fbpx

COZUMEL, Q.R.- A dos años y ocho meses del auto atentado suscitado en uno de los barcos de la desaparecida empresa naviera Impulsora Marítima de Quintana Roo y del Caribe S. A. de C.V., mejor conocida como “Barcos Caribe”, las investigaciones continúan estancadas.

El hecho se suscitó el 21 de febrero de 2018 y de acuerdo con investigaciones realizadas por Sol Quintana Roo, el autoatentado fue perpetrado por Roberto Borge Martín, padre del ex gobernador Roberto Borge Ángulo, quien continúa libre.

De acuerdo con información obtenida, el padre del ex gobernador Roberto Borge Angulo, fue el autor intelectual y el fin era desviar las investigaciones en torno al lavado de dinero que se hacía desde la empresa naviera.

La explosión arrojó un saldo de 26 personas heridas, entre ellas cinco turistas estadounidenses, como resultado de la explosión.

Por tal hecho se integraron tres carpetas de investigación, una estatal y dos federales, que a la fecha no han servido para esclarecer el caso y detener a los responsables.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios