fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.- Si bien en las últimas 12 semanas 20 entidades mantienen reducción en la velocidad de contagios de COVID-19, es necesario reforzar las medidas sanitarias, porque inicia la temporada de influenza, señalaron autoridades de la Secretaría de Salud durante El Pulso de la Salud, en Palacio Nacional.

En la conferencia de prensa encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, informó que desde hace cuatro a 12 semanas, 20 entidades federativas registran un descenso contínuo en sus curvas epidémicas de COVID-19, cuatro están en meseta de control y en ocho los casos van aumentando, con posible rebrote.

Subrayó que la respuesta gubernamental y social se ha enfocado en salvar vidas. Por lo cual, se siguen implementando medidas sanitarias de prevención para disminuir la velocidad de propagación del virus SARS-CoV-2.

Alcocer Varela llamó a los grupos de población en riesgo a vacunarse a seguir manteniendo las medidas de autocuidado de la salud, consistentes en la sana distancia y salir de casa solo cuando es necesario.

Tras el anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador en el sentido de que se planea una nueva estrategia de reconversión hospitalaria de instituciones privadas de salud para la atención de casos COVID-19, el secretario Alcocer Varela agregó que esta medida reforzará la capacidad del sistema público, en regiones o áreas donde se detecte esa necesidad.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, exhortó a todas las personas a evitar asistir a los panteones, los días 1 y 2 de noviembre, fecha en la que la población mexicana conmemora las celebraciones del Día de Muertos. Enfatizó que en estos lugares en la fechas señaladas es tradicional la alta congregación de personas lo que eleva el riesgo de contagio de SARS-CoV-2.

Además destacó que al último corte, en el país hay 989 mil 265 casos estimados, 40 mil 830 permanecen como activos (personas con posibilidad de contagiar) y 623 mil 494 se han recuperado.

Afirmó que sin importar el resultado de la prueba de COVID-19, las personas reciben el tratamiento y la atención médica que requieran, y que la mayoría de las infecciones respiratorias no son graves, en más del 80% de casos la enfermedad se limita.

Ante la temporada de influenza, recordó que la campaña de vacunación comenzó el primero de octubre y terminará el 31 de diciembre, en la medida en que se complete la vacunación de más de 36 millones de personas.

Reiteró que personas de 60 años o más, con enfermedades crónicas, mujeres embarazadas y menores de cinco años deben vacunarse. Las vacunas son gratuitas y están disponibles en unidades públicas del sector Salud.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios