fbpx ISEGORÍA: ¿Es posible un gobierno para dos? | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

Sergio Gómez Montero*

Mi imagen al revés reflejada en el agua

y el alma separada de mi cuerpo

F. de A. Fernández:”Atrapado”

 

Hace días, a un grupo de militantes de Morena les tocó escuchar una interesante conferencia, parte de un curso, del doctor Enrique Dussel sobre el dilema de los gobiernos contemporáneos que tienden a ser involuntariamente, por desconocimiento del marxismo, encabezados por partidos populistas, lo que conduce a los movimientos sociales que encabezan a fracasar como movimientos sociales que buscan reivindicar los verdaderos intereses de los sectores más desprotegidos de la sociedad. Triste historia, pues, la de los gobiernos de Lula, Cristina Fernández, Macron, Correa y según hasta hoy hacia allá tiende mucho el gobierno hoy de Morena por su fluctuación entre el populismo y un izquierdismo que no termina de definirse y que lo ubica fluctuando de continuo entre un respeto a un derechismo muy influyente en él y un izquierdismo que se resiste a ser arrasado, lo cual hace que sea calificado de populista, por aquello que desconoce, en la práctica, al plustrabajo.

Es cierto, entre nosotros, somos aún la gran mayoría los que seguimos creyendo en López Obrador, pero eso no nos libra de caer en el populismo dado que aún no logramos conocer a fondo cómo está operando, como dice Dussel, en el interior del capitalismo que no desaparece y que parece dominar en los esbozos de gobierno de López Obrador, que bien que mal opera paralelo al gobierno neoliberal priista que fenece. Y ése es el dilema que en la vía de los hechos le va toca enfrentar al gobierno que ya formalmente asumirá la conducción de la Nación. Tarea nada fácil ni sencilla la anterior. Hoy Macron la vive entre crisis cotidianas. Los gobernantes sudamericanos mencionados no superaron las crisis y fueron derrocados. ¿Cuál será el futuro entonces del próximo gobierno del país?

Son múltiples las deudas que hay que pagar y que ocultan precisamente el plustrabajo al cual el doctor Dussel se refiere, entre otras cosas. Porque allí están los 43 desaparecidos por el ejército y la policía en Ayotzinapa, y la reforma educativa que dejó sin trabajo unilateralmente a miles de maestros, ¿y los cerca de 30 mil desaparecidos dónde están? ¿Y quién va a contestar por el país que está en bancarrota; nadie va a pagar por él? ¿Y de la deuda que deja el gobierno neoliberal nadie va a decir nada? En política no hay inocentes por más que uno tenga buen corazón; en ella siempre hay culpables y si no se cobran las culpas es que se está ejerciendo un mal gobierno o se está ejerciendo un gobierno populista.

El dilema, pues, no es sencillo, pero es claro: o gobierno populista o gobierno del pueblo y para el pueblo. Es cosa pues de elegir.

*Profesor jubilado de la UPN

gomeboka@yahoo.com.mx

Comentarios

comentarios