lunes, abril 15, 2024

LA COSTUMBRE DEL PODER: Aldabonazo a la transición

*¿Qué representa en el imaginario de los políticos nostálgicos la institución presidencial? Insisten en la restauración. Entierran la IV República y con ella la transición

Gregorio Ortega Molina

Ciertos aspectos del poder son más de pesadilla que de ensueño, más de horror que de contribución a las posibilidades de una vida digna, ajena a las diversas modas de represión y control.

     Siempre hay un pretexto o una justificación para limitar la libertad o convertirla en sujeto de negociación constante. El parteaguas de lo que ahora padecemos es la guerra al narco, esa violencia que lo mismo te convierte en víctima que en sicario. La Guardia Nacional es el primer paso a mayores restricciones. Habrá que reconceptuar la idea de libertad dentro de los parámetros de lo que nos venden como regeneración nacional.

     No es mala vibra en contra del nuevo gobierno, tampoco escepticismo, sino una realidad que agobia. Así lo aprecia El País:“México prepara los membretes de la nueva Fiscalía General de la República (FGR). La Cámara de Diputados ha aprobado la creación del organismo que sustituirá a la antigua Procuraduría General de la República (PGR), que dependía de la presidencia. Sin embargo, la ley, impulsada por la mayoría parlamentaria de Morena, el partido en el poder, no contempla cambios constitucionales para limitar la influencia del Ejecutivo en la designación y remoción del próximo titular de la FGR. La nueva normativa ha desatado críticas de la oposición y de Fiscalía que sirva, una coalición de 300 organizaciones que aboga desde hace dos años por un modelo de procuración de justicia que combata la crisis de impunidad que azota al país.

     “La aprobación de la ley orgánica, que ya pasó por el Senado a mediados de noviembre, destraba los escollos formales que impedían la puesta en marcha de la nueva fiscalía y era una tarea que había quedado pendiente desde que se aprobó un paquete de reformas políticas en 2014. La creación de la FGR permite que entre en la discusión de los presupuestos para 2019, prevista para finales de esta semana en el Congreso, y da visos de su nueva estructura con cuatro fiscalías especializadas: derechos humanos, delitos electorales, combate a la corrupción y asuntos internos. El nombramiento del próximo fiscal se perfila para inicios del próximo año”.

     ¿Qué significa lo anterior? Todas las impugnaciones formuladas por la izquierda y los grupos que después representaron las intereses de Morena, sólo fueron una farsa, pues de lo que se trató fue de regresar al viejo esquema en el que el titular del Ejecutivo puede determinar cómo sí, y cómo no, ha de imponerse la procuración de justicia: impunidad a la carta, pues. Así se da el aldabonazo a la reforma del Estado, la transición y la IV República.

www.gregorioortega.blog   @OrtegaGregorio

Artículos relacionados