fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.- La titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, reveló que se han presentado 175 denuncias ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) en contra de 497 funcionarios y 39 ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra 70 servidores como parte de la estrategia para combatir la corrupción de enero a agosto de 2020.

“En las denuncias que se hicieron a la Fiscalía General también van denuncias a empresas y de esos 70 servidores públicos, 45% son personal de aduanas”, destacó.

Buenrostro también destacó que el SAT ha elevado la eficiencia recaudatoria para vigilar que se cumpla con el pago de impuestos e identificar a los contribuyentes que presentan inconsistencias.

Además, indicó que se ha implementado programas de fiscalización a grandes contribuyentes y factureras para bajar la evasión y elusión fiscal.

La titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, prevé aumentar la recaudación sin reforma fiscal de cara al 2021.

Detalló que antes de dar un paso para cambiar la tributación de los contribuyentes se debe asegurar que quienes evaden el pago de impuestos cumplan con sus obligaciones.

“Todavía faltan muchos grandes que revisar, entonces yo creo que todavía hay margen para seguir creciendo en los programas de fiscalización”, dijo la funcionaria.

En México existe un padrón de 12,500 grandes contribuyentes, este año se han revisado 650. Se han recaudado 345,000 millones de pesos, de los cuales 222,000 son en efectivo y 124,000 virtuales.

Para el próximo año se contempla que los visitadores del SAT utilicen tecnología que permita recabar información a través de cámaras, imágenes y teléfonos. Buenrostro dijo que estasa herramientas sólo servirán para fiscalizar a los evasores.

Por otro lado, a través del combate al contrabando en aduanas y el comercio exterior, el SAT espera obtener ingresos por 150,000 millones de pesos adicionales.

La suma de esfuerzos prevé recaudar recursos adicionales equivalentes al 2% del PIB, en tanto que una reforma tributaria equivaldría a ingresos adicionales del 2.5% de la economía. “Con todos estos esfuerzos pensamos que es suficiente para no requerir una reforma fiscal”, dijo Buenrostro.

La funcionaria recalcó que no “hay terrorismo fiscal” con las medidas que implementa la institución.

“Creo que hay que tener tranquilidad, y lo que nosotros estamos esperando es demostrarle a los grandes contribuyentes y empresarios que el SAT solo quiere dar certeza jurídica en materia fiscal para que también ellos se sientan tranquilos, no hay persecuciones, que inviertan y generen trabajo”, dijo Buenrostro.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios