privadas y tergiversadas.

Quedó claro que lo grave había sido espiar al entonces edil y no que un funcionario de primer nivel, de 45 años de edad, hubiera sostenido relaciones con una estudiante a la que le llevaba lo menos 28 años de diferencia e incurriera en el delito de estupro.

 

ASIGNACIONES DIRECTA POR SOBRE LA ASF

 

Otro de los casos en que se vio involucrado, pero del cual no hubo consecuencias legales para el entonces Gobernador, fue la asignación directa, sin licitación, de la construcción de la carretera de Eloxochitlán a “Esna Construcciones”, propiedad de Édgar Nava, que antes ya había sido beneficiado con obras públicas de la misma manera.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) había advertido a tiempo a Mario Marín, de que el presupuesto original era de 11 millones de pesos y el costo del nuevo presupuesto había aumentado al doble: 22 millones, pero aún así se llevó a cabo la obra con lo que se violó la Ley de Egresos, pues no deberían asignarse obras mayores a los 302 mil pesos.

 

ALTAR AL EGO

 

Ya como Gobernador, el apellido Marín comenzó a verse por todo el Estado: Edificios, hospitales, escuelas, guarderías infantiles y centros de capacitación fueron “bautizados” con los nombres de Blandina Torres de Marín, quien falleciera en febrero de 2006, meses después del escándalo del “Gober Precioso”.

También se hizo sumamente conocido el nombre de Margarita García Santos de Marín, que Mario plasmó en edificios públicos, construidos con recursos públicos por cerca de 200 millones de pesos.

Pero si sus seres queridos iban a quedar inmortalizados en diversas obras públicas ¿Por qué el de Mario Marín Torres no? Así que su imagen quedó plasmada en uno de los muros del Palacio Municipal de la capital poblana, donde se le puede ver en una de las esquinas de la pintura llamada “La Fundación de Puebla”, mural hecho por la remodelación del inmueble dañado por el sismo del 15 de junio de 1999.

 

COMPADRES, PARIENTES Y AMIGOS BENEFICIADOS POR MARÍN

 

Un caso más de “sospechosísmo” fue el de su compadre Enrique Agüera Ibáñez, del que se dice lo impulsó para llegar a la Rectoría de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), con un sueldo mensual de 65 mil pesos.

Empero, el compadrito Agüera no pudo ocultar sus viajes al extranjero, compras millonarias, lujos, fiestas, derroches y un tren de vida que sólo un magnate podría haberse dado. Se especuló que se había enriquecido ilícitamente pero Marín Torres se encargó de parar cualquier intentona de llamar a cuentas al ya para entonces próspero catedrático y rector.

Respecto al entorno político, habría aprovechado la incursión en MORENA de su amigo Alejandro Armenta Mier para introducir su estructura marinista con al menos 51 operadores, entre ellos sus compadres Valentín Meneses y Mario Montero Serrano; Sandra de Yta y Blanca Jiménez.

Entre los marinistas que ahora operan para Morena destacan Blandina y Enrique Marín, hermanos del ex Gobernador; sus compadres, Valentín Meneses Rojas y Mario Montero Serrano su ex secretario particular, Iván García e incluso algunos ex diputados locales, ex presidentes municipales y ex delegados de las dependencias que encabezó el “Gober Precioso” de 2005 a 2011.

Con toda esa gente enquistada en MORENA, luego de la victoria de López Obrador a la Presidencia de la República, trascendió que el “Gober Precioso” se soñó como el nuevo secretario de Agricultura y Desarrollo Rural (SAGARPA), posición que no logró alcanzar por su polémica trayectoria.

Ahora, con la confirmación personal del doctor Alejandro Gertz Manero, respecto a las órdenes de aprehensión y la alerta de la ficha roja por parte de la Interpol, se acaban los sueños de grandeza del “Gober Precioso”, pues si bien no se le condenaría a una pena similar a la de su compinche, Jean Succar, de más de 100 años de prisión, lo cierto es que se carrera política tocó a su fin.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios