fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.- La Junta Directiva de la Comisión de Hacienda y Crédito Público se reunió con la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro Sánchez, para conocer las “Medidas para fortalecer y consolidar el Servicio de Administración Tributaria frente a la pandemia del COVID-19”.

La presidenta de la comisión, diputada Patricia Terrazas Baca (PAN), señaló que el actual es un momento crítico para la economía del país y vienen tiempos difíciles para la recaudación por la pérdida de empleos, de inversión y la falta de estímulos fiscales para el sector empresarial.

Manifestó que existen quejas de los empresarios sobre las devoluciones del IVA y los tiempos y momentos de atención en este tema.

También hay preocupación en torno a las compensaciones y la importancia de dar una prórroga para la presentación de pagos provisionales de aquí al cierre del periodo fiscal. “Esta prórroga no quiere decir que no se paguen los impuestos, sino que se pagarán cuando la economía repunte y estemos mejor para hacerlo”.

Aumentar recaudación y eliminar evasión, el objetivo

En su intervención inicial, la titular del SAT, Raquel Buenrostro Sánchez, indicó que en materia de evasión y elusión fiscal se trabajó con los grandes contribuyentes, porque representaban menos del 2 por ciento del padrón y recaudaban aproximadamente el 60 por ciento; sin embargo, la tasa de la carga fiscal rondaba el 2.1 por ciento.

Buenrostro Sánchez expuso que las líneas de acción han sido aumentar la eficiencia recaudatoria, disminuir la elusión y evasión fiscal, así como combatir la corrupción, y negó que haya terrorismo fiscal.

Se analizó sector por sector, con el objetivo de comparar las cargas fiscales de cada uno en el ámbito nacional con las mundiales. Se detectó que las mayores discrepancias se presentan en el sector alimenticio, automotriz, energético, farmacéutico, financiero, minero e hidrocarburos.

En términos de corrupción, precisó, se han hecho varias denuncias. Una de ellas tiene identificados a personajes que dan de alta a muchas empresas al mismo tiempo, día y hora, sin documentación y las dan de baja con esa misma rapidez.

En materia de contrabando, añadió, se han presentado denuncias ante la fiscalía. También se ha inhibido la corrupción al interior de la institución.

Destacó que al 31 de mayo los ingresos tributarios crecieron 2 por ciento en términos reales en relación con el mismo periodo del año pasado. “Es una buena noticia, porque, a pesar de la pandemia, hemos logrado mantener por arriba los ingresos tributarios”.

Detalló que “el total de ingresos creció 2.5 por ciento por la carga no tributaria, dada la recuperación de los fideicomisos que se han incorporado al presupuesto, pero sólo de las contribuciones se tiene un crecimiento real del 2 por ciento”.

Intervención de las y los diputados

El coordinador de Movimiento Ciudadano, Tonatiuh Bravo Padilla, comentó que hay diversas instancias que ven desaceleración económica y desempleo, por lo que preguntó la cifra de la caída de los puestos de trabajo, cuál es el cálculo del impacto directo en la recaudación, cuál es la estimación que tiene el SAT al cierre del 2020 y su previsión para 2021 en materia de captación de ingresos tributarios.

El diputado Benjamín Saúl Huerta Corona (Morena) resaltó la importancia de tener un puente de comunicación porque permite estar atentos de alguna modificación en la normatividad para hacer más eficiente la recaudación. Preguntó sobre la situación de 15 contribuyentes que deben 15 mil millones de pesos y qué estímulos fiscales tiene considerados el SAT para reactivar la economía, una vez que se entre de lleno a la nueva normalidad.

Su compañero de partido, el legislador Marco Antonio Medina Pérez dijo que los datos presentados son resultado de una estrategia que se señaló desde el inicio del actual gobierno y que trata de responder a una transformación radical. Pidió saber si hay algún estudio en el SAT sobre cuánto ha sido la afectación de la pandemia en términos económicos y contributivos.

De la misma fracción parlamentaria, Alejandra Pani Barragán reconoció a la funcionaria del SAT por la estrategia utilizada para incrementar cada vez más los ingresos. “Conforme a la situación actual y a futuro, me gustaría preguntarle si valdría la pena que el dictamen fiscal se restableciera voluntario, sin límites de ingreso”.

El diputado Antonio Ortega Martínez (PRD) señaló que la política fiscal actual está en el límite de romperse, por lo que planteó evaluarla y reconocer que se tienen las cifras más bajas de inversión fija bruta. Propuso llamar a los empresarios a invertir, pero que se amplíen los plazos en pagos de impuestos.

Del PT, el diputado Óscar González Yánez indicó que no se ha realizado una reforma fiscal porque se considera que con los instrumentos actuales se puede tener una recaudación eficiente, aunque ésta podría no ser suficiente para alcanzar los propósitos del gobierno. Planteó gravar la riqueza y hacer un país más de iguales; “no pienso en clase media, sino en los grandes ricos del país”.

El diputado Carol Antonio Altamirano (Morena) manifestó que la recaudación de ISR en abril de 2020 mostró una disminución de 26.2 por ciento, respecto del mismo mes de 2019, lo cual podría ser un efecto de la crisis por el Covid. Destacó la importancia de contar con una estrategia para financiar la salida de la pandemia.

Carlos Alberto Valenzuela González, diputado del PAN, expresó que la pandemia ha generado un impacto negativo en los empleos del sector hotelero y restaurantero, por lo que se deben impulsar estímulos fiscales para estas industrias que han sido severamente afectadas.

Del mismo grupo parlamentario, el diputado Ricardo Flores Suárez señaló que muchos microempresarios del ramo de alimentos y servicios se han visto muy afectados por la emergencia sanitaria y han tenido que cerrar sus negocios. Sugirió instalar una línea telefónica o en redes sociales para dar asesoría directa a esos contribuyentes.

México no tiene una cultura de pago

Al dar respuesta a las preguntas de las y los diputados, Buenrostro Sánchez destacó que en esta administración no hay privilegios para nadie ni persecución. “Todo es conforme a derecho, todo mundo tiene que cumplir y se acabaron los privilegios. Hay voluntad política para que haya piso parejo, cero privilegios y cero condonaciones; hay una estrategia para mejorar la cultura fiscal y todo con apego a derecho. No es terrorismo fiscal, porque la gente está cumpliendo. Los que se sienten amenazados y presionados son los incumplidos”.

Precisó que no hubo diferimientos para las personas morales sólo fue para las físicas. Añadió que las devoluciones han crecido en relación con 2018 y 2019; se ha pagado 48 por ciento más devoluciones que las pagadas en 2018 y 10 por ciento más que las de 2019. Lo cual significa que, del periodo de enero a mayo de 2020, se han devuelto 255 mil millones de pesos.

En el tema de las devoluciones, dijo, se están cuidando todos los mecanismos para evitar la evasión y elusión fiscal, pues ha habido abuso de los regímenes preferenciales, porque la cultura del no pago ha generado esa situación. Hoy se les está pidiendo mayor información comprobatoria y se están dando de baja a muchos contribuyentes que han abusado de estos regímenes, en padrones de la frontera norte, importadores y certificados.

Añadió que a finales del año pasado, por cada peso que se gastaba para fiscalizar, se recaudaban 60; hoy, por cada peso, se recudan 108. “Cada vez estamos abaratando más el costo de la fiscalización. Ello nos ayudará a tener más presencia fiscal e incentivar el cumplimiento”.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios