fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 27 de febrero (AlmomentoMX).- La vicecoordinadora del Grupo Parlamentario del PRD en el Senado, Dolores Padierna Luna afirmó que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte debe verse como una oportunidad para mejorarlo, “porque si la estrategia se queda sólo en ponderar sus virtudes, la situación quedará como hasta ahora”.

“Entonces, lo que procedería es que antes de iniciar las negociaciones, México diseñe cómo quiere que quede el nuevo tratado, poniendo énfasis en los irreductibles, es decir, en aquellos aspectos en los que México no estaría dispuesto a ceder y no sólo sentarse a esperar a que los Estados Unidos digan qué es lo que quieren”, añadió.

Padierna Luna recordó que desde que se instauró el modelo neoliberal, México le apostó a su inserción en la economía global, como la principal estrategia que permitiría lograr un desarrollo económico y social suficiente y sostenido.

En 1994, refirió la legisladora perredista, entró en vigor el TLCAN, con lo que México intensificó sus relaciones comerciales con Canadá y Estados Unidos, en mucho mayor medida con este último. Como resultado, su inserción al mercado global se concentró fundamentalmente en Estados Unidos, de tal manera que, del total de exportaciones, más del 80% se destinan a ese país y solo un 2.5% adicional a Canadá.

Del total de importaciones, poco menos del 50% provienen de los Estados Unidos. En este ámbito si ha habido una diversificación, ya que antes del TLCAN, cerca del 70% provenían de ese país.

“Sin embargo, en términos de crecimiento económico y desarrollo social, los resultados son francamente decepcionantes. Sólo baste señalar que el crecimiento económico ha promediado sólo 2.5% anual y que la pobreza aumentó del 52.4% de la población en 1994 al 53.2% en 2014”, sentenció.

La también integrante de la Comisión de Comercio del Senado afirmó que si bien es cierto, las exportaciones generan actividad económica, México no ha hecho lo necesario para que tengan un mayor impacto en el desarrollo económico y social. En 2015, La industria manufacturera global representó el 32.6% del total de la industria manufacturera nacional. Sólo el 28% de los insumos que utilizan las empresas globales son de origen nacional, el resto, 72%, son importadas.

“El riesgo de la excesiva dependencia de una sola economía es muy alto, riesgo que ya se está haciendo realidad con la llegada al poder de un personaje como Trump, que considera al TLCAN como el peor tratado comercial de la historia.

Además de la enorme dependencia, hay otros factores en el ámbito interno que han impedido un mejor desempeño económico y social, además de limitar seriamente la diversificación de las relaciones comerciales”, concluyó.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios