jueves, febrero 29, 2024

Detienen a 6 por la muerte del empresario Íñigo Arenas; confirman causa de muerte por asfixia

CIUDAD DE MÉXICO.— La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) confirmó la detención de seis personas –cuatro mujeres y dos hombres– por la “probable intervención en los hechos relacionados con la muerte” del empresario Iñigo Arenas Saiz, quien fue encontrado sin vida en el bar “Black Royce”, en Naucalpan, municipio mexiquense.

Además, las autoridades confirmaron que la muerte del empresario, resultado de la necropsia realizada y “concatenado con el resto de los registros de investigación”, fue porasfixia mecánica por sofocación inducida en su modalidad de oclusión de vías respiratorias por contenido gástrico con presencia de alcohol y de sustancias químicas de naturaleza controlada, que limitaron su conciencia, funciones motoras y habría propiciado su deceso”.

La Fiscalía mexiquense señaló que los detenidos son trabajadores del bar “Black Royce”. “Se estableció que a la víctima, al ingresar al inmueble, [fue situada] en un área de la planta baja, en donde estuvo acompañada por cuatro femeninas, empleadas del lugar, identificadas como Aritzi Abril ‘N’, Ana Karen ‘N’, Cecilia ‘N’ y Ana Karen ‘N‘”, quienes ordenaron diversas bebidas y aparentemente le suministraron sustancias a la víctima”. En tanto, los hombres fueron identificados como  Eduardo “N” y Carlos Daniel “N”.

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía mexiquense, la noche del sábado 5 de agosto, Iñigo Arenas acudió a un establecimiento en la colonia Polanco, alcaldía Miguel Hidalgo, del cual salió durante la madrugada del domingo 6 de agosto. Horas más tarde, familiares de la víctima, reportaron su desaparición ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, la cual emitió la Cédula de Búsqueda AYO/2550/2023.

A las 07:34 horas del domingo 6 de agosto, la policía municipal de Naucalpan notificó el hallazgo de un cuerpo sin vida; por lo que, a las 08:00 horas del mismo día, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México dio inicio a la carpeta de investigación TLA/TLA/ALV/104/218229/23/08 y se activó el protocolo de actuación y el levantamiento del cuerpo, el cual fue trasladado al Centro de Justicia de Naucalpan.

“El mismo día del hallazgo, el órgano investigador del Estado de México y la Fiscalía Especializada para la Búsqueda, Localización e Investigación de Personas Desaparecidas adscrita a la Fiscalía de la Ciudad de México, intercambiaron información sobre la identidad de la víctima, en atención a los mecanismos de colaboración existentes entre ambas dependencia, y en seguimiento a la difusión de una Cédula de Búsqueda emitida previamente en la Ciudad de México“.

Tras cumplir con los protocolos pertinentes, el cuerpo de Iñigo Arenas, fue entregado a las 05:30 horas del lunes 7 de agosto, a sus familiares quienes fungieron como testigos de identidad.

En seguimiento a la investigación, la Fiscalía mexiquense identificó imágenes de las cámaras de videovigilancia y realizó entrevistas a testigos. “Se logro establecer que la víctima abordó un vehículo de transporte público con cromáticas de la Ciudad de México a las 03:00 horas del 6 de agosto, en la colonia Polanco, para arribar minutos más tarde al establecimiento denominado Black Royce, ubicado en el municipio mexiquense de Naucalpan”.

Luego de pasar un tiempo con las mujeres ahora detenidas, a las 04:59 horas, estas mismas mujeres, junto con Eduardo “N”, capitán de meseros del lugar, y otra persona aún por identificar, “lo habrían persuadido de subir a un área identificada como VIP en la planta alta, accediendo la víctima”.Al llegar a este sitio, acompañado por dos masculinos y cuatro femeninas, le expendieron cuatro botellas de bebidas, con un valor de 10 mil pesos cada una; por lo que, a las 05:07 horas, la cajera del lugar ingresó a esa área para realizar el cobro de 40 mil pesos con cargo a una tarjeta bancaria de la víctima”.

“Continuando las entrevistas recabadas, se estableció que luego del cobro, la víctima permaneció con las cuatro femeninas en dicha área y una vez transcurridos aproximadamente 40 minutos, una de las femeninas dijo al encargado de seguridad, identificado como Carlos Daniel ‘N’, que la víctima (Iñigo Arenas) ‘se siente mal y se puso morado’, por lo que, al notificar esta circunstancia, personal del establecimiento ‘le practica RCP’”, añadió.

De acuerdo con los testigos, en el lugar de los hechos se refirió que “nuevamente el cliente se puso mal, por lo que ante esta situación llamaron a los servicios de emergencia y lo trasladaron a otra área del local junto a la salida de emergencia, lugar donde se realizó el levantamiento del cuerpo”.

Te recomendamos:  

Fiscalía mexiquense catea el “Black Royce”, bar donde apareció muerto Iñigo Arenas

AM.MX/dsc

Redacción/dsc
Redacción/dsc
Periodista en crecimiento; siempre buscando algo que contar.

Artículos relacionados