fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de diciembre (AlMomentoMX).-  En comparación de las mujeres, los hombres son menos propensos a realizarse la prueba de VIH y acceden menos a la terapia antirretroviral; como resultado, es más probable que mueran de enfermedades relacionadas con el SIDA, revela un informe de ONUSIDA.

El documento, publicado en el marco del Día Mundial de la lucha contra el SIDA, precisa que en todo el mundo, menos de la mitad de los hombres con VIH están en tratamiento, en comparación con el 60 por ciento de las mujeres.

Los hombres también tienen más probabilidades que las mujeres de comenzar el tratamiento tarde, interrumpirlo o no figurar en los registros de personas que siguen un tratamiento.

De acuerdo con ONUSIDA, alrededor de 36.7 millones de personas en el mundo vivían con VIH en 2016, pero de ellas menos de 21 millones tenían acceso al tratamiento antirretroviral.

En 2016, el SIDA o enfermedades relacionadas causaron la muerte de un millón de personas en todo el mundo y cerca de 1.8 millones de personas más se infectaron.

En África subsahariana, los hombres que viven con VIH tienen 20 por ciento menos de probabilidades de conocer su estado serológico que las mujeres. También son proporcionalmente menos propensos a tener acceso al tratamiento.

En la misma región, a medida que los hombres tienen más edad, el uso de condones para tener relaciones sexuales con una pareja ocasional disminuye y es más probable que sean VIH positivos.

Por otra parte, los homosexuales tienen 24 veces más chances de contraer VIH que los heterosexuales. Además, en más de una docena de países, entre ellos México y Nigeria, más del 15 por ciento de los homosexuales tienen SIDA.

ONUSIDA lamenta en su reporte la disminución del uso del condón en Australia, Europa y Estados Unidos: “Si permitimos que la complacencia se instale, el VIH se arraigará y nuestras esperanzas de poner fin a la epidemia de SIDA en 2030 se verán truncadas”.

En México, la mayor prevalencia de VIH en México la tienen los hombres trabajadores sexuales, con un 24.1 por ciento; seguidos de los hombres que tienen sexo con hombres, con 17.3 por ciento; así como las mujeres trans, con un 15-20 por ciento; las personas que se inyectan drogas, con 5.8 por ciento, y las mujeres trabajadoras sexuales, con 0.7 por ciento.

De acuerdo con el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el sida (Censida),  nuestro país tiene “una prevalencia de VIH en la población de 15-49 años del 0.3 por ciento, lo que significa que 3 de cada mil personas vive con VIH en ese grupo de edad, la cual muestra una tendencia estable”.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios