viernes, mayo 24, 2024

CABEZA DE PLAYA: Talento – Valores, al Poder

Carlos Galguera Roiz

Un buen amigo expresaba en su círculo cercano, nostalgia por un Partido Liberal en España, su opción política, prácticamente desaparecida en buena parte de países avanzados…

Mi comentario al tema es aplicable a todo el arco político instalado en el mundo y lo comparto con los pacientes lectores que surjan…

Yo pienso que los contenidos de un eventual Partido Liberal, yo diría como el de todos los partidos, que nutren el panorama político en el mundo, cabe casi generalizar, diferentes intensidades y matices, se alimenta hoy desde arterias, palpablemente anquilosadas, síntoma, sensación inquietante de algo así como final de ciclo…

Todos estos aparatos, que se exhiben y venden en las plazas políticas del mundo, instrumentos de participación ciudadana, Soberanía del Pueblo, definen cursis lideres de pacotilla, tienen unos principios, valores, flechas, propuestas, criticas, promesas…, que son hoy perfectamente intercambiables, indistinguibles, excepto por los diferentes rostros y tonos, distintos líderes en la eterna fila a aspirantes, suspirantes……

Viejos carteles; Derecha e Izquierda, se han convertidos en tópicos verdaderamente insufribles, sin contenido de largo alcance, no hay distinciones mayores, pueden ser, ligeros retoques, perfectamente intercambiables, abarcando todos los contenidos de todos los votantes; es decir conforman masas amorfas grandes, gelatinosas… que se venden mal, pero que los maquinistas pintan de oro, el cual metal representa el usufructo para los “terribles” desvelos, voluntarios, de dirigentes de turno…

Hay que cambiar el esquema democrático que prevalece, en profundidad, botón de muestra aparece aquí cerca, Francia, en su contienda electoral presidencial tiene un candidato Independiente, que pelea por el triunfo, con posibilidades para conseguirlo…

¡¡¡ En Francia !!!

Todos los aparatos, de todos los partidos están ya agujereados, oxidados y sus banderas lucen claramente desgastadas, en todos los mástiles de casi todos los países…; Donald Trump podría ser otro paradigma de los nuevos tiempos, al margen de los viejos partidos, que se están acercando, imposible contención, urgente encauzamiento, escasez de Talentos-Valores en las cúpulas…

Es el momento de inventar nuevas fórmulas, modelos… para tiempos inéditos en los que  hay que limpiar los escenarios, como primera providencia, los cuales arrastran tal cúmulo de lastres, que será difícil salvar al viejo paradigma de su irreversible postración…

La ilusión puede, debe, mantenerse, pero imposible hacerlo cabalgando en viejas diligencias, por muchos cables electrónicos, que hayan instalado valiosos tecnólogos mercenarios…

Los retos están abiertos, pero listillos, indumentarias estrafalarias, discursos vociferantes, insultantes, tensos, sin más profundidad que la patada en los cojones… pueden representar la trampa perfecta para el inmovilismo de fondo, escenificando el viejo lema “quítate tú y me pongo yo…”, disfrazados de “genialidad revolucionaria del momento…”

Nefasta alternativa, no por lo malévola sino por lo vacía…

“La imaginación al Poder” fue el ilusionante lema del mayo francés del 68…

“El Talento – rescatado desde todas las esquinas – al Poder”, sería el inmenso grito que necesita la Humanidad entera…, el Talento junto a los valores humanos del más alto calibre.

No, no es elitista mi sugerencia, no lo pretende al menos; pero entre la Imaginación y el Talento-Valores se ha infiltrado una tercera alternativa, respaldos asamblearios múltiples: la Mediocridad…

            Ahí están las opciones para encarrilar las Sociedades del Mundo en este crucial tramo de su travesía, ocupando el gran recinto del Poder, con todo lo que arrastra…

Nos toca elegir, pensemos…

Artículos relacionados