sábado, mayo 18, 2024

Blackmore es como la ex con la que no queremos volver: Ian Gillan de Deep Purple

MADRID, ESPAÑA.- El vocalista de la legendaria banda de rock Deep Purple, Ian Guillan, conversó con Rodrigo Contreras, de RockFM, para promocionar su espectáculo Rock the Opera.

Aprovechando su visita a España para presentar el espectáculo La Orquesta Filarmónica de Praga interpreta rock, el artista ha pasado por los estudios de RockFM .

ROCK Y MÚSICA “CLÁSICA”
Incluso en la música rock se usa el término clásico para una de sus vertientes. Con clásico nos referimos a algo concreto, sin embargo el rock orquestal resulta de la combinación.

Pero en todo caso, apareció este hombre de pelo largo al que le encanta el rock y que, además, toca. Llamó a mi habitación y me comentó que quería que escuchara algo.

-“¿Quién eres?”

-“Soy Friedeman”.

-“¿Ah, sí? De la Filarmónica de Praga”

Pues muy bien, nos sentamos a tomar café y a desayunar, mientras escucho lo que había traído. Era una cinta de casete con la canción “Highway Star”, Y lo que me llamó la mucho la atención era la energía que él había volcado en la grabación. Y lo digo porque resulta muy difícil conseguir captar esa energía con una orquesta.

Porque suelen estar más bien tranquilos incluso en las partes más enérgicas.

Y es así de relajado porque todo suele estar bajo control. Toda la música está escrita y se sigue al pie de la letra.

Pero Friedeman consiguió sacar de ese contexto algo muy emocionante. Lo que me dejó muy impresionado. He tenido la oportunidad de trabajar con muchas orquestas, y créeme si te digo que no todas generan este entusiasmo .

¿Es parecido salir con la Rock the Opera a girar con Deep Purple?
Si creo que tenga similitudes, obviamente con músicos distintos.

Porque en realidad cada espectáculo de los que mencionamos tiene elementos diferentes. Aunque cierto es que en este caso también contamos con una orquesta y una banda.

De manera que, en ese sentido, sí es lo mismo. Bueno, y que yo canto siete canciones de Deep Purple. Eso sí es igual, pero la química entre nosotros es distinta.

El propio público será distinto. El equipo de gente que nos acompaña también es otro. Pero sí viene a ser el mismo tipo de propuesta.

CÓMO CUIDARSE LA VOZ CON LOS AÑOS
Bueno, creo que es un asunto delicado. He podido conocer a muchos cantantes que, a medida que se hacían mayores, sufrían de problemas con su voz, a lo que se suma que son cantantes que giran muy a menudo. Mientras que el cantante que graba discos, no salen mucho de gira y se limita a ofrecer algunos conciertos puntales.

Y de lo que no hay duda, es de que en estos casos las cuerdas vocales, como con la musculatura en general, o con tus huesos o tendones, si no les das uso con frecuencia, tenderán a envejecer.

Como a los deportistas. Sí, parecido. Hay cosas en el deporte que ya no puedo hacer. Llevamos de gira desde el pasado mes de abril. Y llevo sin pasar por Inglaterra, por mi casa desde el 21 de diciembre. Se hace muy intenso. Pero has de mantener la voz activa.

Con los años también aprendes a reconocer aquello que puede dañar tu voz.

Por ejemplo, ya no salgo de fiesta cada noche. Me conformo con dos veces a la semana.

También hemos de tener en cuenta que hay un aspecto técnico en ello, que, cuando eres joven e inexperto, tienes la tendencia de cantar lo que te echen, en cualquier nota.

Notas, por cierto, que suele escoger el guitarrista porque le resultan las más apropiadas para tocar. De modo que si cambiara, por ejemplo, un semitono, puede que tuviera que tocar más forzado con los dedos o que no supiera cómo hacerlo. Y así se queda.

Y a pesar de que en ocasiones no fuera la nota correcta, la tocábamos así de todas formas.

Y aunque puedas llegar con la voz a esas notas, no deja de ser un esfuerzo enorme. Algo así, de vez en cuando puede estar bien, pero no cada noche. Y pasado un tiempo, se convierte en algo difícil de ejecutar.

Pero no es algo que concierna solo a cantantes de rock. A Pavarotti le ocurría lo mismo- Todo cantante de ópera se enfrenta a la misma dificultad. Es un problema que tienen todos los cantantes profesionales. Has de poder cantar en la nota más adecuada a como te sientes para tu propio cuerpo. Y si lo haces, puedes cantar durante toda tu vida. De modo que diría que mi voz está bien.

Casi todo lo que canto con Deep Purple lo tocamos en su notas originales.

Y como resulta que tocamos tanto consigo mantener mi voz en buena forma. Me siento bien.

Pero si parara, digamos, tres meses tendría que volver a empezar todo de nuevo.

SOLO CANTARÁ SUS PROPIAS CANCIONES EN ESTA GIRA
No. Verás, las versiones que grabamos. En el disco ‘Turning to Crime’ (2021) fueron de nuestra elección. No me gustaría cantar otras versiones en esta gira.

Y es que las versiones que escogimos para ‘Turning to crime’, podríamos llamarlas clásicas, en el auténtico sentido de la palabra porque llevan mucho tiempo entre nosotros y han sobrevivido.

Y, además, son muy buenas canciones, que han sido versionadas por mucha gente.

De modo que, en ese caso, es más una cuestión de interpretarlas a tu manera. Sin embargo, si hablamos de bandas como AC/DC, Pink Floyd, Metallica. Black Sabbath y demás, se trata de grupos con un sonido tan característico tanto por los músicos de la banda como por sus cantantes. Si me escucharas a mi cantando, por ejemplo, algo de Ronnie James Dio, tendría la sensación que algo no encaja.

Por ejemplo, yo estuve en Black Sabbath durante un año y canté canciones de la época de Ozzy así como canciones del disco ‘Born Again’, que grabé con ellos.

Y con las de Ozzy nunca me pareció que cantarlas fuera adecuado. Son canciones geniales, y podía cantarlas sin problema pero el hecho de no sonar como Ozzy no me parecía lo más apropiado.

Así que me alegro de que sean los demás cantantes, chicos y chicas, quienes canten esas canciones, esas que versionamos en el show de AC/DC Pink Floyd o Metallica. Y yo me ocupo de cantar las de Deep Purple.

‘Born Again’ de Black Sabbath
Bueno, en realidad no rompí las copias, sino que las tiré por la ventana de mi coche. Conducía por la M4. A ver, me sentía decepcionado.

Mi mentalidad era distinta a la de mis compañeros en Black Sabbath, me encantó. Viví un año genial con ellos. Fue una locura.

Pero cuando terminamos de mezclar el disco, y aún conservo el casette con ellas -me refiero a las mezclas que salieron del monitor del estudio- sonaban maravillosas. Y eso que lo escuché en ese casette.

Y aquello fue lo último que escuché cuando me fui del estudio.

Sin embargo, cuando escuché el disco ya terminado, pensé: ‘¿Pero esto qué es?’. Era el sonido del bajo retumbaba mucho para mi gusto.

Y recuerdo que en América hay una cita muy famosa de la película Spinal Tap en la que hay un par, o tres, referencias a Black Sabbath. Y ya adelanto que no se de dónde lo sacaron, pero una de ellas decía: “Este disco es imposible de pinchar en la radio americana”. Y era por el sonido del bajo que lo hacía poco emitible en radio.

Volviendo al tema, me sentí decepcionado con la mezcla final. No sé qué pudo ocurrir entre el estudio y la fábrica de discos pero algo debió ocurrir.

Y fue una lástima. Ahora bien, dicho esto, adoro algunas de las canciones del disco. De hecho “Trash” es una de mis favoritas de siempre.

Y, de hecho, me gusta aún más porque es una historia real.

¿LE QUEDAN MÁS GIRAS POR DELANTE A DEEP PURPLE?
Si me lo hubieras preguntado hace un año, te hubiese dicho que no estaría seguro. Pero hoy día, el nuevo, Simon, que es genial, ha traído un renacimiento para la banda. Justo venimos de finalizar una gira fantástica. Y la energía que hemos sentido ha sido tremenda. De corazón sabes cómo está una banda, no sabes tú y también tus compañeros en el grupo. Y en sí mismo, sentirse bien tocando, ya sería una recompensa en sí misma.

Pero, curiosamente, no tiene por qué trasladarse al público. Sin embargo, en esta gira la reacción del público ha sido igual de hermosa. De modo que te diría que sí, que aunque nos quedan unos dos o tres años más de giras.

SU PRIMER RECUERDO DE ESPAÑA
Mi primer recuerdo de España es en Vigo, donde actuábamos en un reciento pequeño.

En ese momento tenía mi propia banda, y justo dos días antes de irnos me partí las costillas jugando al criquet. He de decir que es un deporte violento.

Pero la cuestión es que me dolían mucho los pulmones y las costillas cada vez que respiraba o hacía algún movimiento.

A eso sumamos que viajábamos en una furgoneta con asientos de madera y que se movía muchísimo por carretera.

Al llegar a Vigo, estaba blanco y muy dolorido.

Total, que vamos al recinto del concierto y pensaba para mí mismo que no podía hacerlo pero que no me quedaba otra opción. Así que decidí que debía mantener fijas mis costillas de alguna manera.

Agarré cinta de carrocero y me la enrollé unas diez veces para que mis costillas se mantuvieran quietas. “Así está bien”, pensé.

Bien, lo que ocurre es este tipo de cinta sujeta a la piel, se adhiere con fuerza. Pero al sudar cuando transpiras, deja de hacerlo.

Así que pasadas tres canciones del concierto parecía que llevaba puesta una minifalda negra. Es mi recuerdo favorito de España.

Bueno, y también tocando con Black Sabbath en Barcelona. Tocamos allí y acabamos en comisaría después de pelearnos en la calle la noche anterior, cuando salimos a un club de la ciudad. No todos, pero sí algunos acabaron en comisaría.

También debo decir que este tipo de cosas no ocurrían en Deep Purple. Bebíamos con más tranquilidad. En Sabbath todo era mucho más salvaje pero también lo pasamos muy bien juntos.

POR QUÉ YA NO PUEDE CANTAR “CHILD IN TIME”
Ya no me es posible. Es cierto que podría bajar la nota, pero ya no sonaría igual.

Suelo emplear esta analogía para explicarlo. De jovencito era atleta, y mi disciplina el salto con pértiga. Fue el deporte que elegí.

Pero cuando cumplí 25 años, ya no me era posible seguir practicándolo. Y con ello, me podía olvidar del todo. Simplemente no puedes.

Y así, podemos concebir “Child in Time” como si fueran unas olimpiadas Y no tanto como una canción sino más bien como las olimpiadas.

Porque es una canción que supone una gran desafío. Y, aún así, de joven me parecía que podía cantarla sin esfuerzo.

Sin embargo, cuando cumplí 38 años ya no me parecía que la canción sonara bien, así que pensé que para que sonara mal era mejor no cantarla. Y así ha sido. Buena decisión.

Bueno, cuando tomé esa decisión, a los 38, pensé en que ya me encontraba en la mitad de mi vida.

Y la verdad es que aquello me dio en qué pensar, sobre todo en lo que vendría

Me hizo reflexionar sobre mi futuro y querría seguir cantando el resto de mi vida. Y claro que quería.

¡Cómo no! Llevo cantando desde que tenía cinco años y cantaba en el coro de la iglesia… bueno, quizás con ocho. Y, además, en mi familia había mucha tradición de músicos y cantantes. Así que pensé: “¿Y ahora qué hago?”.

No quiero que me recuerden por ser de los gritos, como lo llamaban entonces.

No quiero seguir gritando cuando tenga 80 años. O setenta o los que sea. No es digno.

Aunque también es cierto que aquí estoy, con 77 y aún gritando. Pero volviendo al tema, la cuestión es que la capacidad de control y elevar tanto esa nota en Child In Time, me supera, y por mucho, para serte sincero.

SU RELACIÓN CON BLACKMORE
La cuestión es que Deep Purple es una familia que llevan juntos desde antes que yo entrara en el grupo. En el 68 eran Ritchie Blackmore, Jon Lord, Ian Paice, Nick Simper y Rod Evans .

Tanto Roger Glover como yo nos unimos en el 69 y a lo largo de diferentes etapas han pasado por ahí David Coverdale y Glen Hughes entre otros.

Para cuando fuimos madurando, nos asentamos como banda y la química entre nosotros era buena, todo iba bien en el grupo.

Y para cuando nos reunimos en para ‘Perfect Strangers’,todo eso era ligeramente distinto. Ritchie era otro y, de hecho, todos habíamos cambiado.

De hecho, Ritchie y compartíamos habitación en Deep Purple y salíamos de fiesta juntos.

No me gusta quedarme con lo negativo, por lo que guardo un gran recuerdo de Ricthie como el gran guitarrista que es.

Su sentido de humor es algo retorcido. Y lo digo en serio. Pero es un gran profesional.

Pero cuando nos juntamos de nuevo algo había cambiado en él. Todos lo hicimos, y esa química era distinta a la que conocíamos. Eso hizo que todo se volviera más complicado. De hecho, terminamos chocando.

Y como yo quería que saliéramos más de gira, y Ritchie no, me terminaron despidiendo.

Un día, en medio de una reunión, pregunté por qué no íbamos a tocar a Sudamérica o a Rusia.

Pregunté por qué no salíamos a girar por todo el mundo, teniendo en cuenta que somos una banda de directo. El día después de proponerlo, Ricthie habló con el manager y dijo: Es Ian o yo. Finalmente le eligieron a él, y a mi me pareció bien.

Grabaron un disco con un cantante nuevo, de quien no recuerdo el nombre. A lo que la discográfica respondió que, o bien volvía yo a la banda, o cancelarían el contrato.

De modo que volví a Deep Purple, cosa que a Richie no le gustó en absoluto. Fue una decisión que no le gustó, por lo que terminó marchando del grupo.

Por ponerlo de una forma simple, si pensamos en una familia, porque así nos consideramos, esta situación con Ritchie sería como un divorcio.

Decidió marchar. Y aún así quiso mantener el control de la banda y reconozco que, desde entonces, ha sido un grano en el culo. En todo caso, nos va mucho mejor últimamente.

En mi opinión, el gran problema con Ritchie se debe, en realidad, a su manager. Es una de esas situaciones que te toca afrontar en la vida.

Y volviendo a la idea que planteabas de una gran reunión en Deep Purple o algo similar, creo que sería muy irrespetuoso para todos los miembros actuales de la banda.

De hecho, supongo que el ambiente sería muy desagradable y artificial. Si lo hiciéramos, sería solo por dinero. Porque no hay ni amor. Ni ninguna afinidad.

Y si tenemos en cuenta que el 25% de la esencia de la banda es la improvisación, resulta inviable.

En todo caso, ahora tenemos un guitarrista maravilloso. Y para ser honesto, no sé si Richie ha estado practicando estos años con la guitarra. Vamos, que podría seguir y seguir.

Pero la respuesta corta es, no. Es esa ex mujer con la que no queremos volver a tener una relación. Es una pregunta muy recurrente. Somos fans de la banda y lo comprendo. Y es el punto de vista subjetivo de toda la banda.

No es el de un promotor o el de algunos fans. Porque no todos los fans de la banda lo son de Blackmore. Algunos sí, por supuesto.

QUÉ PIENSA SOBRE EL PLAYBACK
Al menos para mi es una estafa. No me gusta, pero qué le vas a hacer.

Y aunque no vaya a señalar a nadie sé que hay muchos artistas que lo usan.

La primera vez que fue consciente de ello fue en Estados Unidos, hace unos 20 años, viendo a una gran banda.

De hecho, se vinieron con nosotros a tocar a Inglaterra. Recuerdo escucharles en los ensayos y pensar: ‘¡Qué bien suenan!’. Pero nuestro técnico de monitores me mostró otra cosa. Ven, mira.

Y recordemos que esto es años antes de que las conexiones de radio y demás.

De modo que vimos una caravana a la que iban cables desde el escenario. Señalizadas con lo típico de: “Prohibido el paso”.

Y aquello estaba lleno de monitores, cintas y equipo para coordinar el playback.

En fin, todo lo necesario. Vamos, que imitaban un directo básicamente. O al menos cantando con apoyo de grabación.

Es decir, que la voz no salía del micro, pero la sincronía era tan buena, que no te dabas cuenta. Y creéme si te digo que en estos últimos tres meses he conocido a tanta gente haciéndolo que me he quedado de piedra.

En fin, que ahora parece que confiamos en otra cosa. Antes eran las drogas, y ahora cintas para el playback.

Sus artistas favoritos e influencias
¡Madre mía, son tantos!.

Hoy mismo iba en el coche hablando de un magnífico guitarrista flamenco llamado Tomatito, que es uno de mis ídolos. Me encanta su música y la pasión con la que la toca y es capaz de articular todo su arte.

Ronnie (Dio), a quien mencionamos antes, y que era un gran amigo mío. Tal vez por eso, mi opinión esté un poco sesgada.

Soy un gran admirador de Robert Plant desde el principio. Le vi por primera vez en el Marquee cuando presentaba su disco 11 Picture un disco en solitario. Y desde entonces he seguido de cerca toda su carrera.

Dusty Springfield es una de mis artistas preferidas, sin duda alguna. De hecho, mi primera gira profesional fue con ella.

Stevie Wonder, que es un cantante estupendo, así como compositor y artista en el sentido amplio.

Por supuesto, no faltan Elvis y Little Richard, o Buddy Holly,quien es muy importante para mi, sobre todo, por el equilibrio entre la fuerza y la sensibilidad. Es por el equilibrio y la textura de su voz.

Y podría seguir y seguir: Pavarotti y Chopin. Porque me encanta la música de coro. Sobre todo porque de niño cantaba en el coro de la iglesia. Adoro la música de iglesia. Música, mucha música. Muddy Waters, Howlin Wolf. En fin la lista es interminable.

¿HA MUERTO EL ROCK AND ROLL?
Quizás sí la forma en que lo entendemos hoy en día. O al menos hasta cierto punto.

Sobre todo porque lo que llamábamos el negocio de la música, se convertido en la industria.

Y eso ha provocado que mucha de la humanidad que había, haya desaparecido. Pero ocurre en muchos aspectos de la vida.

Mucho, hoy en día, está basado en algoritmos. En la inmediatez de pulsar un botón. En mi opinión el rock and roll, o la música rock, que es más amplia por sus géneros. En el sentido amplio de la palabra. Veo muchos jóvenes aprendiendo a tocar la guitarra y que quiere formar una banda.

Podríamos asemejarlo al fútbol. Muchos aspiran a ser como sus ídolos. O, en realidad, en cualquier ámbito

Pero al no entender cómo funciona el sector no saben muy bien qué hacer, cuando lo que deberían hacer es tocar y tocar. Y, sobre todo, trabajar con otros músicos. Y no solo del rock. Porque es así como sobrevivirá.

Es como si una cultura pretendiese no mezclarse con nadie más; y permanecer inalterada.

Terminaría muriendo de puro éxito Porque no sería capaz de fortalecerse mientras que si tienes una nación multicultural y estás abierto al cambio y al desarrollo, esa cultura saldrá adelante.

En Deep Purple, nuestras influencias abarcan desde Chopin y Beethoven hasta Jimmy Smith, el órgano Hammond de músicos de jazz como Buddy Rich. O, por ejemplo, el estilo Big Band Swing que tanto le gusta a Blackmore.

Pasando por todo el rock and roll de sesión del que Roger Glover es fan. Hasta Bob Dylan, la música folk y lo que te venga a la mente.

Y en lo que a mi respecta, yo aportaba a los clásicos del rock and roll la música de coro o el blues- Toda esta mezcolanza termina dando lugar a nuestra música.

Y también diría que es lo que define a cualquier conjunto bien sea un equipo de fútbol, una familia o una pequeña empresa. Lo que realmente hace que funcione un proyecto es la buena sintonía entre sus miembros.

Por otro lado, nunca he conocido ninguna forma de expresión como el rock and roll, que refleje también la actitud rebelde tan propia de la juventud. Incluso dentro de cualquier forma de arte o expresión es maravilloso. Te permite expresarte en palabras, melodías, ritmo en la forma de vestirte y demás.

Pero el rock and roll también puede verse limitado, porque evoluciona en otras vertientes, como el hard rock el rock progresivo y que, de pronto, terminan considerándose algo clásico. A su vez, pasa el tiempo, y hablamos de metal o de grunge y de nuevo cambia la vestimenta, tu aspecto y con ello, tu actitud y la forma de tocar.

Y, de alguna manera, todo eso puede suponer una limitación. Nosotros, por ejemplo, hará cosa de diez años nos etiquetaron como rock clásico lo cual puede suponer tu final.

¿Qué significa rock clásico? Bueno, pues que solo tocan “Smoke On The Water” y algunas canciones heavies. Y ya.

Afortunadamente, esto está cambiando en Estados Unidos gracias a algunas estaciones más jóvenes, y gente que se aleja más de lo convencional. Pero todo depende de cómo reacciones en sociedad. En ese sentido, creo que la juventud necesita de esperanza y cierta educación.

Que no se limiten solo a copiar a las bandas más veteranas, sino que se inspiren en otros estilos de música, en poetas y artistas de todo tipo. Sobre todo en los años en los que te estás formando.

Sobre La Orquesta Filarmónica de Praga interpreta rock
Como la voz más icónica del rock clásico y miembro de Deep Purple, que vendió más de 100 millones de álbumes y realizó giras mundiales durante décadas, Ian Gillan se unirá a la Orquesta Filarmónica de Praga en su nuevo tour:
La Orquesta Filarmónica de Praga interpreta rock.

Ian Gillan compartirá escenario con cuarenta top músicos clásicos, así como algunos de las mejores voces de rock del momento.

¡Disfruta de las orquestaciones más fascinantes y poderosas de tus clásicos favoritos de todos los tiempos de Deep Purple, AC/DC, Led Zeppelin, Pink Floyd, Queen y muchos otros!

El programa será dirigido por el director de orquesta alemán y especialista en rock Friedemann Riehle, que utilizará la última tecnología en sonido, para crear un puente entre el rock y el mundo clásico, con la energía de las canciones y el poder de una orquesta sinfónica completa.

Ya puedes hacerte aquí con tus entradas.

¡Prepárate para sorprenderte!

• El viernes 18 de noviembre en el IFEVI de Vigo

• El sábado 19 de noviembre en el Fernando Buesa Arena de Vitoria-Gasteiz

• El viernes 25 de noviembre e el palacio de deportes de Granada

• El sábado 26 de noviembre en el Madrid Arena de Madrid.
AM.MX/fm

Artículos relacionados