fbpx

WASHINGTON, D.C., 19 de junio (AlMomentoMX).- El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha declarado que su país no se convertirá en un “campo de migrantes” y todo indica que lo está cumpliendo pues recientemente ha causado polémica en el mundo por implementar una política en la que deporta a miles de migrantes que intentan cruzar su frontera de forma ilegal pero mientras tanto, los separa de sus hijos.

Foto: AP


Hasta ahora, son cerca de dos mil menores inmigrantes los que se encuentran sin el cuidado de sus padres, en la frontera con México con un plazo de seis semanas.

La situación es que entre el 19 de abril y el 31 de mayo, EE.UU separó de sus familias a mil 995 menores de 18 años de mil 940 familiares adultos que les acompañaban, según el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés).

Los niños fueron separados de sus parientes por entrar ilegalmente al país, violaciones de las normas migratorias o posibles conductas criminales de los adultos.

 

Te recomendamos:

¿Por qué Trump ha separado a miles de inmigrantes de sus hijos?

 

Mientras tanto, el Departamento de Seguridad Interna (DHS) ha dicho que no tiene una política de separar familias y ante el hecho miles de manifestantes tomaron las calles de casi 80 ciudades de EE.UU para expresar su repudio a la decisión del gobierno de Donald Trump pues lo consideran un hecho “inhumano”.

California fue probablemente el estado que más manifestaciones registró, con unas 18 ciudades, entre ellas la capital del país. En las marchas participaron defensores de los inmigrantes, grupos religiosos, sindicatos, legisladores demócratas y estudiantes.

Foto: AFP.


En todas ellas los manifestantes pidieron la liberación de los menores retenidos y repudiaron además que el gobierno esté considerando habilitar carpas en bases del Ejército para alojar a los niños mientras el caso de sus padres se resuelve.

AM.MX/vgs

Comentarios

comentarios