fbpx LA COLUMNA: Spum y Suem responsables del quebranto financiero en la UMSNH | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

José Cruz Delgado

El rector Raúl Cárdenas Navarro busca salvar a la institución

Los líderes canallas proponen aumentar la inversión de por alumno

Urgente la reforma al régimen de pensiones y jubilaciones

Silvano ha cumplido con su parte

Vaya necedad de los profesores y empleados de la Universidad Michoacana al no querer entrarle al tema de la reforma de pensiones y jubilaciones, pese a que la Secretaría de Educación Pública les ha informado que no habrá rescate financiero para finales de este año hasta que no se lleve a cabo dicha reforma.

Los sindicatos han dicho que no se ocupa la reforma una reforma y se les van por la vía más fácil: Que aumente la cuota escolar para que la Casa de Hidalgo tenga recursos para pagarles a los pensionados y jubilados, quienes por cierto nunca aportaron un centavo para su jubilación, pero sí obtienen al igual que los profesores o empleados en activo todos los beneficios.

O sea que el estudiantado se “chingue”, hay que cobrarle más para tener contentos a los profesores y empleados.

¡Cínicos!

Mire usted, todas las universidades del país, excepto la UABJO y la Michoacana han realizado sus reformas de pensiones y jubilaciones, de no hacerlo pero inmediato.

Las instituciones que  como la sustitución de la jubilación dinámica, el incremento en las aportaciones al fondo de pensiones de los trabajadores en activo y de las nuevas generaciones, entre otros.

Mucho se les ha insistido que no se verán afectados, se les ha explicado con manzanas y palitos pero quien está más necio es el cacique y eterno líder del sindicato de empleados, Eduardo Tena Flores, quien por cierto ha ejercido un liderazgo de presión e intimidación entre la base trabajadora para seguirse perpetuándose en el poder.

Curiosamente este tipo ha señalado que no quiere ni ver al gobernador Silvano Aureoles Conejo, pero cuando se acaban los recursos en la Universidad Michoacana y no hay para pagarles entonces sí salen a las calles y le piden “chiche” al gobernador para intervenga ante la federación para que les de recursos para cubrir sus quincenas, entonces sí quiere entrevistarse con el mandatario.

Una cosa hay que dejar bien claro, el gobierno de Michoacán siempre ha cumplido con la parte que le corresponde con la Universidad, sin embargo, pese a los ataques del troglodita Eduardo Tena Flores, ha buscado siempre la manera de apoyar a la institución y aún piden más.

¡Descarados y sinvergüenzas!

La Universidad Michoacana se enfrenta la escasez de recursos para el mes de octubre. Entonces va a venir la lloradera de los sindicalistas porque para noviembre y diciembre no tendrá recursos para pagarles sus salarios ni sus prestaciones de fin de año, entonces van a llorar sangre si no se hace la reforma.

Ya les advirtieron las autoridades de la Secretaría de Educación Pública: “No habrá rescate financiero”

Así que bajo advertencia no hay engaño.

El rector Raúl Cárdenas Navarro está haciendo hasta lo imposible por convencerlos de que es necesaria la reforma al régimen de pensiones y jubilaciones.

La verdad que sí es de preocupación para el rector porque enfrentará un momento complicado al agotarse los recursos ordinarios en octubre, pues tendrá un déficit de casi mil millones de pesos. La Federación ha planteado que no entregará más recursos extraordinarios si no se atienden temas estructurales por ello pidió consensuar una reforma al régimen de pensiones y jubilaciones, para poder acceder a recursos adicionales.

Ojalá que los dirigentes de profesores y empleados se sensibilicen porque al final de cuentas quienes salen perjudicados son los universitarios por sus marchas y plantones y llegará el momento que los propios estudiantes organizados los sacarán de los edificios que mantengan tomados, hartos de sus necedades, aunque luego acusen de que es el Estado quien los reprime.

Creen que los alumnos no piensan, que no se cansan de sus paros y marchas, pero, reitero, llegará el momento en que serán rebasados y entonces sí van a conocer quiénes son los nicolaitas, porque el SPUM y SUEUM se dicen pero no lo son porque en los hechos han demostrado que no quieren a la institución.

Mire usted, los sindicalistas tienen el cinismo de argumentar que  el sistema de pensiones y jubilaciones no es lo que genera el déficit  financiero de la Universidad Michoacana.

Bien, la institución tiene un presupuesto anual de 2 mil 800 millones de pesos, de esa cantidad 850 millones van para los jubilados, o sea una tercera parte.

Pues bien, a los desdichados estos se les ocurrió una canallesca idea y dicen que  si se consiguen recursos de otros lados ya no habrá déficit en la Universidad y una propuesta es que  se aumente la inversión por alumno, reconocimiento financiero del bachillerato, reconocimiento financiero de las casas del estudiante, ingreso por gratuidad (que debería destinar el gobierno) y mayor austeridad.

Lo de la austeridad está muy bien, pero a toda costa quieren chingar al alumno solo para haya más dinero y les paguen en lugar de que ellos aporten para su jubilación ¡Que desfachatez!

Otro problema grave es que  en unos años habrá más jubilados que trabajadores en activo, o sea dos nóminas y las condiciones del sistema son muy bondadosas.

Comentarios

comentarios