Por: Valeria García

 

CIUDAD DE MÉXICO. 10 de mayo (AlMomentoMX).- ¿El amor de mamá se mide con regalos, dulces, galletas o comidas familiares?… En nuestros humildes actos de regresar, en un mínimo intento, aquella fuerza que mamá nos da; pocas veces nos detenemos a pensar en los momentos más significativos en los que ellas demuestran el amor por sus hijos.

———————————————————–

Fui al teatro sensorial y vi “Cosas que solo de muerto se saben”, el nombre lo dice todo.

Por supuesto lloré, por mí y por todas las cosas que NO había hecho hasta ese momento de mi vida. Sabía que no quería morir sin haber superado mis miedos y ansiaba regresar a casa para abrazar a mi familia.

Con sentimiento, nostalgia y esperanza le conté a mamá la experiencia. Ella solo respondió:

– Ves como no era necesario que lloraras tanto por ese muchacho.

 

Así refuerzan el alma las mamás.

 

___________

El ginecólogo me receto dos pastillas para desecharlo y así fue. No de inmediato pero no me llevo más de tres días. Me desmayé en el baño de mi trabajo al ver los restos del feto en el inodoro. Acepto que fue una decisión de dos aunque eso no lo hizo menos importante.

Lloré mucho en casa, sin esconderme o disimular; fue de esos dolores que no se pueden ocultar.

Mamá entró en la habitación y preguntó: ¿Qué tienes?

-Aborté, dije a secas.

Sin hacer preguntas, ella me abrazo.

 

Así apoyan las mamás.

 

___________

Soy hijo único y conocí a la chica de mis sueños, literal. Teníamos la mejor relación pero de momento no supe como salir, viajar, comer, platicar y querer sin que alguna de las dos estuviera en cada momento.

Inevitablemente a las dos les celó la situación, que si no sabes estar sin tu mamá o que si tu novia me quiere alejar de ti.

Terminamos porque las dos personas que he amado en mi vida no se toleraban. Lloré y sufrí, debía perder a una de ellas y definitivamente no sería a mi madre.

Recuerdo tener esa platica con mi madre, la conversación en la que me dijo: No la dejes ir, ella es la mujer de tu vida.

 

Así comparten lo que aman las mamás.

 

___________

Parió a los 18 años, dejó la universidad, trabajó, dobló turnos y lo dio todo por mí. Fui a escuelas privadas, usé ropa de marca, tuve los juguetes que quise y fiestas de cumpleaños.

Que si un niño de la escuela me molestaba, ella hablaba con los maestros; y si tenía que ir a juntas cambiaba sus horarios de trabajo…

Aún así decidí mudarme con mi papá cuando cumplí 14.

Ella me dejo ir. No la busqué, ni visité, tampoco la llamé los primeros dos meses. Apenas recordé su cumpleaños.

Me dijo que quería que yo creciera siendo feliz y me dedica todo su tiempo los días que me toca pasar con ella. Me enseñó a amar sin retener y a dar sin recibir.

 

Así demuestran el amor de verdad las mamás.

 

___________

Tenía 12 años y mis papás iban a separarse. Yo era muy apegado a mi madre pero decidimos vivir con mi padre después de la separación. El ambiente en casa se tensó y se entristeció un poco. Mamá no podía creer nuestra decisión.

Una noche veíamos Dumbo en la tele, los cuatro en la misma habitación. Mamá se durmió y dejó caer su brazo, yo puse mi mano sobre la de ella. La sintió y abrió los ojos, incómodo quise retirar la mía pero ella la apretó, me miró y derramamos algunas lagrimas.

No dijimos nada, solo escuchamos Hijo de corazón mientras la Señora Jumbo acariciaba la trompita de Dumbo antes de dejarlo ir.

 

Así es como las mamás dicen que van a estar para siempre.

 

___________

Tenía 27 años y dos hijos pequeños. Caí en las drogas, me volví adicta a la piedra.

Mi madre cuido a mis hijos, pago mis deudas, cubrió consultas, me anexo y con presión alta y cansancio se trasladaba casi toda la semana para dejar artículos de higiene personal o dinero en la clínica. Salí del anexo pero seguí siendo adicta.

Una mañana desperté y mamá había llenado la casa de policías, iban a forzarme para encerrarme en otro anexo. Al segundo día me escapé.

Ahora viene los jueves a traerme algunos artículos pero sólo puedo verla los días de visita. Desde hace un año acude a sesiones y juntas con el abogado; dice que me dejarán salir pronto bajo libertad condicional.

 

Así están las mamás en las buenas y en las malas.

 

___________

Recuerdo que en mis cumpleaños mi papá nunca me regaló algo, tampoco me felicitaba. En realidad no había mucho dinero para gastar en regalos pero mamá siempre lograba juntar algo, nunca supe cuanto tiempo antes había ahorrado.

En una ocasión me compró una blusa de $50 pesos esperando que me gustara. No solo me gusto, también fue uno de los mejores regalos de cumpleaños que me han dado en la vida.

 

Así dan prioridad a sus hijos las mamás.

 

AM.MX(vgs

 

Comentarios

comentarios