PÉSIMA RECONSTRUCCIÓN

0
56

Jorge Meléndez Preciado
El encargado de la reconstrucción en Benito Juárez, Ricardo Becerra, llegó ebrio a una reunión con damnificados, uno de los cuales le reclamó su torpe proceder e hizo que el encuentro ya no siguiera. Ello porque el funcionario había dicho que se demolería uno de los edificios dañados, siendo que el reporte era de otro inmueble.
El hecho parecería algo impropio de un individuo, pero es una muestra de cómo se están haciendo muy mal las tareas que afectan a cientos de miles de mexicanos en toda la República y echa abajo la difundida propaganda de que ahora sí las autoridades estuvieron atentas y prontas a auxiliar a los que han perdido casi todo en el pasado sismo.
Otra estupidez fue entregar tarjetas sin dinero. Incluso algunas, ahora se sabe, fueron clonadas. Entre ellas una que dio Enrique Peña Nieto a una anciana del sur del país.
En este caso, la irresponsabilidad, por llamarla levemente, es del Bansefi, en cuya dirección está nuestro conocido: Virgilio Andrade, el funcionario que antes en la Secretaría de la Función Pública exculpó de todo mal a Peña Nieto y Angélica Rivera en la adquisición de la muy famosa Casa Blanca mexicana.
En varios puntos de la Ciudad de México, pero especialmente en Tlalpan, hay manifestaciones de familias que perdieron sus viviendas y muchas veces también todo lo que compraron con los esfuerzos de toda su vida. Sus reclamos son: no los atienden, los peritajes se hacen rápido y sin ver las fallas reales, no hay plazos para demoler y volver a edificar y el dinero que les asignan (¡tres mil pesos!) no les alcanza para nada y quieren que ahora los amolados se endeuden para pagar el inmueble que se dañó.
Vecinos de Iztapalapa, aseguran, en muchas escuelas no se han reiniciado clases y no saben cuándo volverán los niños al aprendizaje, contradiciendo al precandidato Aurelio Nuño que asegura: el 95 por ciento de los infantes ya van al colegio.
Por si algo faltara, la priista Ivonne Ortega señala: es ridículo que se asignen 38 mil millones de pesos a la reconstrucción y el nuevo gasolinazo que viene en 2018 le sacará de los bolsillos a todos: 300 mil millones de pesos.
jamelendez44@gmail.com
@jamelendez44

Comentarios

comentarios