miércoles, abril 24, 2024

“El Rey” Zambada da detalles de asesinatos ordenados por “El Chapo”

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de noviembre (AlMomentoMX).- Joaquín Guzmán Loera ordenó matar a al menos cuatro de sus rivales y a un zar antidrogas de la PGR, aseguró Jesús “El Rey” Zambada, quien estuvo a cargo de operaciones del Cártel de Sinaloa en Ciudad México y que ahora es testigo de la Fiscalía de Nueva York en el juicio contra “El Chapo”.

De acuerdo con Jesús Zambada, tanto su hermano, Ismael “El Mayo” Zambada, como “El Chapo” tenían un plan para matar al zar antidrogas Santiago Vasconcelos por no prestarse a cooperar con el narco; sin embargo, tanto “El Rey” como Juan José Esparragoza, “El Azul”, manifestaron su inconformidad porque representaría un problema para la organización.

En su tercera sesión declarando ante el tribunal de la corte federal en Brooklyn, en Nueva York, “El Rey” Zambada siguió dando detalles sobre cómo el acusado de narcotráfico habría ordenado varios asesinatos de sus rivales, así como sobornos a policías para poder actuar con impunidad.

“El Rey” involucró a “El Chapo” en los asesinatos de Rodolfo Carrillo Fuentes, del cártel de Juárez; a Julio Beltrán, al “comandante Nemesio” y al “JL”.

Con traje gris, camisa café y corbata color vinotinto, “El Chapo” escuchó las declaraciones de “El Rey” Zambada, quien aseguró haber estado presente en todas las reuniones entre los distintos líderes del narcotráfico, en donde se discutieron los asesinatos.

Asimismo, detalló la corrupción en el aeropuerto de la Ciudad de México y lo que permitió la llegada de aviones comerciales con cargamento de cocaína desde Suramérica. Afirmó que “Chuy” Villegas, dueño de la empresa Aeropostal, era un poderoso narcotraficante que trabajaba con “El Mayo” y “El Chapo”, incluso después de que cambiaran el nombre de la línea aérea.

“El Rey” también narró que pagó personalmente 250 mil dólares a un capitán de la policía para evitar que Guzmán Loera fuera capturado en 2003 en la montaña donde se había refugiado, tras fugarse de una cárcel de máxima seguridad dos años antes.

Afirmó que entregó el dinero que exigía el capitán, que luego le fue reembolsado por orden del propio Joaquín Guzmán, quien se lo habría agradecido personalmente durante un encuentro que sostuvieron en el lugar donde se escondía en ese momento.

AM.MX/dsc

Artículos relacionados