jueves, julio 18, 2024

TRAS LA PUERTA DEL PODER: ¿Y si es Marcelo?

Roberto Vizcaíno

Hoy, en su cumple, para Patricia, el amor de mi vida

¡Él y su equipo están seguros de que ganaron!

Así, con esa convicción, llegaron anoche Marcelo Ebrard y los suyos al cierre del proceso final de la encuesta de la que saldrá hoy miércoles 6 de septiembre de 2023 el candidato presidencial de Morena, PT y Verde para el 2024.

Juega en estas horas a su favor, la inevitable reflexión de Andrés Manuel López Obrador sobre cuál de los dos –Claudia Sheinbaum o Marcelo Ebrard– puede vencer a Xóchitl Gálvez y garantizar la continuación de su proyecto, la 4T.

Todos le dicen que la hidalguense arrollaría a Sheinbaum, pero que con Ebrard la circunstancia sería otra. El excanciller tiene más experiencia, es más conocido por sus casi 50 años en el primer nivel de la gobernanza y el poder en México. Marcelo tiene grupo. Y -aunque sin sumisión- le sería leal. Lo protegería.

Mientras, en redes, y en sus cónclaves grupales, proliferaron los testimonios de muchos de su equipo con la convicción de la victoria.

Uno solo de esas decenas de testimonios presenta a una joven de clase media, profesionista, en Facebook, con el siguiente monólogo:

“… soy observadora del proceso, estoy acreditada y capacitada para cuidar este proceso histórico de la encuesta de Morena para elegir al candidato o candidata… escúchenme por favor lo que les voy a decir: las secciones son insaculadas, nos avisan apenas unas horas antes, llegamos, y -a pesar de tantos esfuerzos por enrarecer el proceso- déjenme decirles que ya estando en la calle, la cosa es otra; se tocan 10 domicilios de cada sección, y se entrevista a mitad de hombres y mitad de mujeres, son 10 encuestas, 10 entrevistas cara a cara… no alguien que va pasando, no en una tienda; es cara a cara con la persona que debe vivir en ese domicilio, y acreditar con su identificación, y son mayores de edad…

“Escúchenme bien… en los domicilios, no solo en los que yo he estado, nos responden: “bueno, no sé, no me interesa, no conozco a ninguno”… y la siguiente respuesta más escuchada es por Marcelo Ebrard, 5 o 6 votos de 10 y después con 1 o con 2 menciones, los demás… ya sea Adán o Monreal, ¡casi nunca Claudia!… es que no la mencionan, ¿cómo le van a hacer?… ¡por eso están desesperados!, se quieren robar el proceso…

“Hay que defender estos resultados, hay que defender la voluntad popular, no vamos a permitir que tu voto sea vulnerado… si tenemos que irnos a donde tengamos que irnos lo vamos a hacer porque este proceso no solamente es por Marcelo es el futuro de México, y tus hijas e hijos merecen que cuidemos esas urnas hasta el último momento”, concluye.

Animo, convicción, experiencia de vida y determinación de quienes hicieron estos videos que circulan por todas las redes, en una narrativa de un proceso que ha operado bajo la intención de beneficiar a la exjefa de Gobierno de la CDMX a cómo de lugar, sin importar el precio.

Para Ebrard llegó a ser casi la guerra.

Sus denuncias publicas llegaron casi a la imputación legal y penal. Sin duda extremadamente políticas. Todo eso pasará a la historia de este momento. Hoy gracias a eso se sabe de gran parte de las violaciones y trapacerías cometidas.  Y con nombre y con qué recursos. Las intenciones, obvias: imponer una heredera sometida, entregada, para continuar ejerciendo el poder.

¿Y SI NO ES CLAUDIA?

Para quienes hemos sido testigos en nuestra ya larga vida de varios imponderables, acontecimientos impredecibles como inesperados, algo así no sería algo insospechado.

Las leyes de Murphy operan justamente bajo estos principios. Si algo puede ocurrir, ocurrirá.

En este caso sería sin duda desde un punto de vista positivo para Ebrard y totalmente negativo para Sheinbaum.

Motivados hasta el final, representantes y observadores ebrardistas venidos de varios estados, se reunieron ayer con el excanciller en un hotel detrás del World Trade Center para repasar lo vivido, sus testimoniales y sus reportes en una tarea que podría ser esencial en caso de que se decidiera ir al INE o al Tribunal Electoral, o para un debate interno.

Marcelo Ebrard se reúne con sus operadores políticos y con los observadores que estarán en la revisión de las boletas de la encuesta de Morena para elegir a su candidato.

¿Cómo se siente?, interrogan a Ebrard a su llegada.

“Yo muy contento. Siempre tenemos que estar preocupados porque este proceso salga bien y que Morena demuestre que tiene superioridad ética sobre los demás, entonces ya les iré informando”, indicó sin bajar la guardia.

De dentro surgieron los gritos de: “¡No estás solo!”, “¡Marcelo!” y “¡Presidente!”.

Los casi 200 convocados tuvieron que dejar en canastas sus celulares ante las experiencias de otras filtraciones.

Se trataba de realizar una revisión y evaluación exhaustiva, final, de los últimos seis días de un azaroso y muy accidentado levantamiento de encuestas, con decenas de denuncias sobre violaciones de paquetes que fueron abiertos, o llevados por personas que no debían tenerlos, o la aparición y promoción ilegal realizada por Servidores de la Nación en sitios donde se aplicarían los cuestionarios.

Hoy a las 5 PM deberá de darse a conocer oficial y públicamente quién ganó. Luego de eso veremos el curso que toma este proceso.

Por lo pronto Xóchitl Gálvez ya inició su campaña.

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa

Artículos relacionados