jueves, abril 18, 2024

DÌA HÀBIL: Reprobados y penúltimos en educación en OCDE… ¿no que íbamos requetebién?

Alberto MONTOYA

Dicen que fue la epidemia de Covid-19, que todos los países retrocedieron, que es herencia del maldito neoliberalismo y que ellos tienen otros datos, pero la realidad es contundente: la educación en México es basura, está en la calle y no se ve cómo mejorará.

México es el penúltimo de 28 países evaluados en matemáticas, lectura y ciencias. Sí, el 27 de 28, según los resultados del Programa Internacional para el Seguimiento de los Alumno (PISA) y 2022 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), revelados el martes.

Ese nivel de ignorancia del pueblo bueno que han utilizado los políticos y los gobiernos para manipular y mantenerse en el poder -porque los malos resultados existen desde que comenzó a aplicarse la prueba allá por 2000- no son exclusivos de este gobierno ciertamente pero sí peores.

Retroceso de una década y que Andrés Manuel López Obrador diga lo que quiera: su gobierno y su secretario y secretarias de educación son un fracaso.

Esteban Moctezuma, acaso el menos peor; Delfina Gómez, hoy gobernadora del Estado de México, que no puede hilar ni tres palabras, y Leticia Ramírez, que contesta “esa pregunta no la podría contestar”.

¡Imagínese!

Dos de cada tres estudiantes de 15 años o de tercer grado de secundaria no son capaces de resolver una operación matemática simple, sencilla.

Los adolescentes mexicanos tuvieron resultados mucho más bajos que la media de los países donde se realizó la prueba en matemáticas, lectura y ciencias.

En matemáticas, el nivel cayó hasta los niveles de 2002. En lectura, ni se diga.

No saben leer, igualito que Ana Elizabeth García, de la ridícula sección “Quién es quién en las mentiras” del estandopero López Obrador y su monólogo diario de Palacio Nacional.

Y en ciencias ya mejor ni meterse, porque no hay idea.

La prueba PISA mide los conocimientos adquiridos y las capacidades para aplicarlos en estas tres materias y se compara con el informe anterior, en este caso de 2018.

México sumó 395 puntos en matemáticas y retrocedió 14 puntos respecto a 2018.

En lectura alcanzaron 415 puntos, cinco menos, y en ciencias 410, nueve menos.

¿Qué le parece?

Hay que esperar para ver y oír la justificación y los pretextos que Andrés Manuel dará hoy, sin duda, en su espectáculo denigrante matutino.

SE JUSTIFICA LA SEP ¿Y LA SECRETARIA?

Anoche, la Secretaría de Educación Pública (SEP) ya se justificaba.

En un comunicado, dijo que los maestros trabajaron en condiciones distintas por el Covid-19 y que la pandemia fue la causa.

“Se privilegió la seguridad y el interés superior de los estudiantes”.

Además, argumentó que deben considerarse el contexto de los resultados de estas pruebas, como las condiciones socioeconómicas y culturales de cada país para evitar interpretaciones “reduccionistas”.

La realidad es que la educación en México no sirve, está en la calle y que la nueva escuela mexicana sólo fue producto de la pequeñez intelectual de Delfina Gómez.

Además, todo el planeta enfrentó el Covid-19 y aquí murió ¡un millón de mexicanos!

¿Dónde está la diferencia o la mayor complejidad si no les importó?

Mientras, la secretaria Leticia Ramírez andaba paseando en Bacalar, Quintana Roo, con la gobernadora Mara Lezama y Beatriz Gutiérrez, la no primera dama, en el evento llamado “¡Fandangos por la Lectura!”.

Ni la burla perdonan.

Pero ellos son distintos.

Hoy México vive un cambio.

Ridículos y mentirosos.

Tienen popularidad porque aprovechan la pobreza e ignorancia para comprar los votos con 800 mil millones de pesos anuales en becas, pensiones y regalos a millones de mexicanos.

UN MÉXICO XINGÓN

Xóchitl Gálvez presentó el equipo que le acompañará en la búsqueda de la Presidencia de México.

Les pidió hacer un México Xingón, fortaleciendo los programas sociales, no desapareciéndolos como Morena y sus zalameros dicen que planea; y eliminar lo que no sirve.

Hizo énfasis en la salud y la seguridad, que no existen con este gobierno.

 

Vámonos: Bertha Alcalde será ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en lugar de Arturo Zaldívar, que renunció para irse de tapete con Claudia Sheinbaum.

 

albermonttmex@gmail.com @albermontmex

Artículos relacionados