sábado, mayo 25, 2024

Víctimas piden retirar la candidatura a Nestora Salgado

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de mayo (AlMomentoMX).—  Dos presuntas víctimas de Nestora Salgado dieron la cara y pidieron retirar la candidatura plurinominal al Senado a la ex lideresa de la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero, a quien acusan de secuestro y maltrato.

marti_wallace_notas23240518.jpgIsabel Miranda de Wallace y Alejandro Martí, de Alto al Secuestro y México SOS, respectivamente, presentaron a Dulce Rubí y Armando Patrón, quienes señalaron directamente a Salgado García de actos en su contra.

“Sería un crimen para el país que ahora los delincuentes nos gobernaran”, dijo Martí. Mientras que  Miranda de Wallace señaló: “Permitan que terminen los procesos, que un juez determine si ella [Salgado] es culpable o inocente y después de eso que la embistan del fuero que quieran, pero no ahorita, donde van y se refugian en un fuero para no ser detenidos”.

Ambos activistas anunciaron que continuarán el proceso penal contra Nestora Salgado. Informaron que recurrirán a todas la instancias jurídicas para que la guerrerense rinda cuentas ante la justicia por los actos que cometió en contra de al menos 40 personas, a las que habría privado de la libertad y maltrató.

“No le quiten a las víctimas la posibilidad de acceder a la justicia”, reclamó Wallace. “Nos preocupa que hoy les coarten el derecho a la justicia a estas personas”.

Por su parte, una de las víctimas identificada como “Dulce” pidió justicia y exigió que se le retire la candidatura al Senado a Nestora Salgado.

Relató que hace cinco años la privaron de su libertad por tres meses. Fue subida a una camioneta por miembros de la Policía Comunitaria. Después la llevaron a la casa de Nestora, donde la obligaron a firmar un documento y “desde esa misma noche me empezó a mover de un lado a otro, me sacó de Olinalá y me llevaba de un pueblo a otro, con tal de que no me encontraran”.

Señaló que cuando el Ejército rescató a las personas de El Paraíso, donde estaba retenida, a ella la siguieron escondiendo.

“Conmigo estuvieron aproximadamente 80 personas en un pequeño cuarto, mujeres y hombres. Nos daban de comer frijoles descompuestos, tortilla dura. Estuve enferma los tres meses, sin atención médica, nos daban botes para que hiciéramos del baño”, narró.

Por su parte, Armando Jiménez, quien fue síndico procurador de Olinalá, también aseguró que fue secuestrado por los hombres de Nestora Salgado.

“A petición de la familia de los asesinados fui al municipio de Huamuxtitlán, cercano a Olinalá, a reclamar los cadáveres que me habían encomendado los familiares para darles cristiana sepultura, ahí llegó Nestora Salgado García al mando de 40 comunitarios armados, dio la orden y me detuvieron, junto con dos personas más me privaron de la libertad y me llevaron a un lugar desconocido, también en condiciones infrahumanas.

“Estoy aquí para reclamar esa justicia que no se ha hecho ni en mi estado ni en México, no sé de que garantías goce esa señora secuestradora y que ahora la están nominando a ser senadora de la República”, expuso.

AM.MX/dsc

Artículos relacionados