fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.- Las altas cifras de corrupción en el país prevalecen al grado que la tasa de población que tuvo contacto con algún funcionario público y experimentó un acto poco ético fue de 15 mil 732 personas por cada 100 mil habitantes en el país, siendo las mujeres las que más incurren en esta práctica al realizar un trámite, según datos de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2019.

“El Gobierno habla de este tema como si solo se tratara de ‘eficiencia’ en la administración, de capturar delincuentes, pero si esta situación no se ataca desde la ética, el cambio en los valores en el país y su formación en las personas, de poco servirán los demás esfuerzos para combatir la corrupción. Hay que hacer un mindset en la creencia de que somos corruptos y debemos aceptar ese sistema”, advirtió Fernando Senties, director general de la consultora en ética organizacional, AMITAI.

De acuerdo con Transparencia Mexicana y Transparencia Internacional, en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2019, México obtuvo una calificación de 29 puntos. A nivel global, cada año se paga más de un billón de dólares en sobornos y se pierden 2.6 billones de dólares en corrupción, equivalente al 5% del PIB global.

El autor del libro La Ética en el Combate a la Corrupción, agregó que es importante que la implementación de leyes y sanciones anticorrupción continúen expandiéndose y evolucionando a nivel internacional, de manera que se puedan adoptar las mejores prácticas.

Además, se necesita robustecer las acciones sociales con las personas, en aspectos tan básicos como hablar de este tema en las escuelas y los padres de familia, en lugar de incrementar las regulaciones “que no llegan ni a ejecutarse”, dijo el consultor.

Un primer paso para generar cambios de largo plazo en México es que la información y las actividades corporativas se muevan en un entorno de más transparencia. “Si hay un nivel de escrutinio importante por parte de redes sociales, empleados, medios, se obliga a un grupo a actuar como si estuviera dentro de una pecera de cristal”, precisó el también fundador de la Asociación Mexicana de Profesionales en Ética y Cumplimiento (AMPEC).

Falta de talento anti-corrupción

De acuerdo con Fernando Senties, otra realidad es que durante los próximos cinco años, una cantidad importante de empresas adoptarán este tipo de enfoque, es decir, por convicción u obligación darán prioridad a la ética y la transparencia. No obstante, se necesita gente, y hoy no se cuenta con suficiente talento para integrar estrategias, controles, planes de administración de riesgos y cumplimiento —incluyendo las regulaciones anticorrupción— en un solo modelo.

Aseguró que fomentar una cultura ética también depende de las generaciones. Los millennials, por ejemplo, suelen hablar de la importancia de hacer la diferencia en la sociedad con su trabajo. El reto es empoderar a los empleados para hacer lo correcto, solo de esa manera se tendrán organizaciones cada vez más reconocidas como éticas, transparentes y bien administradas, generando así confianza.

Añadió que la capacitación de personal es vital porque con la cantidad de leyes, reglamentos y políticas que cambian frecuentemente, “es casi imposible que cualquier persona pueda estar al día en cada uno de ellos, y eso reduce la capacidad para prevenir problemas de ética en diversos niveles”.

La inteligencia artificial (IA), aseguró, está empezando a hacer mejor el trabajo de evaluar situaciones deshonestas o de riesgo, pero este factor no puede hacer la transformación cultural en las organizaciones.

El directivo añadió que un elemento clave para la optimización de procesos anti corrupción será -precisamente- explotar el potencial de la inteligencia artificial (IA), lo que traerá mejoras en la velocidad, eficacia y efectividad de las estrategias y procesos de cumplimiento. Para estas acciones es que se necesita preparar al talento —propuso el autor—.

A propósito de estos temas, el próximo 24 de septiembre se llevará a cabo del 2° Congreso de Ética y Cumplimiento Empresarial, en el que se abordarán temas como: “Lavado de Dinero y Combate a la Corrupción”, “Percepción de Corrupción de México en la 4T”, “Human Compliance: La Nueva Tendencia Post-Covid-19”, entre otros.

Se contará además, con la participación de Santiago Nieto, titular de la UIF de la Secretaría de Hacienda; Eduardo Bohórquez de Transparencia Mexicana y la senadora Xóchitl Gálvez, entre otros especialistas.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios