lunes, abril 22, 2024

¿Cómo tomar más agua en la oficina?

Es prácticamente imposible pasar demasiado tiempo sin beber una gota de agua, claro, este líquido también se obtiene mediante la ingesta de comida, especialmente frutas y verduras, pero el consumo de agua pura es algo que no se debe descuidar.

Muchas veces gracias a las tareas y actividades diarias es común que se descuiden aspectos importantes como comer en los horarios correctos y beber agua constantemente.

Seguramente conoces a varias personas que son capaces de dejar de comer o tomar agua y no por falta de recursos, sino porque no quieren dejar el trabajo que están haciendo y esto es muy peligroso.

Las consecuencias para el cuerpo se van presentando al pasar de los años y pueden ir desde problemas digestivos hasta enfermedades.

Cantidades ideales de agua que debes beber al día

Quedando claro el hecho de que no es saludable saltarse comidas ni dejar de beber agua, llega una pregunta que seguramente ha pasado por tu mente; ¿cuánta agua debo tomar en la oficina?

La respuesta a esta interrogante es bastante subjetiva pues depende de la actividad que cada persona realice, sin embargo, se puede partir del dato de que los adultos deben beber alrededor de 2 litros de agua al día.

Estas cantidades pueden variar, por ejemplo, una persona que se dedica a labores en el exterior y que utiliza mucha energía necesitará de una cantidad mayor de agua.

Las personas que trabajan en oficinas puede que no requieran ingerir grandes cantidades de agua porque su actividad física es poca, pero aún así se pierde agua durante el día que se necesita reponer. Además, los ambientes cálidos o muy fríos, también hacen que la deshidratación sea mayor.

Estas son algunas de las formas más sencillas de identificar si no estás tomando el agua que necesitas:

• Sientes sed y tienes los labios o lengua secos. Desde el primer momento en el que sientes sed ya estás entrando en un cuadro leve de deshidratación y puedes sentirlo en los labios y garganta con una pobre hidratación.

• Comienzas a sentir cansancio y debilidad. Todo el cuerpo, incluido el cerebro, necesita de agua para funcionar correctamente, si no estás bebiendo las cantidades necesarias sentirás más dolores e incluso calambres, además de cansancio.

• Dolor de cabeza y falta de concentración. El cerebro es un órgano que siempre debe estar cubierto de agua, aunque no se le llama así, sino líquido cefalorraquídeo. Una mala hidratación puede causar que los nutrientes no lleguen correctamente al cerebro, generando dolores de cabeza o migrañas.

Cabe destacar que el agua natural y de buena calidad es la mejor opción para mantener una buena hidratación. Para ello, los “remedios milagrosos” siempre deben estar fuera de toda discusión en cuanto a hidratación se trata, por ejemplo, los filtros de agua con piedras.

Si bien es cierto que los mantos acuíferos subterráneos se llenan de agua pura gracias al efecto natural de la porosidad de la tierra, intentar replicar eso con un filtro de piedras no es suficiente.

Cómo contar con agua pura en la oficina

Las personas que laboran en oficinas muchas ocasiones descuidan su hidratación gracias a que no cuentan con tiempo suficiente para reabastecerse o porque no quieren dejar su trabajo descuidado.

Muchas personas llevan desde sus hogares botellas de agua, pero estas pueden agotarse antes de terminar con la jornada laboral y no tienen cómo rellenarlas.

Una solución práctica y económica es que las empresas implementen purificadores de agua en zonas como la cocina comunitaria para que, de esta manera, los trabajadores puedan rellenar sus botellas de agua sin tener que salir de la oficina y ahorrando también dinero.

Utilizar garrafones de agua en la oficina es ya una práctica obsoleta que, además de dar un mal aspecto, también puede resultar peligroso y, sobre todo, molesto ya que se debe estar intercambiando los garrafones vacíos por nuevos en los dispensadores.

Un purificador de agua, por el contrario, utiliza el agua potable disponible en la oficina y la convierte de manera inmediata en agua pura segura para beber.
Sedimentos, virus, bacterias e incluso metales pesados y micro plásticos son eliminados del agua con un purificador de este tipo.

Los purificadores de agua son la opción moderna y elegante para que los trabajadores de oficina no dejen de hidratarse y mejorar así también su efectividad laboral.

Artículos relacionados