fbpx

Francisco Medina

TOLUCA, ESTADO DE MÉXICO, 6 de junio (AlmomentoMX).- La imposición, disfrazada de unidad partidista, realizada desde la Residencia Oficial de Los Pinos, por el presidente de la República para favorecer a su primo Alfredo del Mazo Maza como gobernador del Estado de México, proporciona la ocasión para realizar un breve recuento histórico, no del todo oficial, del tránsito del Clan Del Mazo en las redes del poder político y económico de la entidad Mexiquense.

Alfredo del Mazo Maza, será el tercero de la familia en gobernar la entidad más influyente en la política y en la economía nacional; los tres con el mismo nombre y primer apellido: Alfredo del Mazo Vélez (El Rey), Alfredo del Mazo González (El Príncipe) y Alfredo del Mazo Maza (Alfredito o el Principito).

Alfredo del Mazo Vélez, “El Rey”

Fue el sucesor de Isidro Fabela en la gubernatura del Estado de México y juntos, fundaron el mítico Grupo Atlacomulco.

Del Mazo Vélez, nació en Atlacomulco el 21 de agosto de 1904, Hijo de don Manuel del Mazo Villasante, presidente municipal de ese lugar y de doña Mercedes Vélez Díaz. Estudió la primaria en su tierra natal y realizó estudios de Ingeniería. Ocupó cargos a nivel federal como director de la Comisión Nacional de Caminos y en la Comisión Nacional de Irrigación.

En 1942 llegó al Gobierno del Estado de México el Licenciado Isidro Fabela Alfaro, precedido de una fama de honesto político e intachable diplomático, quien hasta entonces no había tenido la posibilidad de gozar de los placeres del poder que proporciona la política de alto nivel.

Ente las primeras decisiones que realiza es nombrar a su sobrino Alfredo del Mazo Vélez, Tesorero General de la entidad, puesto que desempeñó hasta 1943; para posteriormente ser nombrado Secretario General de Gobierno. En este periodo, la mayor parte de los puestos clave del gobierno estatal se nombran como titulares a personas originarias de Atlacomulco.

Atlacomulco invade a la ciudad capital; Toluca. Si hay una coincidencia con un fenómeno político similar reciente en la entidad es mera coincidencia.

Entre las historias negras que se cuentan de Del Mazo Vélez, como Tesorero General, es el hecho de que supuestamente, sobornó a los diputados de la legislatura estatal, con “cañonazos de 10 mil pesos” a cada uno para que “…aceptaran a Fabela como interino, aprobaran una reforma exprés a la Constitución y juramentara como sustituto…” del Gobernador Alfredo Zárate Albarrán, asesinado a balazos en las instalaciones del Lienzo Charro de la ciudad de Toluca. (Cruz Jiménez y Cruz Montiel. 2009)

A pesar de los “cañonazos”, seguía habiendo inconformidad de varios diputados por imponer, contra la Ley, a Isidro Fabela y para “calmar” los ánimos Del Mazo Vélez es nombrado Secretario General de Gobierno y de ahí buscar ser el siguiente gobernador.

Del Mazo Vélez fue Gobernador Constitucional en el sexenio comprendido del 16 de septiembre de 1945 al 15 de septiembre de 1951. Fue el primer gobernador que, por disposición constitucional, duró seis años en el cargo, conforme a lo estipulado en el Decreto número 91, expedido por el Congreso de Estado el 16 de julio de 1945.

La relación familiar y política entre Isidro Fabela y Del Mazo Vélez, pronto comenzó a fracturarse debido a que ambos ya habían saboreado el néctar del poder y del dinero. El punto álgido llegó cuando había que tomar la decisión de quién sustituiría en la gubernatura a Del Mazo Vélez.

Fabela se declaró en favor del joven profesor Carlos Hank González, que sin ser originario de Atlacomulco, había sido encauzado en asuntos de política y negocios por el propio Fabela y otros eminentes Atlacomulquenses como Maximiliano Montiel Olmos.

Por su parte Del Mazo Vélez, se declara en favor de otro político originario de Atlacomulco, Salvador Sánchez Colín, quién finalmente gobernó al estado en el periodo de 1951 a 1957.

Dicho rompimiento entre los fundadores del Grupo Atlacomulco, dejó honda huella en Isidro Fabela y quedó en espera de una revancha, que no tardó mucho tiempo en presentársele.

Con el paso de los años, Isidro Fabela se convirtió en el principal apoyo político – económico de los presidentes Adolfo López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz y consejero personal de Luis Echeverría Álvarez, aun antes de llegar a la presidencia de México. Su influencia en la política nacional llegó a ser fundamental. Por su parte el “Profe” Carlos Hank González llegó a ser Gobernador del Estado en el periodo de 1969 a 1975, concluyendo su periodo como una de las personas más ricas a nivel nacional e influyente en la política nacional y con aspiraciones presidenciales.

A su vez Del Mazo Vélez, durante el gobierno del presidente López Mateos, desde su oficina de la Secretaría de Recursos Hidráulicos, se afanó en buscar la presidencia de la República “… con el apoyo de su amigo el Presidente…” (Ob. Cit.); no contaba con que su tío Isidro Fabela le cobraría la afrenta de años pasados recomendando al Presidente López Mateos no considerar a Del Mazo y apoyar a Gustavo Días Ordaz. “Ojo por ojo y diente por diente” cono dice el refrán.

En 1981, más de 30 años después, Del Mazo Vélez tomaría venganza en contra de Isidro Fabela, representado por la figura de un encumbrado político y económicamente, Carlos Hank González y su candidato a la gubernatura del Estado de México: Ignacio Pichardo Pagaza. Pero las reglas fueron otras, Fidel Velázquez, líder eterno de la CTM, compadre de Del Mazo Vélez y el presidente José López Portillo impusieron a Alfredo del Mazo González, hijo de Del Mazo Vélez y tío de Enrique Peña Nieto; así Alfredo hijo daría continuidad en el ejercicio del poder político y económico al Clan Del Mazo.

 

Alfredo Hilario Isidro del Mazo González,  “El Príncipe”

 

Fue Gobernador de 1981 a 1986. Durante su gobierno se inició la carrera política de personajes hoy influyentes en el gobierno de Enrique Peña Nieto como Gerardo Ruiz Esparza, actual Secretario de Comunicaciones y Transportes y en su momento su Secretario General de Gobierno, heredándoselo a su sobrino Enrique Peña cuando fue Gobernador como Secretario de Comunicaciones; de esta forma toda la inversión estatal y federal ha sido debidamente controlada por un miembro del Grupo Atlacomulco.

En el aspecto de los negocios hace su aparición en la escena económica Juan Armando Hinojosa Cantú, cuyas empresas comenzaron paulatinamente a ganar licitaciones para construir hospitales, carreteras, escuelas, etc. hasta constituirse en lo que es hoy el Grupo Higa, envuelto en escándalos como el de la famosa “Casa Blanca” de la familia presidencial.

Del Mazo González, es considerado como el heredero directo de los fundadores del mítico Grupo Atlacomulco, promotor de una forma peculiar de hacer política, donde el principal rasgo distintivo es la lealtad a la familia, ya sea la consanguínea o la que se forja a través de relaciones sociales, de amistad o negocios.

Estudio Administración de Empresas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); cuando se afilió al PRI era el año de 1962; ya entonces, su padre, Alfredo del Mazo Vélez, había sido Gobernador del Estado de México y Senador de la República.

Antes de involucrarse en política, se dedicó a laborar en la iniciativa privada, siempre en el sector bancario: fue Subdirector de la División Internacional y Subdirector de Banca Internacional del  Banco Comercial Mexicano; Director General del Banco Minero y Mercantil; Vicepresidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Seguros; Director de Instituciones Nacionales de Crédito en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y Director General del Banco Obrero hasta el año de 1981; año en que fue postulado como candidato a la gubernatura del Estado de México, sin tener conocimiento de la problemática de la entidad, sin carrera política o experiencia en la administración pública que lo respaldase; gracias al apoyo de su “padrino”, el entonces todo poderoso y eterno líder sindical de la CTM Fidel Velázquez Sánchez y de Miguel de la Madrid Hurtado, quien  meses después se convirtió en Presidente del país.

Su etapa de gobierno, fue gris, no disminuyó el desempleo, la inseguridad aumentó, al igual que la pobreza en general; pero se acentuó en las zonas marginadas tanto urbanas como rurales. Al respecto, Cruz Jiménez, reportero del Estado de México y paisano de Del Mazo afirmó: “El progreso en la época de Alfredo del Mazo (González) fue para unos cuantos: sus amigos y su familia”.

El presidente De la Madrid consideraba a Del Mazo González como “el hermano que nunca tuvo”. Esta cercanía entre Del Mazo y Miguel de la Madrid, hacía renacer la esperanza del Clan de Atlacomulco de que el “Príncipe” se convertirse en presidente de México; sin embargo, De la Madrid se decantó en favor de Carlos Salinas de Gortari; frustrando así el sueño de grandeza y poder político de Alfredo del Mazo.

Del Mazo González, desde la Secretaría de Energía, Minas e Industria Paraestatal del Gobierno Federal; con la frustración a flor de piel por el nombramiento de Salinas de Gortari como candidato del PRI a la presidencia de la República, trató de manera torpe hacer alianzas con diversos líderes políticos e intelectuales para “tumbar” la candidatura de Salinas de Gortari.

Al llegar Salinas de Gortari a la Presidencia, en represalia a su pública oposición, lo destierra y lo  nombra embajador de México en Bélgica.

En el sexenio del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León es repatriado y nombrado Director del Infonavit. Nunca más fue considerado para puestos en las altas esferas de la política nacional.

En el año de 1997, parecía nuevamente brillar su buena estrella. Es nombrado candidato del PRI a la jefatura del Distrito Federal. Era una excelente oportunidad para recuperar el orgullo que había sido mancillado; sin embargo perdió las elecciones de manera abrumadora frente  a Cuauhtémoc Cárdenas.

Después de este descalabro, regresa derrotado al Estado de México, donde su paisano y amigo de la infancia, gobernador en ese momento, Arturo Montiel, lo nombra presidente de mantos y acuíferos en la entidad, cargo creado exprofeso para él con un excelente sueldo y múltiples oportunidades de desarrollo personal en el ámbito inmobiliario.

A la mitad de su gestión el Gobernador Arturo Montiel, le hace un auténtico regalo, lo impone como candidato a una diputación federal por representación proporcional, asegurando así que no perdería en una elección más. Al paso de algunos meses, Alfredo del Mazo González, renuncia a la curul federal “por motivos de salud”. En realidad, se cuenta en los pasillos del palacio de San Lázaro, que la fracción parlamentaria del PRI no lo tomaba en cuenta en las decisiones.

Su estrella se había apagado, aparentemente. A partir de esa época, en el muy selecto grupo del mundillo político, caracterizado por la crueldad hacia el caído en desgracia, se le conoció con el mote del “Mala pata”.

A partir de entonces, supuestamente ha vivido en el ostracismo político en territorio Mexiquense; sin embargo, goza de la amistad, reconocimiento y respeto de su sobrino el presidente Enrique Peña Nieto.

A través de esta relación familiar sigue teniendo influencia política en los ámbitos nacional y estatal, aun cuando se mueve “con bajo perfil” lejos de los reflectores. Como muestra dos botones, el nombramiento de su sobrina consentida la Diputada Federal Carolina Monroy del Mazo en la dirigencia nacional del PRI; y en su momento, el nombramiento de  Miguel Basáñez Ebergenyi, como Embajador de México en Estados Unidos, la embajada más importante del mundo, sin tener experiencia diplomática, ni haber egresado del Servicio Exterior Mexicano.

Miguel Basáñez, fue secretario particular de Alfredo del Mazo cuando gobernó el Estado de México y lo acompañó en su desastrosa aventura electoral por la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal en 1997, que perdió frente al perredista Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

El 18 de febrero de 2015, el periodista Martín Moreno escribió que Del Mazo González era hoy, a través de su sobrino Peña Nieto, “…la figura clave del gobierno peñista. El hombre. El asesor. El todopoderoso…”

Moreno perfiló a Del Mazo González como quien despacha los asuntos importantes del Gobierno Federal, particularmente los relacionados con las finanzas  y la infraestructura. Pero también como quien le prepara el terreno político a Alfredo del Mazo Maza, su hijo, Diputado Federal con licencia para candidatearlo a la gubernatura del Estado de México.

 

Alfredo del Mazo Maza, “El Principito”. Primo de Enrique Peña Nieto.

 

Nació en la Ciudad de Toluca, el 5 de diciembre de 1975, donde realizó sus primeros estudios, para a continuación matricularse en el Instituto Autónomo de México (ITAM) donde concluyó la Licenciatura en Administración de Empresas; posteriormente, realizó estudios de Posgrado en Administración de Finanzas en la Universidad de Harvard.

Representante de la tercera generación del Clan Del Mazo, descendiente directo del fundador del poderoso e influyente Grupo Atlacomulco; Alfredo del Mazo Vélez su abuelo paterno.

Contrae matrimonio con Fernanda Castillo Cuevas, en febrero de 2014 en la Hacienda Jimalpa ubicada en el municipio de Huixquilucan. Ella es Diseñadora Industrial graduada en la Universidad Anáhuac.

Alfredo del Mazo Maza, quien durante la gubernatura de su primo Peña Nieto escaló en puestos públicos, desde Director y fundador del Instituto Mexiquense del Emprendedor hasta convertirse en Secretario de Turismo; antes se había desarrollado profesionalmente en la iniciativa privada con puestos poco relevantes en Banco Azteca y Grupo Financiero Serfin; posteriormente ingresa al servicio público como Gerente de Financiamiento en Petróleos Mexicanos.

En marzo de 2009, renuncia a la Secretaría para postularse como candidato del PRI a la alcaldía del municipio de Huixquilucan, logrando el triunfo sin mayores complicaciones, tomando posesión en el mes de agosto del mismo año de uno de los municipios de mayores contrastes en cuanto a la distribución de la riqueza, desarrollo urbano, educativo, de salud, entre otros.

Durante su alcaldía, Huixquilucan se vio beneficiado por fuertes inversiones federales y estatales para mejorar la infraestructura municipal en todos los órdenes, educación, salud, seguridad y así ir forjando paulatinamente la imagen de un político joven, activo, cercano a las comunidades, atento a resolver la problemática más apremiante.

En el año 2011, reclama y quiere hacer valer su derecho político como heredero en línea directa de los fundadores del Grupo Atlacomulco para gobernar el Estado de México y sustituir a su primo Enrique Peña Nieto. Pero la “Mala suerte” de su padre parece también haberla heredado, recibiendo la estocada de su propio pariente, quien al verse amenazado por el entonces Presidente Municipal de Ecatepec, Eruviel Ávila Villegas de abanderar a una coalición de izquierda sino era postulado como “candidato de unidad por el PRI”; ante el inminente peligro de perder el dominio del estado y por consecuencia sus sueños presidenciales, Peña Nieto determinó sacrificar a la familia y olvidarse, momentáneamente de uno de los principios, no escritos, del Clan Atlacomulco; “Primero la familia, después la familia y al final la familia”.

Ante tal decisión Del Mazo Maza, parece conformarse “no es su momento” y guardando muy en lo profundo de su pensamiento la promesa de su primo: “te toca en la siguiente”; continúa su trayectoria en la administración pública federal, ahora en la época de la presidencia de Enrique Peña Nieto, quien lo nombra Director del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, dispuesto a esperar a que el tiempo pase y llegué “su momento”.

Alfredo del Mazo Maza, en enero del 2015, renuncia a esa Dirección para contender por la diputación federal con sede en Huixquilucan, puesto de elección popular que consiguió con algunos sobresaltos ocasionados por la oposición; caso raro, el menor porcentaje de votaciones lo obtuvo de los ciudadanos de donde fue presidente municipal.

Como Diputado Federal, Del Mazo Maza, inició sus actividades como Presidente de la Comisión de Infraestructura; posteriormente, es designado por mayoría de sufragios del pleno como Presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública.

En medio de la dinámica propia de los quehaceres de la Diputación y desde el edificio de San Lázaro no olvida que se acerca el tiempo para definir al precandidato a la gubernatura del Estado de México.

Después de varias reuniones entre aspirantes, el gobernador en turno y los directivos del PRI estatal, supuestamente en consenso, deciden ir en “unidad” en apoyo a Del Mazo Maza; no sin antes, según fuentes priistas, visitar la residencia oficial de los Pinos el mismo día que mediante Twitter hace pública su decisión de solicitar licencia como Diputado.

Finalmente su primo el Presidente de México, cumplía su palabra empeñada hacía seis años antes, de hacerlo candidato a la gubernatura del Estado de México.

Alfredo Del Mazo Maza, cuenta con experiencia en el servicio público a nivel municipal, estatal y federal. No conoce todo el territorio mexiquense; aun cuando tendrá tiempo durante la campaña de conocer los enormes contrastes entre las zonas urbanas, urbanas marginadas, los poblados, las rancherías donde se carece hasta de los más elementales servicios como agua potable, drenaje, energía eléctrica, servicio médico, escuelas, maestros y una educación de calidad.

La ruta no es fácil para él, tiene que bregar contra el descrédito del gobierno nacional de su primo Peña Nieto por decisiones como el gasolinazo que ha perjudicado la economía de una gran mayoría de las familias mexicanas; por la reforma educativa que ha lastimado, ha herido a los profesores de todos los estados.

Tiene que lidiar con el descrédito que han generado ex gobernadores priistas de otras entidades por sus actos de robo al erario público, sobornos y otras linduras similares.

Del mismo modo, tendrá sortear todas de la mejor manera posible, en tanto se aclara la información publicada por diarios nacionales sobre supuestos, subejercicios del gobierno estatal de recursos federales; por ejemplo los siguientes:

“La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró que el Gobierno del Estado de México no pudo comprobar el paradero de en total de un mil 943 millones de 10 mil 529 millones de pesos de fondos y programas federales recibidos durante 2015”

“Se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 4, 069, 364, 083. 03 pesos (Cuatro mil sesenta y nueve millones trescientos sesenta y cuatro mil ochenta y tres pesos 03/100 M. N.), por la falta de aplicación de los recursos correspondientes al seguro popular… hasta el 30 de noviembre de 2015”

Otro por un monto de 221 millones, 590 mil 13 pesos 24. Por la falta de aplicación de los recursos a proyectos de desarrollo regional;

Uno más por 128 millones, 181 mil 269 pesos por la falta de aplicación al fondo de cultura al 31 de diciembre de 2015.

Esta lista de pendientes es larga y se puede consultarse en la página web de la Auditoría Superior de la Federación en el Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2015.

Otro punto que puede jugar en contra de “El Principito” es que El gobernador Eruviel deja al estado como la quinta entidad más endeudada del país con una cantidad impagable en el corto plazo de 41 mil 788 millones 800 mil pesos, únicamente hasta septiembre de 2016.

A esto adicionen que más de 8 millones de mexiquenses viven en pobreza extrema, según datos del CONEVAL.

A esto debe enfrentarse el “Principito” Del Mazo Maza, datos que al hacerse del domino público, siembran dudas sobre la limpieza de la administración priista que está por concluir.

Por si fuera poco, en las redes sociales y en los diarios de mayor circulación en el país, se ha filtrado información sobre las dudas existentes con relación al manejo de un crédito que como Director de General de Banobras autorizó a la empresa Rodisa por la nada despreciable cantidad de 99 millones de dólares, empresa donde apareció Oscar Fernández Luque, quien había sido director de desarrollo social de Huixquilucan durante su gestión como alcalde.

La ruleta comienza a girar, Alfredo del Mazo Maza, el “Principito”; el heredero legítimo del Clan de Atlacomulco, en tercera generación, no la tiene fácil. ¿Será acaso el heredero del mote ganado por su papá Alfredo del Mazo González: el “Mala pata”?

Fuente: http://tlatoani.info

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios