fbpx

Jorge Meléndez Preciado

Javier Coello Trejo,  abogado de Emilio Lozoya Austin (quien no se ha presentado ante la justicia mexicana, que lo reclama hace tiempo), aseguró que su defendido sería inencontrable. Lo que sugiere: la cantidad de lana que amasó el rufián ex  director de Pemex gracias Enrique Peña Nieto  le posibilita  esconderse  por el mundo,  o que está muy claro para  Lozoya: la justicia mexicana es tan endeble que no harán los trámites necesarios para localizarlo. O tal vez las dos cosas se unan en algo que conocemos hace decenios: la impunidad de los funcionarios ladrones.

Los intocables titulaba un periodista corrupto, José Luis Mejías, su columna donde presentaba, con alguna frecuencia, las andanzas de esa clase política que hace y deshace sin castigo. Ocasionalmente cae alguien porque se atravesó en el camino de las ambiciones de uno que llegó a la cúspide, como  el caso de Jorge Díaz Serrano, quien fue también  director de Pemex y se enfrentó  a Miguel de la Madrid, pero es la excepción de la regla. En general los traficantes de influencias y hasta metidos en asuntos como el narcotráfico no sufren mayores inconvenientes.

La hermana de Emilio, Gilda Lozoya, también ha sido llamada a presentarse ante un juez por lavado de dinero. Asimismo  goza de aparente protección. No obstante que se descubrió que tenía cuentas bancarias  en varios países, a pesar de  sus exiguos ingresos.

Pero recientemente, Enrique Peña Nieto fue señalado por un testigo en un juicio de Estados Unidos, por haber recibido sobornos en la venta de Fertinal. Ello porque dicha empresa se negoció  en 635 millones de dólares, a pesar de tener un pasivo de 500 millones de dólares. Y como sabemos, Pemex cotiza en la Bolsa de Valores de gringolandia, por lo que la mencionada entidad y la SEC que supervisa las acciones y cotizaciones de empresas investigó y determinó  que existían varias irregularidades en las transacciones.

El ex presidente Peña, que se dedica a la socialité con su novia, Tania Ruiz, dijo que se trata de una imputación de mala fe y sin fundamento. Y agregó que no es la primera vez que le ocurre ese tipo de situaciones. Aunque seguramente ya se le olvidó la represión en Atenco, que está presente aquí y a nivel internacional, y el apuro que vivió en la Universidad Iberoamericana con los #YoSoy132. También  se hace el tonto  por  los miles de muertos, desaparecidos y desplazados en su sexenio, los cuales no son  “imputaciones”, sino terribles realidades que no se borrarán.

Andrés Manuel dijo en la mañanera del martes 18 que si los ciudadanos lo piden iniciaría investigaciones de todo el periodo neoliberal, aunque él había dicho que no buscaría culpables del pasado. Pero anotó que la gran corrupción empezó con Carlos Salinas, a quien denominó “el padre de la desigualdad moderna”.

No debemos olvidar que el progenitor  de Lozoya Austin, Emilio Lozoya Thalman, es del grupo  Salinas. Ambos  formados en la Facultad de Economía y conocidos como Los Toficos,  un dulce cuyo slogan era “Hum,  qué ricos”. Las   familias de los dos mencionados  eran de la aristocracia mexicana. Así pues, la bola de nieve puede ir contra el que se dice más influyente político de los últimos decenios: Carlos S. de Gortari.

Aparte de la transa de Fertinal, Lozoya Austin tiene dos más en su lista. El soborno que recibió de Odebrecht, siendo encargado de relaciones exteriores del PRI en la campaña de Enrique el de Atlacomulco. Con parte de ese dinero compró una residencia en Lomas de Bezares, en 2012, la cual ahora quiere que no se le toque y pide para ello  un amparo.

También, no se olvide, Lozoya compró, en plena privatización de Pemex (2015), la planta de Agronitrogenados en 475 millones de dólares, que está en ruinas, a Alonso Ancira, el  dueño de Altos Hornos de México, SA, quien está detenido en España por esa operación. A los 12 días de esta no sólo extraña sino insólita adquisición, ya que el Pacto por México quería liquidar la paraestatal (oh, contradicción)  la esposa del multimencionado señor que trabajaba para OHL antes de entrar al servicio público, recibió un pequeño regalo para su esposa, la alemana, María Ellen Heckez, en Ixtapa, una mansión de 2 millones de dólares. Obsequio de Ancira y compañía

Ahora la funcionaria de energía, Martha Edith Rodríguez, señala que los miembros del Consejo de Administración de la petrolera mexicana, tendrán  que presentarse a declarar qué pasó con Fertinal. Entre ellos Pedro Joaquín Coldwell, y quizás  un intelectual muy conocido, Carlos Elizondo Mayer Serra.

La trama de esta multiestafa contra el pueblo de México tiene varias facetas más. Algunas de las cuales  las revelará en un próximo libro la diputada, Dolores Padierna, quien desde hace años ha investigado casos  como el Fobaproa, del cual pagaremos este año 51 mil millones de pesos, y será parte de otra  deuda eterna.

Parar esta sangría es obligación del actual gobierno. Sólo de esa manera podremos tener recursos para ser un país menos dependiente y más soberano.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44

Comentarios

comentarios