lunes, abril 15, 2024

LA COLUMNA: El ocaso de un cacicazgo

Por José Cruz Delgado
*SE ACERCA EL FIN POLÍTICO DE LOS GAONA.
*SILVANO Y JAIME, LOS GALLOS DEL ORIENTE.
*NI QUIEN PARE LA VIOLENCIA EN MÉXICO Y MICHOACÁN.
*NI QUIEN PARE LA VIOLENCIA EN MÉXICO Y MICHOACÁN.
El diputado local del Partido del Trabajo por el distrito de Tarímbaro, Baltazar Gaona,. mejor conocido como “Baltita”, sigue lanzando dados envenenados contra el legislador federal del PRD, Mauricio Prieto Gómez, porque teme que le gane en la elección que está por venir y poner fin al cacicazgo que han impuesto la familia Gaona desde hace años a costa de dádivas, terror y compra de votos.
Hoy ese Imperio está por derrumbarse y ese es el temor que tienen los Gaona. Todo indica que Baltita no tiene memoria, pero la población tarimbense tiene memoria y no olvida que en los gobiernos de Baltazar Gaona Sánchez, varias veces alcalde, predominó el escándalo, la corrupción, el huachicoleo, las extorsiones, la inseguridad y las ejecuciones.
Hoy este gris diputado se da golpes de pecho y se siente perdonado por la 4T.
NI QUIEN PARE LA VIOLENCIA EN MÉXICO Y MICHOACÁN………….La violencia no hay quien la pare. Los hechos violentos en el país cada vez se agudizan conforme se acerca el final del trágico y corrupto sexenio de Andrés Manuel López Obrador. Sí, la 4T ha claudicado en combatir al crimen organizado y ha cedido territorio a los grupos criminales, pero no sólo eso, lo más vergonzoso es que presuntamente haya pactado con la delincuencia organizada para hacer ganar a su partido Morena dejando en sus manos gran parte del territorio nacional, además de cubrirlos con el manto de la impunidad.
Efectivamente, la estrategia de seguridad del Gobierno Federal es una negligencia criminal, donde los abrazos han sido para los delincuentes y los balazos para los ciudadanos.
Los que criticaban la violencia en gobiernos anteriores ahora guardan sepulcral silencio porque están saboreando las mieles del poder y la impunidad. Ahora les valen madre las masacres y la corrupción presidencial, se les olvidó el pueblo y se volvieron cómplices al convertirse en lacayos, Nobles, al servicio de su Alteza Emperador Andrés I.
La violencia es generalizada, ningún estado se escapa, pero más se agudizan en las entidades gobernadas por Morena donde el crimen organizado es que ordena y manda, están los casos de Sonora, Sinaloa y Michoacán, solo por mencionar algunos.
ENFRENTAMIENTOS Y BLOQUEOS EN MICHOACÁN………….La situación de inseguridad es grave en Michoacán, y tampoco nadie puede frenarla. Los delincuentes se sienten con derecho de hacer lo que quieran con impunidad por haber ayudado, presuntamente al gobernador morenista Alfredo Ramírez Bedolla a llegar a la gubernatura.
SILVANO Y JAIME, LOS GALLOS DEL ORIENTE…………..Se dice que Silvano Aureoles Conejo y la precandidata Xóchitl Gálvez firmaron la pipa de la paz, aunque en realidad no hubo distanciamiento como se dijo. Fue solo un mal entendido que en nada perjudica a la alianza Fuerza y Corazón por México. Eso se da siempre en las alianzas.
Xóchitl sabe que Silvano es pilar fundamental por su liderazgo y es indispensable para obtener el triunfo en Michoacán y el país. Pero los adversarios quisieron hacer creer que hubo rompimiento.
Por cierto, todo indica que el ex gobernador irá por la diputación federal por el distrito de Zitácuaro y creanlo o no la va a ganar. Al tiempo.
Y por si fuera poco,. también se comenta que Jaime Hinojosa Campa, alcalde de Maravatío irá por ese distrito en lo local. Ambos gallos tienen liderazgo en la región oriente, así que ambos son imparables.
En diversas entregas he comentado que Jaime es un referente dentro del perredismo y, sobre todo en su región. Dicen los que saben que si es el aspirante arrasará en las urnas con Morena y sus aliados aliados.
Ahora bien, Jesús Zambrano debe ya dejar la dirigencia del PRD, al igual que Octavio Ocampo en Michoacán, porque loas seguro es que vayan a ser candidatos a un cargo de elección popular por la vía plurinominal y que no pongan de pretexto que estamos en un proceso electoral. Octavio Ocampo, si bien no ha sido tan mal dirigente, tampoco ha sido bueno, pese a ser joven carece de carisma y liderazgo y sensibilidad. Se requiere gente con liderazgo y en Michoacán hay muchos, así que lo mejor es que ya se fuera despidiendo y que los cargos, tanto del trabajas como de Octavio sean ocupados por gente más capacitada, con más sensibilidad, para bien del perredismo.

Artículos relacionados