fbpx

Francisco Medina

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de agosto (AlmomentoMX).- Viernes 6:30 de la mañana, el clima es templado y aun esta oscuro. En la Glorieta del Ángel de la Independencia, Paty Martínez está al pendiente de la llegada de los representantes de los once medios que han sido invitados a un recorrido por Dolores Hidalgo, a invitación del Comité de Turismo Histórico y Artesanal de Dolores Hidalgo, Guanajuato.

En punto de las 7 de la mañana, a bordo de una camioneta salimos rumbo a los caminos de Guanajuato, que pasa por muchos pueblos.

El trayecto se hace largo y un poco pesado, además, el chofer parece estar torturándonos psicológicamente con un cd de los éxitos de Estelita Núñez, a quien hemos estado oyendo durante todo el trayecto, sí, más de tres horas.

Pasando San Miguel de Allende uno de los compañeros hizo la observación de que ya “chole” con Estelita Núñez, misma que fue respaldada por todos y decidió cambiar de música y ahora nos tocó escuchar la onda grupera de loa años 70, con la Tropa Loca, Los Ángeles Negros, Los Yonics y demás grupos. Y así pasando San Miguel de Allende, allí nomás tras lomita, se veía ya Dolores Hidalgo, nuestro destino.

Con un poco de retraso, pasadas las 11:30 de la mañana nos dieron la bienvenida en la Casa Museo José Alfredo Jiménez, en donde se nos dio una extensa explicación de cada una de las salas y anécdotas de la vida del poeta del pueblo.

Tras un refrigerio que se nos ofreció en el mismo museo de José Alfredo, salimos a hacer un recorrido por la parroquia de Dolores Hidalgo en donde se nos  explicó cómo fueron los acontecimientos de la noche del 15 de septiembre cuando el cura Miguel Hidalgo y Costilla decidió levantarse en armas contra el gobierno del virrey español Francisco Xavier Venegas. Posteriormente nos trasladamos a la que fuera la casa de Miguel Hidalgo en donde se exhiben objetos personales del padre de la patria.

Cerca de las 14 horas, fuimos al Museo del Vino, en donde pudimos conocer la tradición vitivinícola de Guanajuato, los viñedos que existen en la región y la importancia de la producción de vinos.

Para seguir en el mismo tenor, fuimos invitados a visitar el viñedo Bernat, propiedad de don Álvaro Fuentes. Un viñedo que podría considerarse artesanal por la forma de elaborar el vino.

Allí el señor Fuentes nos habló de la importante aportación a la economía local por parte de los viñedos y en especial del suyo que produce 4 mil botellas mensuales.

Sin embargo, lamentó la competencia desleal que se da en el país con la importación de vinos chilenos y españoles a granel y que son embotellados en México por lo que pretenden hacerlos pasar como producción nacional.

Lamentó que esto se debe a que la producción nacional, no alcanza para satisfacer la demanda nacional. “Anteriormente se consumían 150 mililitros per cápita y ahora son un litro. En cinco años se ha duplicado la producción y el consumo”.

Don Álvaro Fuentes señaló finalmente que su meta a mediano plazo es producir de 22 a 25 mil botellas al año.

De allí, partimos rumbo a otro viñedo, el Tres Raíces, en donde los propietarios no han escatimado en gastos y pretenden convertir al viñedo en un atractivo turístico VIP de gran lujo con hotel, capilla, salón de eventos, galería, cavas privadas y zona VIP para los clientes.

Héctor Ávila, quien estuvo a cargo del recorrido, comentó que en la edificación de la obra se han utilizado materiales reciclados, pues uno de los compromisos de los dueños es proteger el medio ambiente.

La majestuosidad de la obra es espectacular. La inversión es incalculable. El servicio que pretenden dar iniciará el 8 de septiembre cuando sea inaugurado. Y la apertura al público será hasta el 14 del mismo mes.

Pasadas las 18 horas, regresamos al centro de la ciudad de Dolores, Hidalgo en donde en el mismo museo de José Alfredo Jiménez ya nos esperaba José Guillermo Azanza, sobrino del compositor e interprete,  para iniciar el recorrido bohemio por tres de las cantinas más emblemáticas de la ciudad y en donde el mismo José Alfredo se inspiró para componer algunas de sus canciones.

Con el mariachi al frente y seguido de cerca de 50 personas, las notas de las canciones de José Alfredo Jiménez seguían unas a otras acompañadas de unos tragos de tequila y mezcal.

A las 20 horas, nos instalamos en el hotel Hidalgo para posteriormente a las 21:30 horas reunirnos para cenar en el “Auro Cenaduría”.

Al día siguiente, tras desayunar en la “Fonda Santa Patria”, nos dispusimos a disfrutar de las famosas y ricas nieves La Flor de Dolores, varias veces galardonada con premios nacionales e internacionales.

Con 39 años de existencia han logrado 4 primeros lugares municipales, 3 internacionales.

Sus propietarios María Teresa Moncada y Antonio García junto con sus hijos producen las nieves de 52 sabores diferentes, siendo una de las más famosas la José Alfredo Jiménez.

Casi al medio día, nos trasladamos a la comunidad “La Colorada” en donde conoceríamos uno de los proyectos más ambiciosos dela zona, que es el “Proyecto Lavanda”.

Durante el recorrido, el sol, la claridad del cielo nos permitió descubrir la belleza de nuestros campos de sembradíos, de nopaleras.

Ya en la comunidad La Colorada, el gerente y administrador Ausencio Domenzai nos explicó que se trata de un modelo social de autoempleo en donde principalmente las mujeres se dedican al cultivo, cosecha de lavanda, así como su transformación en aceites y jabones.

Indicó que todo inició cuando en 2006 se logró una alianza con la organización Aleluya de San Antonio, Texas, cuyo objetivo es apoyar a comunidades de Centro América, con lo que nació el proyecto lavanda.

Indicó que de 2006 a 2016 se estuvo recibiendo apoyo económico para desarrollar los productos derivados de la flor de lavanda, mismo que se comercializan en hoteles de cinco estrellas de Estados Unidos y algunos del norte del país.

Señaló que a la producción de aceites y jabones se ha sumado la elaboración y bordado de cojinetes para SPA.

Agregó que también se ha empezado a comercializar los productos por medio de internet con Amazon y email.

Señaló que actualmente se tienen ventas por arriba de los 250 mil pesos mensuales.

En el proyecto, actualmente trabajan 26 personas con una jornada laboral de 8 horas de lunes a viernes. La mayoría son mujeres de la misma comunidad.

Nuestro último punto era visitar las Cabañas “Los Nogales” un proyecto que busca ofrecer opciones de senderismo y recorridos en bicicleta por el la zona boscosa de la hacienda. Actualmente se cuenta con cuatro cabañas. Y se ofrecen los servicios de alimentación.

La tranquilidad del lugar y la tarde fresca nos permitió disfrutar de una rica comida al aire libre, respirando la frescura del aire limpio de Dolores Hidalgo.

El regreso estaba programado para las 14:25 horas, pero el tiempo se fue entre platicas y promesas de regresar y todos decidimos que no nos podíamos regresar sin antes pasar a visitar la tumba de José Alfredo Jiménez, así que poco antes de las 5 de la tarde, estábamos frente al mausoleo del poeta-compositor del pueblo mexicano, en donde no podía faltar la clásica foto y sobre todo la selfi del grupo. A las 6 de la tarde salimos de regreso a nuestra contaminada ciudad de México, con la promesa de regresar, de ser posible en noviembre cuando se celebra un año más de la muerte de José Alfredo Jiménez y pidiéndole a Dios que el chofer no nos torture con Estelita Núñez.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios