fbpx #DESDELABARRER: Un gobierno sin certezas, pero muchas promesas | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

Aletia Molina

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, no ha cumplido, con dos de sus principales promesas de campaña, (misma que a veces parece que nunca termina), crecimiento económico y una mejoría en materia de seguridad. En ambos temas, “sus” datos no son claros. Lo que sí, la economía está estancada (INEGI) y la inseguridad continúa incrementándose.

Ahora, es muy importante para un gobierno, estar en las tan cacareadas inauguraciones de grandes obras… sin embargo, hacia el primer informe de gobierno, AMLO no tiene nada que “presumir”, aunque la construcción de obras ofrezca miles de empleos, por ende encausar el crecimiento económico y por supuesto, disminuir la delincuencia que la pobreza provoca.

Por ejemplo, de haber continuado con la obra del aeropuerto en Texcoco, el presidente tendría algo importante que inaugurar en algunos años, además de por lo menos prometer un mucho mejor ambiente para las inversiones privadas, cosa que con las obras en Santa Lucía, a lo mucho podrá usar la pista actual para un vuelo simbólico.

El Corredor Transístmico, el Tren Maya, dos nuevas refinerías y el tren México-Querétaro, son los cinco proyectos que encabezan el Plan de Infraestructura 2018-2024, de acuerdo con documentos oficiales.

Dos de los principales proyectos tienen el sur de México como común denominador, de acuerdo con el documento Pejenomics II: el Tren Maya y el Corredor Transístmico.

Es “natural» que las principales iniciativas en esta materia tengan como objeto el sur del país, explican especialistas, pues se trata de la región con más rezago económico. Tan solo en Oaxaca y Chiapas habita el 27% los mexicanos en pobreza extrema, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Otra de las propuestas del presidente es la autosuficiencia energética a través de la construcción de dos nuevas refinerías, que producirían 300 mil barriles diarios. Aunque aún no se ha anunciado la inversión definitiva.

Todo siguen siendo promesas, entre los cientos de amparos con que cuenta el Aeropuerto en San Lucía, mismos que lejos de acabarse, se empeñan en aumentar, la “grandes obras” de la actual administración, se pueden ir a tiempos muy diversos y en algunos casos utópicos e improbables.

Tal como sucede con la inauguración que se había planteado que hiciera el próximo 2 de septiembre el Presidente de la República, cuando visitará Hermosillo, Guaymas y el Valle del Yaqui, de Cuatro Carriles.

Ello se debe a que los trabajos no han sido concluidos en su totalidad, por lo que en dicha visita no se hará ningún acto protocolario al respecto.

Por ahora, el caso más “emblemático” del Presidente, reside en la cancelación del proyecto de Infraestructura del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, y por supuesto el tremendo 0.0% de crecimiento que nos receta como “regalo” tras haber anunciado que por fin las responsabilidades del gobierno ya son suyas, ¿ya queda claro que sigue siendo un gobierno de simulación? Todo deben ser más acciones que palabras… Lejos, muy lejos se ve aquel anhelado 2% que tanto se jacta en mencionar.

No sobre mencionar que a lo largo y ancho del país hay al menos 20 mil obras públicas inconclusas, si, las adquiridas, pero que ya son responsabilidad del actual gobierno​​​​​​​.

Y por cierto, este domingo empezó la difusión de dos spots; en uno resume «en 20 segundos» lo económico y en el otro habla de los privilegios que se cancelaron iniciada su administración. «No es por presumir pero soy un hombre de palabra», dice el mandatario… Eso, sólo palabras.

Aletia Molina
@AletiaMolina1

Comentarios

comentarios