fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.- El confinamiento que mantienen millones de personas en el mundo por la pandemia del coronavirus abre una posibilidad para convivir con la familia, pero también puede motivar situaciones de estrés, depresión, ansiedad u otros trastornos, ante un ambiente de incertidumbre y desconcierto.

Datos de la Organización Mundial de la Salud OMS revelan que una de cada cuatro familias tiene a un familiar con trastorno mental. En México, la Encuesta Nacional de Enfermedades Epidemiológicas y Psiquiátricas del Instituto Nacional de Psiquiatría indica que más del 16% de la población padece un trastorno mental.

La cuarentena es una etapa difícil para miles de gentes y resulta doblemente estresante para aquellas familias y pacientes que tienen un trastorno mental.

Al respecto, la Red Voz Pro Salud Mental emite recomendaciones para enfrentar esta situación.

Recomendaciones para los familiares para tratar con el paciente

Hablar del tema y esclarecer sus dudas con fuentes confiables, como puede ser la página de la OMS.
Recordarles que es una situación temporal.
Establecer horarios y limites en sus actividades.
Hacer un reglamento para cumplir y evitar malentendidos.
Empatía; escucharlos, sin juzgar, sobre sus preocupaciones.
Estar al pendiente de una posible recaída.

Recomendaciones para toda la familia
Realizar métodos de relajación; por ejemplo, yoga y meditación en línea.
Hacer ejercicio, es excelente también para los neuroquímicos del cerebro.
Procurar buscar noticias positivas y evitar las noticias alarmantes.
Elaborar planes familiares como hacer limpieza profunda por áreas; o bien, hacer equipo para ello.
Si se tiene mascotas hacerse cargo de su limpieza y salud; los animales son una excelente compañía, para el paciente y su familia.
Si hay vecinos de la tercera edad o una persona que esté sola, llamarles para brindarles apoyo. Ayudar a otros es excelente terapia.

Cuidado al cuidador
El familiar de un paciente con trastorno mental puede enfrentar un gran desgaste, incluso enfermar de depresión; para evitar esto, se recomienda lo siguiente.
Hacer ejercicios de emociones en familia, que cada integrante escriba lo bueno que tiene cada uno de sus miembros y leerlo en alto por persona.
Buscar ayuda profesional, en caso de ser necesario.
Mantener contacto de apoyos con familiares y darse tiempos de soledad.
Buscar psi coeducación, como parte integral del tratamiento, por ejemplo, tomar el curso de Familia a Familia que ofrece Voz Pro Salud Mental.
Informarse también de los cursos psico educativos de Tierra a la Vista, que ofrece Voz Pro Salud Mental para pacientes.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios