domingo, febrero 25, 2024

La Reforma a la tabla de enfermedades laborales representa un avance para el cuidado de la salud mental de colaboradores

CIUDAD DE MÉXICO.- La reciente aprobación por unanimidad que hizo el Senado de la República alusiva a la actualización de las Tablas de Enfermedades de Trabajo y para la Valuación de Incapacidades Permanentes es un primer paso para reconocer los padecimientos mentales asociados al trabajo y cómo éstos impactan en la productividad de las empresas.
De acuerdo con Affor Health, empresa especializada en gestionar y mejorar la salud psicosocial de las personas en las organizaciones, la reforma a los artículos 513, 514 y 515 de la Ley Federal del Trabajo representan un avance significativo para sentar las bases hacia un mejor cuidado de la salud mental de los colaboradores.
“Celebramos esta decisión del Poder Legislativo porque coloca a México como referente a nivel regional en materia de cuidado de la salud mental. Estas modificaciones no están presentes en países como Argentina, Uruguay o incluso España. Se trata de una lucha social de mucho tiempo atrás para garantizar mejores condiciones laborales que fomenten la productividad”, explica Yunue Cárdenas, Coordinadora del HUB de psicología de Affor Health.
La reforma establece un cambio en la Tabla de Valuación de las Incapacidades Permanentes, ampliando de 409 a 524 tipos de incapacidades y 194 padecimientos. Entre las patologías que se añaden en materia de salud mental destacan el trastorno de ansiedad, trastorno asociado con el estrés, trastorno no orgánico del ciclo sueño-vigilia, así como trastorno depresivo.
Para Affor Health lo anterior conlleva a que las compañías adopten nuevas políticas o modifiquen sus modelos de trabajo, a fin de atender de manera oportuna los trastornos y promover la salud mental en las organizaciones.
A nivel global se estima que enfermedades como la depresión y la ansiedad aumentaron hasta en un 25% tras la pandemia, sumándose a los más de mil millones de personas que sufrían algún trastorno, según informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
En el país se estima que por lo menos el 40% de la población perteneciente a la Generación Z y el 33% de los Millennials han tenido ausencias en su trabajo debido a episodios de estrés y ansiedad; además, el 29% de la Generación Z y 32% de los Millennials afirma no sentirse cómodo hablando con su superior directo acerca de trastornos mentales, de acuerdo con una encuesta de Deloitte.
Un llamado para atender trastornos mentales
Una vez que el Senado avaló estas modificaciones, el documento entrará en vigor tras su publicación en el Diario Oficial de la Federación, lo cual representa un gran reto para las empresas, quienes deberán buscar aliados en la iniciativa privada a fin de atender de manera oportuna los padecimientos mentales de los colaboradores.
“Consideramos que las compañías deben generar alianzas con organizaciones especializadas en atender y prevenir estos trastornos, ya que los servicios de salud pública podrían verse rebasados al entrar en vigor las nuevas disposiciones. Lo anterior representa un gran desafío tomando en consideración que los trastornos mentales deben abordarse como una prioridad”, advierte Cárdenas.
Cabe destacar que el documento aprobado por los senadores establece que las tablas de enfermedades, así como el Catálogo de Cédulas para la Valuación de las Enfermedades de Trabajo se deben revisar por lo menos cada cinco años o cuando existan estudios que justifiquen su análisis.
AM.MX/fm

Artículos relacionados