fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.- El precio del jitomate se disparó 757%, entre julio de 2019 y marzo de 2020; debido al sobreprecio generado por cadena de intermediarios o distribuidores y las heladas que trajo la temporada de invierno.
Ello provocó que, en la última semana, el kilo del básico alcanzará un promedio de 45 pesos en los mercados públicos, recaudarías y locales del pequeño comercio; y hasta 60 pesos en los centros comerciales y de autoservicio.
El gerente de la empresa productora Agrícola y Distribuidora de Chiles del Centro, Ismael Aguilar, explicó a Publimetro que, al inicio de marzo, el jitomate reportó un “precio de campo” –aquel que se paga al agricultor– de 28 pesos por kilo.
Mil 200 pesos cuesta una caja de 30 kilos de jitomate en las distribuidoras, con un precio promedio de 40 pesos por kilo; los hogares pagan hasta 20 pesos más.
Pero, apuntó, a medida de que el producto pasa por las empacadoras, transportistas y distribuidores –hasta llegar a los mercados–, el precio final se multiplica dos o tres veces; alcanzando 45, 55 o 60 pesos por kilogramo.
Lo anterior, significa que en los primeros días de marzo el valor de un kilo del jitomate se disparó 114%, entre el precio del agricultor y lo que pagan las amas de casa; sólo por el costo adicional de los intermediarios.
Pero, si se toma en cuenta que el “precio de campo” alcanzaba siete pesos por kilo en julio de 2019 y ahora las amas de casa compran el básico en 60 pesos, el aumento real se dispara 757% en los últimos ocho meses.
Ismael Aguilar, explicó que el encarecimiento es resultado de dos factores: primero, una caída de 40% en la producción nacional de jitomate; generada por la sequía y las heladas que han afectado las principales zonas de producción, ubicadas en el Centro, Bajío y Norte del país.
Y segundo, apuntó, debido a que esa escasez impide cubrir la demanda nacional del producto; y como dictan las reglas del mercado, a mayor demanda y menor producción, los precios tienden a incrementarse.
Por su parte, el presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), Cuauhtémoc Rivera Rodríguez, explicó que el precio actual del jitomate reporta un sobreprecio de hasta 15 pesos, según el local o tienda donde se compre.
Indicó que el canal tradicional –tienditas, recaudarías, mercados y locales del pequeño comercio– vende el kilo de jitomate bola en un promedio de 45 pesos; mientras que el canal moderno –supermercados y tiendas de autoservicio– lo dan hasta en 60 pesos.
Ello, refirió, arroja un encarecimiento de 15 pesos por cada kilogramo del básico; equivalente a un alza general de 33% entre los comerciantes tradicionales y las cadenas comerciales.
“El jitomate seguirán algo caro, por lo menos, hasta abril, cuando el mercado reciba las nuevas cosechas”: Ismael Aguilar, gerente de Agrícola y Distribuidora de Chiles del Centro.
El líder de la Anpec señaló que en el comercio tradicional el jitomate guaje alcanza un costo medio de 42 pesos por kilogramo; mientras que en los supermercados se comercializa en 55 pesos.
En este último caso, apuntó, la diferencia llega a 13 pesos; monto equivalente a un sobreprecio de 31%; cuyo impacto –sumado a los incrementos registrados en los primeros meses de 2020– ha provocado que las amas de casa reduzcan hasta 25% el ticket o monto promedio de compra.
“Para enfrentar la carestía, lo primero que hacen las amas de casa es llevar jitomate muy maduro –de menor calidad– que se vende a la mitad de precio; y quienes lo llevan fresco –a 55 o 60 pesos por kilo– solo compran el fin de semana”, concluyó Cuauhtémoc Rivera.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios