fbpx

naim

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de septiembre (AlMomentoMX).—  El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) concluyó  que se debe mantener la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco,  al considerar que es un proyecto que generará beneficios económicos (por mil millones de dólares al año) y beneficiará a la sociedad más vulnerable del Estado de México.

En conferencia de prensa, el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, presentó al futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, las conclusiones del estudio que elaboró el organismo empresarial sobre las dos propuestas: Texcoco y la Base Militar de Santa Lucía.

“El sector empresarial recomienda que con la información y estudios disponibles a la fecha, sin duda, Texcoco es la mejor opción para continuar con la construcción de esta relevante y necesaria obra de infraestructura para México”, dijo.

Señaló que continuar con la construcción del aeropuerto en Texcoco ayudará a mantener la reputación del país frente a las inversiones nacionales y extranjeras. “El costo de suspensión en términos financieros y de tiempo es extremadamente alto en cualquier fase”, dijo.

Juan Pablo Castañón destacó que el proyecto de Santa Lucía tendría mayores retos y la cancelación de la actual construcción en Texcoco representaría la pérdida de más de 120 mil millones de pesos, de los cuales una tercera parte sería por penalizaciones de incumplimiento de contratos.

El Consejo Empresarial también presentó seis puntos a favor de continuar la obra en Texcoco:

  1. Mantener la obra en donde se está realizando a fin de garantizar la capacidad de absorber la demanda actual y futura para los próximos 50 años.
  2. Continuar la obra del aeropuerto actual revisando los costos de materiales sin comprometer la funcionalidad. “No queremos un aeropuerto suntuoso, pero sí funcional para el desarrollo de la aviación y el transporte de pasajeros en los próximos 50 años”, puntualizó el líder empresarial.
  3. Revisar el esquema de financiamiento mediante la bursatilización y concesiones.
  4. Aumentar el alcance total del proyecto a través de una zona especial de alto impacto de empleo, donde la mayoría de la población es pobre.
  5. No suspender la obra, dado que el costo de suspensión en términos financieros y de tiempo es extremadamente alto en cualquier fase y adicionalmente se retrasaría la saturación de pasajeros que tiene actualmente el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).
  6. Considerar las implicaciones legales y financieras del aeropuerto en construcción. Se tienen que considerar las consecuencias con acreedores y contratistas pero sobre todo el riesgo reputacional en perjuicio de México y de futuros proyectos de alta envergadura como éste.

“El NAIM es un proyecto con el que ganamos todos los mexicanos, con un efecto multiplicador y permitirá nuevas oportunidades de empleo a través del comercio y el turismo”, destacó Castaón en el mensaje a medios.

Al ser cuestionado sobre si el CCE seguiría invirtiendo en México en caso de que la decisión final recayera en  Santa Lucía, Juan Pablo Castañón respondió que dependerá de cómo se cierren los contratos que serán cancelados.

“En caso de que se decidiera la opción de Santa lucía, dependería de cómo se cerrarán las contratos del de Texcoco. Seguiríamos invirtiendo siempre y cuando se genere la confianza para tener inversiones”,  dijo el empresario.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios