miércoles, febrero 28, 2024

El 1, 2, 3 de la educación financiera: Grupo Human

Víctor Chávez Montes de Oca

Socio Director de Grupo human

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de noviembre (AlmomentoMX).- En México existe una deficiente cultura financiera, debido a la poca educación y falta de conocimiento en temas financieros, esto ocasiona que existe una débil cultura del ahorro y su importancia para la economía personal. De acuerdo a datos del INEGI el 78% de los jóvenes no cuentan con un esquema de ahorro para su futuro, esta situación complica el futuro financiero de la población pues la falta de planeación dificulta la inversión, aumenta el endeudamiento e impide el crecimiento económico.

La salud financiera es posible mediante una buena administración, el secreto está en una correcta planeación y un balance entre los ingresos y egresos económicos. Desarrollar un plan financiero es un proceso que requiere de objetivos específicos y acciones concretas para lograrlo.

Llevar a cabo una planeación financiera requiere de una serie de pasos con el fin de asegurar el éxito del plan:

Tener un análisis de la situación financiera. Hacer un comparativo entre los ingresos, principales activos, gastos y deudas darán una idea de la situación actual, esto permitirá identificar si se cuenta con ingresos suficientes o se tiene un exceso de gastos.

Establecer objetivos. Deben ser realistas y basados en la información obtenida del análisis previo, es importante definir un plazo de tiempo para alcanzarlos.

Definir estrategias. Un plan de acción a seguir para lograr las metas que se han planteado, ahorrar cierto porcentaje de ingresos, reducir el gasto en determinado rubro son algunas acciones que permitirán tener una salud financiera.

Realizar una proyección de ingresos. Es importante considerar las entradas de dinero que se puedan obtener en un futuro, tomar en cuenta posibles imprevistos o entradas adicionales de dinero e inversiones que puedan modificar las proyecciones.

Establecer un presupuesto. Es un estimado que permite distribuir sus ingresos para cubrir sus gastos y hacer frente a sus deudas, considerar gastos imprevistos, aumento de precios e ingresos extras para hacer modificaciones al presupuesto.

Ejecutar el plan. Una vez establecidos los objetivos y las acciones concretas a seguir, se requiere disciplina y organización para darle un correcto seguimiento al plan y realizar las modificaciones pertinentes.

Sin importar el salario percibido o la actividad profesional, desarrollar una cultura financiera es posible gracias a una educación financiera, contar con información oportuna acerca de temas financieros ayudará a tomar mejores decisiones en un futuro. La prosperidad económica se alcanza a través de la gestión responsable de las finanzas personales, es importante establecer prioridades para decidir qué gastos son imprescindibles en el día a día. Algunas acciones que ayudan a tener una buena salud financiera:

Ahorrar. Destinar una parte de los ingresos al ahorro le permitirán tener una mayor solvencia para invertir en otros rubros.

Registro de fechas de pago. La disciplina y responsabilidad es fundamental para hacer frente a las obligaciones financieros, realizar pagos a tiempo evitará cargos extra o complicaciones futuras.

Contar con un fondo de emergencia. Se pueden presentar situaciones fuera del nuestro presupuesto ocasionando un desbalance en las finanzas, destinar parte de los ahorros a un fondo para estas situaciones le dará mayor solvencia ante los imprevistos.

Tarjeta de crédito con responsabilidad. Un mal manejo del crédito puede acrecentar sus deudas, asesorarse de instituciones financieras que le ofrezcan un plan crediticio con base a sus ingresos y capacidad de pago le permitirán aprovechar los beneficios de un crédito.

Contar con un seguro. Existen una amplia variedad de esquemas de seguros que protegen sus activos como un automóvil o seguros contra gastos médicos o de vida, dependiendo de sus necesidades, un seguro le dará cierta tranquilidad ante los imprevistos.

Es imprescindible contar con la ayuda de expertos, instituciones financieras pueden proporcionarle información útil y planes de ahorro que se adapten a sus ingresos y necesidades. Igualmente existen una gran cantidad de herramientas en línea que le facilitaran la gestión de sus finanzas, la planeación de presupuestos y proyecciones así como la inversión en activos a largo plazo.

La educación financiera comienza en casa, pequeñas acciones pueden hacer la diferencia, identifique aquellos gastos que se pueden reducir y destine esos ingresos a asuntos más importantes como invertir en un patrimonio, la educación de los hijos o tener un ahorro para el retiro.

AM.MX/fm

Artículos relacionados