sábado, marzo 2, 2024

Estado de los ESTADOS

Lilia Arellano

“Nada más triste que el espectáculo
de un país que por temor soporta un
gobierno detestado”: André Maurois

Repudian 4T; promueven y delinean nuevo gobierno
“Plan B” antesala del caos y la violencia en elecciones
Antes que la Corte, el Senado puede enderezar el barco
“Fiscala” Godoy, culpa a trabajadores de “incidentes”

Ciudad de México, 30 de enero de 2023.- La sociedad mexicana da claras muestras de hartazgo, se ha llegado al límite de la paciencia, porque no solamente son las cifras de fallecidos por una imparable ola de violencia sino por la irresponsabilidad con la cual maneja el sector salud y se han propiciado más de un millón de muertos a partir del día en el cual López Obrador asumió la presidencia de la República. Por si no fuera suficiente está el reclamo de 120 mil familias de desaparecidos, de quienes andan buscando en cada descubrimiento de fosas clandestinas a sus hijos, esposos, sobrinos, padres. Aparece fortaleciendo este sentimiento de rechazo total la impunidad reinante y los pactos no escritos con las organizaciones criminales a cambio de apoyo en los procesos electorales; del estancamiento económico y la ampliación de la pobreza; de la pérdida de bienestar social; de los retrasos en salud y de la persistente protección, ahora, en el círculo cercano del inquilino de Palacio Nacional.
Los ciudadanos, los más de 50 millones que no votaron por el tabasqueño más quienes lo hicieron por sus opositores, pugnan por un cambio de administración, de régimen, piden desechar la Cuarta Transformación (4T) y cambiarla por un gobierno realmente preocupado por la nación y no por los caprichos del macuspano. Este gobierno no da para más y se unen esfuerzos por darle fin y no permitir un mandato transexenal en la persona de alguna “corcholata” de AMLO, trátese de quien se trate dentro de las mencionadas, al estar ciertos de representar cualquiera de ellos la prolongación del lopezobradorismo, de ser, desde ahora, los visibles títeres, cuyas cuerdas se muestran para que se entienda de una vez y por todas quien seguirá mandando, “pésele a quien le pese”.
Políticos, empresarios, artistas, intelectuales, líderes sociales, entre otros, lanzarán este lunes una iniciativa para cambiar el rumbo del país “sin exclusiones ni rencores”, como hasta la fecha ha imperado y terminar con el predominio de una sola voz de mando, la del presidente Andrés Manuel López Obrador. El gobierno actual, acusan, se comunica y construye con la mentira y la negación de problemas y hay intentos de instaurar un régimen unipersonal que someta a los ciudadanos. La democracia está en riesgo, advierten. Entre los redactores del documento titulado “Un punto de partida” se encuentran Cuauhtémoc Cárdenas, Francisco Labastida, el empresario Carlos Salazar, Clara Jusidman, Patricia Mercado, Diego Valadés, Dante Delgado, Salomón Chertorivski y Patricia Galeana. Han apoyado la iniciativa científicos y académicos como Francisco Bolívar Zapata, Fernando Gabilondo, María Elena Medina Mora, Francisco Barnés y José Woldenberg, entre otros. Pero el respaldo es de millones de mexicanos.
El diagnóstico de este grupo de destacados ciudadanos es: la economía está derrumbada, el combate a la pobreza está en franco retroceso, y se está en “el umbral de un Estado ingobernable”, con la preocupación de lograr, ante la omisión gubernamental, se inserte el crimen organizado en los procesos electorales y en las estructuras del poder público. La democracia está en riesgo, el Estado es omiso ante la violencia, el crimen y la violación de derechos humanos; hay un legislativo abyecto; se impulsa la militarización, la destrucción de instituciones; se inhibe la inversión y el crecimiento económico es cero, destacan.
Hoy llaman a atender el producto de un arduo trabajo, llevado a cabo en largas, prolongadas reuniones entre personalidades de diverso signo y actividad. La confluencia ha sido denominada Colectivo por México. Proponen acotar al presidente López Obrador, fortalecer las instituciones autónomas, impedir el manejo discrecional del presupuesto, impulsar la inversión del 28% del Producto Interno Bruto (PIB), dejar de subsidiar combustible; y priorizar la salud, la educación y la seguridad. “Vivimos un Estado omiso ante el cumplimiento de sus obligaciones, que concentra el poder con autoritarismo y discrecionalidad, que se militariza, que destruye instituciones con una democracia bajo acecho y con grandes ineficiencias.
“Hoy falta gobernabilidad, tenemos un gobierno que no es responsable ni plural, que no ofrece certidumbre y sin autonomía e independencia judicial total y con un Poder Legislativo en gran parte sometido y abyecto. Las políticas de inversión y las cuentas públicas, así como los programas de gobierno son un desastre”, sentencia el documento, cuyo propósito es configurar un liderazgo ciudadano plural y pone énfasis en terminar con la polarización y escuchar a voces plurales. Propone para corregir la ruta acotar las facultades del presidente, elevar el crecimiento económico anual al 5 por ciento o más, llevar la inversión total a un mínimo del 28 por ciento del PIB y priorizar inversión y gasto en salud, educación y seguridad.
“La productividad social y económica del gasto público es ridículamente baja e, incluso, negativa”. Se cuestiona la viabilidad de las megaobras del actual sexenio. El AIFA “sólo transporta al uno por ciento de los pasajeros que utilizan el “Benito Juárez” de CDMX. La refinería “Dos Bocas” costará más del doble del presupuesto original y 13 veces más que la de Deer Park, “con la misma capacidad, y aún se desconoce cuánto producirá y a qué costo”. El Tren Maya será caro y durante varios años no cubrirá ni siquiera gastos de operación, establece. “Este será un sexenio de crecimiento cero, lo terminaremos con un deterioro significativo en el PIB per cápita y con la peor distribución del ingreso de que se tenga memoria”.
GOBERNABILIDAD EN RIESGO
El riesgo de un maximato es latente y organizaciones de la sociedad civil se alinearon para defender la democracia, el voto libre y unas elecciones transparentes sin intervencionismo desde la cúpula del poder. Más de 80 organizaciones de la sociedad civil y colectivos de diversos orígenes, en una carta dirigida a la opinión pública, al Congreso de la Unión y a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), manifestaron su rechazo a la reforma electoral de AMLO y que podría ser votada por simple mayoría en el Congreso en las próximas semanas. Estos colectivos destacan su preocupación de aplicarse el “Plan B” de reforma electoral pues los cambios propuestos provocarán daños a la limpieza de las elecciones y de la autenticidad del sufragio. Ese daño al derecho político fundamental del voto será el resultado irremediable de aprobarse dicha iniciativa.
También los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) Lorenzo Córdova y Ciro Murayama han advertido: se amenaza al voto libre y se abren las puertas a situaciones de violencia. La pregunta es: ¿a quien beneficiaría la violencia en plena jornada electoral? ¿quién resultaría favorecido si no se abre el 20 por ciento de casillas, como consecuencia de los recortes y despidos de quienes están capacitados para toda la logística de la jornada? El “si pierdo arrebato” se presienta, se prevé, se nota como estrategia y hace las veces de otro perverso y siniestro Plan B. “Si las reformas eran para evitar el conflicto, esta reforma antidemocrática propicia el conflicto”, advirtió Murayama, quien consideró “el “Plan B” una decisión de una mayoría a la cual le importo un bledo la opinión de la oposición y se impuso, una mayoría podríamos decir, tiránica”.
Entre las principales preocupaciones de las organizaciones referidas, entre las que se encuentran Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), A favor de México, Colegio de Abogados, Causa en Común, Sélvame del Tren, Transparencia Mexicana, la Asociación Cívica Femenina, Democracia México, Instituto de Estudios para la Transición Democrática, Red por la Rendición de Cuentas, Sí por México, Signos Vitales y #YoDefiendoAlINE, Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, Borde Político, Cancha Ciudadana, Centro Mexicano para la Filantropía, Frente Cívico Nacional, Inclusión Ciudadana, Impacto Legislativo, México Unido Contra la Delincuencia, Mujeres Libres en Favor de la Democracia, Poder Ciudadano, Laboratorio para la Democracia, Red Internacional de Mujeres en Defensa de los Derechos Humanos, UNE México y Vote x el Clima, entre otras, está el inminente desmantelamiento de la estructura del Instituto Nacional Electoral (INE), el despido al 85% de trabajadores especialistas en organización electoral; reducción de instrumentos de fiscalización al dinero de los partidos y las campañas; menos atribuciones al arbitraje electoral y permitir la intromisión de los gobiernos durante las campañas, lo cual resulta en un diseño electoral muy distinto al plasmado en nuestra Constitución.
Las organizaciones civiles, suman en sus filas a los ex consejeros del INE, José Woldenberg y Luis Carlos Ugalde; al secretario de Salud, Julio Frenk; al ex ministro de la SCJN, José Ramón Cossio; y a la ex presidente del INAI, Jacqueline Peschard, todos ellos advierten: estamos en la antesala de una crisis política mayor, la cual puede ser evitada si el Senado asume su cabal responsabilidad y busca los acuerdos, ciñéndose con rigor, a la letra y espíritu de la Constitución. Llaman a la sociedad a estar atenta y a comprender, en toda su gravedad, la inminente coyuntura legislativa de nuestro país.
Reprobaron se busque desmantelar la estructura del INE, por lo tanto pidieron al Senado no la avale. “(La reforma) produciría un deterioro inevitable a las elecciones limpias que México ha podido establecer en una construcción que nos llevó décadas. Además, este retroceso ocurre en un escenario en el cual no existe el más mínimo consenso o acuerdo con los partidos de oposición, y nos coloca en una crisis de credibilidad y desconfianza en las reglas del juego, aún antes de iniciar el proceso electoral”.
Son tantas las agrupaciones y los nombres de los firmantes que se encuentra imposible pueda el conductor de la mañanera referirse personalmente a cada uno de ellos. Sin embargo nada para el tabasqueño y sus fineses imposible y hoy mismo o tal vez con algunas horas de retraso escucharemos la respuesta a lo expuesto, la cual no será otra que una larga, prolongada exposición de todos los calificativos e insultos conocidos y uno que otro por conocer. No le vengan inquilino de Palacio Nacional, con que la ley es la ley y con ella se avanza en la democracia porque, él es la ley y su dedo la democracia.
DE LOS PASILLOS
Sólo para recordar como estamos en el criterio de mandatarios de otros países y de quienes son socios a través del T-MEC: Justin Trudeau, primer ministro canadiense, el pasado 29 de diciembre dio a conocer: “Sé que tanto el presidente Joe Biden como yo vamos a ser bastante claros con el presidente López Obrador en qué esto debe entenderse como una forma de ayudar a México a desarrollarse. Una forma de continuar atrayendo inversiones de empresas de Canadá y Estados Unidos en lo que queremos ver como un crecimiento real para los mexicanos. En el mismo mensaje que le dije el año pasado las empresas canadienses han invertido alrededor de 13 billones de dólares en infraestructura energética en México. 5 billones de esos son específicamente entorno a las energías renovables. Entiendo que quiere poner más énfasis en las empresas de energía estatales, pero tiene que hacerse de manera responsable y debe atender que él es parte de NAFTA (TLCAN) y debe cumplir con esas reglas. Así que vamos a seguir argumentando a que todos nos va mejor cuando estamos atrayendo inversiones y cuando estamos defendiendo oportunidades para que los inversores y las empresas crean soluciones que importan en nuestro países”. Sólo mutis hizo López y obviamente Ebrard y las inconformidades y reclamos solamente reciben el “me cayó bien, son buenas personas, amables, vamos avanzando”. Uno se pregunta ¿hacia donde? El precipicio se ve cada vez más cerca…

La administración de la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, no sabe como salir del atolladero existente ante la falta de mantenimiento al Metro. Ahora, el Sindicato de Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo Metro rechazó “tajantemente” las conclusiones a las cuales llegó la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México por el accidente de la Línea 3. En un posicionamiento público señalaron ven con preocupación y sorpresa las declaraciones del vocero de la Fiscalía, Ulises Lara, en donde trata de inculpar a los trabajadores por las fallas y averías presentadas en las instalaciones. “Frente a estas reprobables acusaciones y ante los múltiples citatorios que la Fiscalía emite a diario a los trabajadores, intimidándolos y tratándolos como delincuentes cada vez que ocurre una falla en el Metro, esta representación sindical rechaza tajantemente el trato que se le está dando a nuestro gremio”, destacan… Pero, y mientras tanto, sobre el conductor ya presentaron cargos por homicidio e irresponsabilidad en su labor. Sabido es no tiene empacho doña Ernestina Godoy Ramos, fiscala –así, fiscala- de la CDMX en inventar delitos, culpables y todo lo requerido por su jefa para salir de los embrollos y darle la vuelta a sus responsabilidades, sobre todo las que recaen en cada accidente en este sistema de transporte, antaño considerado como el más seguro. Si fue capaz de inventarle delitos a la familia de Gertz Manero ¿de que no será capaz si se trata de cumplir ordenes y deseos? Por cierto esas y otras monerías no las dio a conocer en su sonado y muy cuestionado informe.

Lo invitamos a visitar nuestras redes:
https://www.youtube.com/mxntelevision
https://www.youtube.com/Liliaarellano
https://www.facebook.com/1liliaarellano

https://t.me/mxnradioytv
https://instagram.com/liliaarellanooficial

Artículos relacionados