viernes, abril 19, 2024

Inflación se desacelera en primera quincena de 2019

Inflación a la baja. Foto: Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO, 24 de enero (AlMomentoMX).— La inflación en México se desaceleró en los primeros 15 días del año, pese a que los analistas esperaban una aceleración debido a un incremento en el precio de los productos agropecuarios; estos aumentos fueron contrarrestados con la disminución en los precios de las gasolinas, el gas LP y el transporte aéreo.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación de 0.11 por ciento en la primera quincena de enero, con lo que la tasa de inflación anual se ubicó en 4.52 por ciento, dato menor al 4.66 por ciento registrado en la segunda mitad de diciembre, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El resultado fue contrario al pronóstico de analistas consultados por la agencia Reuters, quienes esperaban una ligera aceleración de la tasa a 4.69 por ciento. Por su parte, analistas consultados por Bloomberg anticiparon una variación de los precios de 4.67 por ciento.

Durante la primera quincena de enero, los energéticos que más suelen ‘pegarle’ a la inflación reflejaron una disminución de precios, como fue el caso de la gasolina Magna y Premium, que presentaron una reducción de 1.44 y 1.54 por ciento, respectivamente.

Otros productos en los que se observó una disminución de precios fueron: el transporte aéreo (-30.56 por ciento), el tomate verde (-21.58 por ciento), el gas doméstico LP (-2.03 por ciento), los servicios turísticos en paquete (-9.64 por ciento) y los hoteles (-4.92 por ciento).

En contraparte, los productos que más incidieron en el aumento de precios fueron el chile serrano con un incremento de 46.56 por ciento, la cebolla con un aumento de 15.33 por ciento;  otros chiles, con 8.41; plátanos, con 5.26 por ciento, y el jitomate, con 3.06 por ciento.

Por agregados, el componente subyacente —que excluye bienes y servicios más volátiles como agropecuarios y energéticos—, llegó a 0.08 por ciento quincenal y 3.64 por ciento a tasa anual, lo que representó una disminución en comparación de 3.73 por ciento registrado durante la segunda quincena de diciembre.

Por otra parte, el componente no subyacente —que comprende los precios de bienes y servicios que son influenciados por factores externos como el clima o los mercados internacionales—, tuvo una variación de 0.19 por ciento quincenal y 7.31 por ciento anual, con lo que hiló su tercera quincena a la baja.

AM.MX/dsc


Artículos relacionados