fbpx CABEZA DE PLAYA: Mirando desde la Colina | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

Carlos Galguera Roiz

Vive España una etapa de su Historia, digamos complicada, convulsa, en cualquier caso interesante, como ocurre cuando se van gestando en un país cambios de paradigma considerables, sin haber abandonado el anterior y sin tener claros los nuevos escenarios, que se acercan vertiginosos…

Bueno, no solo España, este marco podría extrapolarse, con las debidas adaptaciones, escalas, matices y circunstancias, para analizar múltiples coyunturas que suceden hoy por demasiados rincones de nuestro planeta y en casi todos los niveles de desarrollo…

Acerquemos la lente. La Sociedad Española está claramente “parcelada”, sobre todo en ámbitos políticos; almenas y cañones cuidadosamente esparcidos entre murallas, artificiales sí, pero a fin de cuentas recintos amurallados, sin delimitaciones claras. Así, nos encontramos atrapados; tanto poner trampas en las innumerables cacerías, que, tengo la sensación, buena parte de la Sociedad ha caído en sus propios lazos perversos…

Las viejas, tradicionales etiquetas al uso; Izquierdas, Derechas, ramales laterales, otros más, aparecidos, muchos matices entrelazados, se mantienen incombustibles, intraducibles…se han convertido en mantras, que resultan, como mínimo, inservibles; parecen, vistos desde la Colina, líneas incompatibles, irreconciliables, precisamente porque son indistinguibles…, es decir falsos de toda falsedad.

Una excepción a este “status” son los periodos entre guerras – diríamos mejor entre elecciones – en los que se precisa, caso especialmente agudo, y actual en España, pactar acuerdos, repartos, intercambios…, todo debido a un Sistema Democrático vigente en España, digamos lamentable, como mínimo incompleto, que muchos denuncian y nadie ha querido corregir de verdad…

Así resulta lo que prevalece; acordar algún tipo de programa, para compartir raciones, calidades y cantidades del pastel presupuestal que se está ventilando, requiere “negociaciones” entre camarillas, que 5 minutos antes de los repartos triunfales, se estaban despellejando…

Imposible construir nada serio, medianamente valioso, incluso algo realmente aprovechable con los mimbres que voy atisbando ahora mismo, encaramado en la Colina…

Tiene que haber, pienso desde aquí arriba, salida a los laberintos, que estoy esbozando en esta pincelada; la algarabía establecida, no puede ser insoluble y eterna, la ley evolutiva, inscrita en el Cosmos, del que formamos, inevitablemente, parte, es decir lo que está detrás de todas las palancas, borraría este Modelo como intento fallido, uno más entre millones de pruebas que resultan “inviables”…

Mientras sigo observando, al menos la Colina permanece estable, aceptable dentro de mis percepciones, dándome un extraño, cálido cobijo…; ojos abiertos, mente procesando, simplificando marabunta de alternativas, que van apareciendo a proa del navío común, esperanza razonablemente  intacta, la única forma asumible de vivir, para mi…

Finalmente aclaro algo, ¿desde la Colina?. Bueno, he estado una temporadilla fuera de juego, pequeño accidente, 15 días con muletas, tortura china para mi…; claro, obligado refugiarme en la Colina, tenía que respirar, pero sin moverme  mucho, combinación imposible…si no te encaramas a un monte, aunque sea virtual, razonablemente acondicionado: La Colina.

Pistas para pensar, es lo que trato de poner cerca de la Gran Hoguera, resultados inciertos; combustible hay, pero el compromiso ciudadano sería incorporar el comburente necesario…

Lo demás, cita evangélica, se dará por añadidura…

Comentarios

comentarios