martes, febrero 27, 2024

Google celebra el natalicio de Alfonso Caso, un titán de la arqueología mexicana

Ciudad de México.-  El gigante tecnológico Google conmemora hoy el 128º aniversario del nacimiento de Alfonso Caso, un arqueólogo e historiador mexicano que dedicó su vida a desentrañar los misterios de las culturas precolombinas de su país.

El doodle de hoy presenta una colorida representación de Caso junto a algunos de los tesoros que descubrió durante su ilustre carrera. Entre ellos, se destaca la Tumba Siete de Monte Albán, un hallazgo que revolucionó la comprensión de la cultura zapoteca.

Nacido en la Ciudad de México en 1896, Caso se graduó como abogado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Sin embargo, su pasión por el pasado de México lo llevó a explorar el campo de la arqueología, donde rápidamente se convirtió en una figura prominente.

Su meticuloso trabajo en Monte Albán no solo reveló la riqueza de la civilización zapoteca, sino que también estableció una cronología precisa de su desarrollo. Además, Caso se dedicó al estudio de otras culturas mesoamericanas, como los mixtecas, descifrando su sistema de escritura y aportando luz a su historia y tradiciones.

Más allá de sus logros académicos, Caso también se desempeñó como director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y como rector de la UNAM. Su incansable labor por promover la investigación y la educación en México lo convirtió en un referente intelectual de su época.

El legado de Alfonso Caso continúa inspirando a las nuevas generaciones de arqueólogos e historiadores. Su meticulosidad, su pasión por el conocimiento y su compromiso con la difusión del patrimonio cultural de México lo convierten en un gigante de la arqueología, no solo de su país, sino del mundo entero.

En el doodle de hoy, Google rinde homenaje a este ilustre mexicano, recordándonos su invaluable contribución al conocimiento de nuestro pasado y su incansable labor por preservar la riqueza cultural de México.

La Tumba Siete de Monte Albán

El 9 de enero de 1932, mientras excavaba en la Gran Plaza de Monte Albán, Alfonso Caso y su equipo se encontraron con una entrada sellada que prometía grandes descubrimientos. Al excavar cuidadosamente, se encontraron con la Tumba Siete, una cámara rectangular que permanecía intacta desde el siglo XIII d.C.

Al abrir la tumba, se desveló un tesoro invaluable: más de 400 objetos de oro, plata, jade, cerámica y otros materiales preciosos. Estos objetos, incluyendo pectorales, collares, brazaletes, vasijas, figurillas y ornamentos, no solo adornaban al difunto, sino que también narraban historias sobre la vida, la muerte, las creencias y la organización social de la élite zapoteca.

Hoy en día, la Tumba Siete de Monte Albán es un sitio de gran importancia para la arqueología mexicana y un símbolo del rico patrimonio cultural del país. Los objetos encontrados en la tumba se exhiben en el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México, donde miles de visitantes pueden admirar la magnificencia de esta civilización ancestral.

 

AM.MX/CV

Artículos relacionados