martes, febrero 27, 2024

Personal médico en hospital de Chetumal tiró “por accidente” a un bebé de la incubadora

QUINTANA ROO.- Obeed Castillo, padre de un menor de apenas seis días de nacido, denunció ante la Fiscalía General de Quintana Roo que el personal médico del Hospital Materno Infantil Morelos en Chetumal cometió un acto de negligencia al dejar caer a su bebé y ocasionarle una lesión por traumatismo craneoencefálico.

El menor nació el pasado 2 de septiembre a las 18:00 horas, sin embargo, pasada la media noche el subdirector del nosocomio le notificó a los padres que el bebé nació con Síndrome de Down, diagnóstico que no había sido detectado durante el control prenatal.

El caso fue retomado por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo) por presunta negligencia del personal del nosocomio ya que el diagnóstico que se le dio a los padres no fue verídico pues el recién nacido cayó de una incubadora, lo que le provocó dos fracturas en la cabeza que le ocasionaron un coágulo en el cerebro que pone en riesgo su vida.

El padre denunció los hechos luego de que el personal del hospital se negó a trasladar al bebé a otro nosocomio en Mérida; luego de que una tomografía mostró dos fracturas en la cabeza del menor y el personal del nosocomio reconoció el incidente.

Este 8 de septiembre se dio a conocer que el personal médico que atendió el parto de la recién nacida lesionada fue cesado de su cargo pues las investigaciones del caso revelaron que la caída de la infante se debió a la ruptura de una incubadora que ya había sido reportada, sin que el director del nosocomio, Juan Ezequiel, atendiera la demanda.

Durante una declaración los médicos despedidos argumentaron que el accidente no ocurrió durante el parto, sino horas después, cuando la recién nacida descansaba en una incubadora, cuya base se rompió y cayó de cabeza contra el piso.

La trabajadora social del caso informó que los médicos son egresados de la Universidad de Quintana Roo y su cédula profesional apenas está en trámite; aunque ellos pretendieron responsabilizar al enfermero que se encontraba de guardia en ese momento.

Imagen

Hasta ayer la Secretaría Estatal de Salud (Sesa) se pronunció al respecto, sin embargo, si se comprueba que la caída de la menor fue el resultado de la omisión y desacato de las autoridades, podría derivar en destitución de funcionarios y hasta procedimiento judicial.

Por ahora, el menor ya fue trasladado a un hospital de Mérida.

 

Continúa leyendo: 

 

Andrés Manuel reconoce que la situación en Tula es “grave”

 

AM.MX/vgs

Artículos relacionados