fbpx Guardianes del agua ofrecen ceremonia equinoccial en las Aguas Termales y Medicinales del Peñón de los Baños | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

 

Por: David Somellera

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de abril (AlmomentoMX).- En uno de los sitios más antiguos de la Cuenca de México, conocido hoy como Pueblo del Peñón de los Baños, se llevó a cabo una ceremonia de inicio de la primavera.

La invitación la hizo uno de los guardianes de las aguas del Peñón; el profesor Jorge Espinoza, quien trabaja como administrador de las Aguas Termales y Medicinales. A este evento llegaron alrededor de 60 personas entre ellos vecinos e interesados en la vida de este inmueble histórico, ubicado en la Calle Blvd. Puerto Aéreo 465 en la delegación Venustiano Carranza.

El día de ayer el señor Espinoza obsequió a los visitantes baños gratis para que después de la danza ritual se dieran un remojón para revitalizarse y reprogramarse en esta nueva estación entrante.

El ritual sucedió justo en medio del inmueble histórico que se encuentra resguardado por una unidad habitacional de departamentos de 4 niveles. En la planta baja se encuentra la Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe que se acabó de construir hacia 1765.

En esta planta baja también se encuentran las instalaciones de los baños del Peñón en donde los visitantes pueden bañarse con las aguas salitrosas, alcalinas y sulfurosas que salen de una estructura que se  encuentra en medio del patio del inmueble histórico. De ahí sale el agua entubada directo a las tinas a una temperatura de 44.5º centígrados.

El lugar se puede considerar como un museo de sitio, ya que en este espacio se encuentran en exposición las piezas que el señor Espinoza encontró en la parte de atrás de la Capilla del Peñón, además de mostrar también mapas, reconocimientos y diversas antiguallas.

Detalle de los pies del Cristo del peñón.

La Capilla del Peñón como la conocen los vecinos fue construida en el siglo XVII, los españoles colocaron este edificio de oración según se cuenta encima una estructura mexica, dedicada al parecer a Huitzilopochtli.

El Peñón según el mexicanista Víctor García Colín, es uno de los sitios en donde los antiguos mexicanos recibían al sol en uno de sus momentos de alumbramiento, por lo que los lugares que tienen un espacio para recibir al sol como este, se llaman casas de sol o “tonalcalli”.

Para el señor García Colín el cambio de estación tienen que ver con los alineamientos cósmicos con los que está relacionada la tierra “estas ceremonias simbolizan el cambio de piel de la tierra, son ritos de curación, en este día los antiguos mexicanos se curaban de las enfermedades de la piel” aseguró el mexicanista. De hecho el ritual de ayer cerró con una limpia curativa colectiva que realizó uno de los involucrados el señor Juan Carlos López y uno de los danzantes quienes barrieron a los presentes con agua y yerbas de manzanilla.

Se dice que el Peñón fue el último lugar en donde se establecieron los mexicas antes de llegar a Chapultepec. Las casas de sol, también se pueden entender como casas del alma, de las adivinanzas, de sacrificios y ofrendas.

El cambio de estación para las culturas mesoamericanas era un momento muy importante, estos ritos también pueden llamarse como ceremonias de sobrevivencia las cuales están enfocadas en la petición de lluvias que es lo que permite la actividad de la agricultura.

De tal forma que este tipo de ritos de la fertilidad iban dedicados a la tierra y al agua, gracias a estos elementos es que se lograba el sostenimiento de las culturas agrícolas.

En muchos sitios de México y de América estos ritos de fertilidad se realizan siempre contagiados de los estilos de vida actuales. Estas acciones rituales intentan atraer buenos tiempos para poder recoger los alimentos que son el sustento humano.

A este sitio llegaban en canoas a curarse desde tiempos prehispánicos los enfermos del vasto territorio de la Cuenca de México. Según cuentan durante la Colonia llevaban también en canoas a los enfermos de los primeros hospitales que se levantaron en el centro de la ciudad novohispana.

Las aguas eran también recomendadas por los clérigos que siguieron el camino de los sacerdotes mexicas de curar los diversos padecimientos con estas aguas mineralizadas.

En la época del Virreinato la Capilla del Peñón funcionaba como un oratorio para los enfermos que se alojaban en este recinto. La antigüedad del uso de estos baños es incierto sin embargo un dato interesante es que se tiene conocimiento de que en el barrio de los Reyes, uno de los 3 barrios del Pueblo del Peñón, en la calle de soles, fue que se encontraron en 1957 los restos fósiles de una persona que está catalogada como la “mujer del peñón”. Por pruebas de radiocarbono-14 la osamenta fosilizada tiene una antigüedad de 13,000 aproximadamente.

Músicos del grupo de danza Xochipilli 5 flor.

El ritual de la agricultura en acción

En este día el cambio de estación se empieza a dar desde que salen los primeros rayos del sol, hasta que se mete este astro solar. En este recinto el ritual comenzó desde que llegaron los músicos para ambientar el espacio, y comenzaron a poner las diversas ofrendas.

El señor Juan Carlos López poniendo la ofrenda para el agua afuera de la bomba que lleva el agua hasta las instalaciones de los baños.

El señor Juan Carlos López fue quien dirigió en varios momentos la ceremonia, también fue él quien puso una ofrenda de semillas en la parte de afuera de la bomba de donde sale el agua medicinal. Según Juan Carlos para los antiguos mexicanos el día de ayer fue el día 4 agua del año 6 conejo “nahui atl chikuace toxtli”.

Símbolo del agua
Símbolo del conejo

La ofrenda de flores se puso en medio del patio central, esta es una metáfora del micro cosmos que forma parte de la cosmovisión mexicana que tienen aún los pueblos originarios de nuestro territorio. Al centro de la ofrenda había una copalera que simbolizaba el centro y simbolizados con paliacates estaban los 4 puntos cardinales.

El oriente es el color rojo y representa a Xipe-totec, el poniente es de color blanco y representa a Quetzalcóatl, el norte es negro y representa a Tezcatlipoca, el sur es de color azul y representa a Tláloc.

Una vez que se terminó la ofrenda de flores y frutas, los invitados se colocaron en fila para pasar alrededor de esta ofrenda. El personal de los baños regaló una fruta y una flor a cada uno de los presentes.

Al inicio de la ceremonia un hombre testimonió que él estaba ahí por una manda ya que tuvo una enfermedad por cuatro años pero que se entregó al uso de estas aguas con lo que había logrado curarse, su manda iba hacia el cristo del peñón que se encuentra  adentro de la Capilla.

El señor  Juan Carlos López colocó a los participantes alrededor de la ofrenda alternando un hombre y una mujer.  Fue él quien inició la ceremonia con la copalera en mano saludando a los 4 rumbos.

Un danzante apoyado con la música de los ritualistas realizó un par de danzas que fueron seguidas por los invitados que en todo momento llevaron la fruta y flor que les regalaron en alto.

El señor Juan Carlos López limpiando con la copalera

Una mujer del grupo de danza Xochipili 5 flor que iba vestida de verde, cantó para la ocasión e involucró a los invitados para generar un canto general, para que los presentes se sacudieran la energía negativa, y que los cantos alcanzaran a los seres o deidades que permiten la fertilidad como es el agua.

La cantante en color verde y la señora Ortíz Juárez con vestido blanco y rebozo amarillo.

Una de las mujeres que formaron parte de la ceremonia regaló una breve entrevista a este medio, misma que transcribo para compartir al lector la sana y auténtica visión de una participante e interesada en la vida de este lugar:

¿Cuál es su nombre?

Silvia Ortíz Juárez, soy Ortíz por Josefa Ortíz de Domínguez y soy Juárez por Benito Juárez ese es mi linaje.

¿Cuántos años tiene que viene aquí al peñón en esta fecha de cambio de estación?

Es mi primera vez.

¿Usted pertenece a algún grupo de mexicanistas?

Sí claro, pertenezco al grupo de nuestros antepasados. Soy parte de los abuelos que conforman la gran Tenochtitlán.

¿Cómo ha visto el ritual del día de hoy para la fertilidad?

El equinoccio nos regala esta fuerza maravillosa que es el esplendor de toda la naturaleza, que es la primavera. Estamos reunidos para que el cosmos nos de esa fuerza, para que podamos iniciar un nuevo periodo de vida de luz y de amor.

¿Cómo cree que estos ritos pudieran ayudar a mejorar un país tan lacerado por la violencia y falta de espiritualidad?

Donde hay un mexicano hay fuego y eso es lo que nos mueve,el fuego es sagrado que es lo que mueve a este bendito país. Aquí es el México de todos los tiempos, aquí en México es la cuna de las culturas ancestrales. Venir aquí es nada más y nada menos que atenderse la salud física, mental y espiritual.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios