martes, febrero 27, 2024

Estrategia de renta fija: una mayor reducción del riesgo de las carteras de crédito

CIUDAD DE MÉXICO.- Hemos rebajado la calificación del segmento de alto rendimiento en euros a infraponderado, ya que el deterioro de la dinámica del crédito ejercerá una presión adicional sobre los balances más débiles, lo que no se refleja completamente en los diferenciales de crédito en este momento. Nos apegamos a nuestra estrategia de renta fija de reducir el riesgo de las carteras de crédito y preferimos deuda de calidad dado el atractivo rendimiento (real).

Tras nuestra rebaja del segmento de alto rendimiento en dólares el mes pasado, ahora hemos agregado el segmento de alto rendimiento en euros a nuestra lista de menos preferidos y continuamos con nuestra estrategia de reducir el riesgo de las carteras de crédito. Reconocemos que el índice de alto rendimiento en euros tiene más peso en las empresas mejor calificadas en comparación con su contraparte en dólares, que es una de las razones por las que primero bajamos la calificación del segmento de alto rendimiento en dólares. Sin embargo, la dinámica crediticia en los mercados desarrollados se está debilitando rápidamente, lo que justifica una postura más cautelosa sobre el riesgo crediticio en general.

La Encuesta de Préstamos Bancarios del Banco Central Europeo (BCE) más reciente, publicada trimestralmente, muestra no solo un endurecimiento de los estándares crediticios de los bancos, sino también una desaceleración sustancial en la demanda de préstamos, tanto de empresas como de hogares. Mientras tanto, nos enfrentamos a una inflación subyacente obstinadamente alta (retrógrada) en el viejo continente y a un proceso de desinflación todo menos suave.

El BCE reconoce las señales de las encuestas y los datos crediticios más prospectivos, como se señaló en el comunicado de política monetaria de la semana pasada, pero la función de reacción del banco central “totalmente dependiente de los datos” también pone un peso material en la inflación actual. Además, el estrés bancario actual, incluso si se centra específicamente en los bancos regionales de EE.UU., es en última instancia, una desventaja para las empresas con balances corporativos más débiles a nivel mundial, ya que les resulta más difícil refinanciar la deuda que vence.

Desde una perspectiva de valuación, no vemos diferenciales de crédito en estos niveles descontando un escenario más adverso. Por lo tanto, hemos rebajado la calificación del segmento de alto rendimiento en euros a infraponderado y favorecemos la deuda corporativa con bajo grado de inversión en euros, es decir, los bonos con calificación BBB, en los mercados de bonos en euros en este momento.
AM.MX/fm

Artículos relacionados