fbpx El estado de Guerrero entre las entidades con mayor trata de personas | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de agosto (AlmomentoMX).-  El segundo delito más importante en nuestro país es la trata de personas, desplazando incluso al narcotráfico. El estado de Guerrero es una de las entidades donde se detectan altos índices de explotación sexual y laboral.

Así lo dio a conocer Rosa Pérez Martínez, directora de la Coordinación General de Formación y Políticas Píúblicas de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra), durante la conferencia “Aspectos Generales de la Trata de Personas”.

La funcionaria federal  informó que a pesar de que no existen estadísticas relacionadas con este delito en el estado de Guerrero, aceptó que persisten “usos de costumbres”, como la venta de menores para matrimonios forzados o serviles.

Mencionó que la oficina contra la droga y el delito de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), realiza cada año un diagnóstico acerca de la situación de trata de personas en México, mismas que estarán por emitirse.

Algunos de los obstáculos que encontraron quienes realizaron el diagnostico fueron: la falta de denuncia de parte de las víctimas, las actitudes negativas de las propias autoridades para proporcionar información y vulnerabilidad de las víctimas implicadas, entre otros factores.

México es un lugar de origen, tránsito y destino para la trata, las zonas fronterizas del norte y sur del país son los lugares en donde más se enfoca el delito, derivados e su posición geopolítica, y la migración unidireccional hacia el norte. A ello se suman los trabajos forzados en estados como Chiapas, Chihuhua y Baja California.

El estado de Guerrero continúa figurando en este tema, debido a los ya conocidos “usos y costumbres”, ejercidos en muchas comunidades indígenas, donde se continúan dando los matrimonios forzados o serviles, que consisten en intercambiar a niñas de 10 o 12 años, por objetos, animales o incluso hasta por cerveza.

En estas comunidades, las niñas son ofrecidas en matrimonio servil, en el que tienen que atender al “marido”, en todo lo que se le ofrezca, las casan con personas muy adultas, “esa es otra modalidad de la trata de personas”, refirió Pérez Martínez.

AM.MX/kcc

Comentarios

comentarios