sábado, mayo 25, 2024

Japón inicia descarga de agua radiactiva de Fukushima

OKUMA.— La operadora de la planta nuclear de Fukushima, que resultó dañada por un tsunami, empezó este jueves a descargar en el océano Pacífico su primera remesa de agua radiactiva tratada, un plan calificado como seguro por Tokio y la agencia reguladora de la ONU, pero duramente criticado desde China.

⇒ La descarga de alrededor de 540 piscinas olímpicas de agua radiactiva durante décadas en el Océano Pacífico es un paso importante para desmantelar la central, todavía muy peligrosa, 12 años después de uno de los peores accidentes nucleares de la historia.

Un video en directo, retransmitido por el operador de la planta TEPCO, mostró a los ingenieros de la empresa trabajando en ordenadores mientras un responsable informaba, después de una cuenta atrás, que “se están abriendo las válvulas cerca de las bombas de trasvase de agua”. 

Antes de la puesta en marcha de la operación, una decena de personas se manifestaron junto a la planta nuclear y otro centenar en la sede de TEPCO en Tokio. “Es como lanzar una bomba atómica al océano. Japón es el primer país que fue atacado con una bomba atómica en el mundo y el primer ministro tomó esta decisión“, lamentó Kenichi Sato.

Además, grupos de pescadores japoneses temían que esta acción causara más daños a la reputación de sus productos; sin embargo, las autoridades chinas prohibieron importar pescado y marisco de Japón. El veto comenzaba de inmediato y afectaba a todos los “productos acuáticos”; esto, como una forma de garantizar “la salud y la seguridad alimentaria de nuestro país”.

Tras el anuncio de China, el presidente de TEPCO, Tomoaki Kobayakawa, dijo que la compañía se preparaba para indemnizar de forma apropiada a los empresarios japoneses por el veto a la exportación impuesto por “el gobierno extranjero” debido al derrame de aguas. Además, dijo que haría todo lo que pudiera para ofrecer explicaciones científicas sobre la operación para que el veto se retirase lo antes posible.

Tres de los reactores de la central Fukushima-Daiichi en el noreste de Japón se fusionaron después de un fuerte terremoto y tsunami que mataron a 18 mil personas en 2011. Desde entonces, TEPCO ha recogido más de 1.3 millones de metros cúbicos de agua radiactiva, almacenados en mil contenedores de acero.

Según la empresa, su capacidad está al límite y necesita hacer espacio para quitar el combustible nuclear y los escombros de los reactores destruidos. TEPCO asegura que este líquido se sometió a un tratamiento para eliminar todos los radioisótopos a excepción del tritio, que se encuentra en niveles inocuos y más bajos de los que liberan las centrales nucleares operativas, incluido en China.

“Cuando se libere en el Pacífico, el tritio se diluirá en un vasto cuerpo de agua y rápidamente llegará a un nivel de radioactividad que no difiere del agua de mar normal“, indicó Tom Scott, de la Universidad de Bristol en Inglaterra. “Por lo tanto, supone un riesgo muy pequeño y el riesgo disminuye con el tiempo“.

Te recomendamos:  

Japón derramará más de un millón de litros de agua tratada al mar de la planta nuclear de Fukushima

AM.MX/dsc

Redacción/dsc
Redacción/dsc
Periodista en crecimiento; siempre buscando algo que contar.

Artículos relacionados