viernes, abril 19, 2024

TRAS LA PUERTA DEL PODER: Hay tiro: Claudia no se baja; Marcelo arrecia; Adán crece y Ricardo espera

Roberto Vizcaíno

 

Los hechos indican que ninguno le creyó. Ese viernes 28 de abril de 2023 parecía que Andrés Manuel López Obrador asumía personal y públicamente el control de su sucesión. La foto en que apareció sentado en Palacio Nacional con sus 4 posibles sucesores a sus costados fue el objetivo central de ese día.

La imagen y su mensaje fueron tan poderosos que lo del encuentro con los senadores de Morena, Verde y PT pasó a ser un evento marginal.

Lo ocurrido entre ellos trascendió apenas estos días. Ahora se sabe que AMLO se habría mostrado en extremo amable con todos, lo cual dejaba en claro que no debían pelear ni agredirse, y lo siguiente fue sugerirles negociar para sacar una candidatura presidencial de unidad.

Sólo hay un cargo en juego, el de Presidente de México, podría haberles dicho el tabasqueño.

La obviedad indica que tres de ellos deben no sólo renunciar a sus aspiraciones presidenciales, sino además apoyar al elegido.

Ninguno de los 4 hizo nada por ir a ese acuerdo. Al contrario, Claudia mantuvo su ritmo y se fue de gira por varios estados; Ebrard apresuró el paso y en entrevistas en radio y TV dijo que él será ese candidato, que no tiene la menor duda; Adán Augusto, socarrón, mantuvo perfil bajo pero sólo para sumar gobernadores de Morena a su favor y Monreal sonriente dio un paso atrás y habló bien de todos sus contrincantes, como si hubiera claudicado.

Llamó la atención su percepción respecto de Adán Augusto.

Del secretario de Gobernación Monreal comentó:

“… Adán Augusto, que para mí es como una especie de revelación, es el hombre más cercano al presidente y es quien ejecuta las decisiones del presidente.

El poder del presidente ha sido ejercido de manera notable y conciliadora por Adán, y creo que ahora es en el Gobierno Federal, el hombre de mayor confianza del presidente”.

Dicho por el zacatecano, lo de Adán suena a destape.

Si yo fuese mal pensado, diría que con su comentario Monreal tiró con perversa intención una cobra chilladora a los pies de Claudia y Marcelo. Los echó a pelear.

Ebrard arreció su exigencia de que Morena emita reglas claras en el proceso de sucesión y habló de que todos -él, Ricardo, Adán y Claudia– debían renunciar ¡yá! a sus encargos, para ir a una campaña sin ventajas y con piso parejo.

El canciller sabe que él es quizá el más conocido entre la población debido a su larga carrera política y quien tiene menos negativos de entre los 4. Además Ebrard sabe que AMLO le debe el haberse echo a un lado en la presidencial de 2012, para que el de Macuspana compitiera por segunda vez, y ahora solo espera que le pague ese favor.

Claudia le pidió calma a Ebrard, y considerar que todavía falta mucho tiempo para que Morena lance a su candidato presidencial.

Y desechó la posibilidad de renunciar o pedir licencia a la Jefatura de Gobierno como pide el Canciller.

Monreal, ya sin la vehemencia de meses anteriores, insistió en que él continuará en busca la Presidencia de la República y no de un cargo de compensación como lo sería ir por la Jefatura de Gobierno capitalina.

El zacatecano sabe que viene una confrontación interna, a muerte política, entre Claudia, Marcelo y Adán Augusto de la cual debe mantenerse lo más posible al margen para al final poder presentarse como la solución de una candidatura con los mayores positivos. Casi de rescate.

Consciente de que él lleva la ventaja porque es el más cercano y de las mayores confianzas de AMLO, lo que este caso es determinante, Adán Augusto no suda ni se acongoja y transita como si La Virgen le hablara.

Está consciente de que si no pela a sus contendientes tiene más posibilidades de ser el agraciado de la voluntad del patrón.

Con las cosas así, Adán Augusto simplemente prosigue con su estrategia de aparecer en el mayor número de eventos públicos y de sumar adeptos y si son influyentes, mejor. Hoy se habla de que el titular de Gobernación tiene ya a su lado a más de la mitad de los 22 gobernadores y gobernadoras de Morena.

En este contexto todos ellos apuestan a que el llamado para ir a una candidatura de unidad quede como una ocurrencia, y que el gran elector, AMLO mismo, diga al final quien de ellos deberá ser el candidato.

Todo dependerá del tamaño y profundidad del desgreñe que se den entre ellos.

EL GABINETE DE SEGURIDAD INCUMPLE LLAMADOS

Uno de los puntos que hizo que la oposición votara a favor de crear la Guardia Nacional, fue el de inscribir en la Constitución la obligatoriedad de una rendición periódica de cuentas del Gabinete de Seguridad ante el Senado y ante una Comisión Bicameral plural.

Este paso está ´precedido por la obligación de entregar un reporte de alcances de la Guardia Nacional y de la política de Seguridad pública de este Gabinete para luego asistir a comparecencias.

Hasta hoy, el Gabinete de Seguridad integrado por los titulares de la Defensa, de Marina, de Seguridad Pública y de la Guardia Nacional ni ha entregado el reporte y ha hecho caso omiso de los llamados que le ha hecho -casi uno por mes- el senador Monreal en su calidad de presidente de la Junta de Coordinación Política para comparecer ante el Senado y la Comisión Bicameral de Seguridad.

Ayer Monreal se enlazó en una videollamada con los integrantes del Gabinete de Seguridad para recordarles que tienen la obligación de comparecer y entregar su reporte al Congreso.

Pero salió de ese encuentro sin tener fecha de esas comparecencias.

O sea…

….rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook

https://www.facebook.com/rvizcainoa

Artículo anterior
Siguiente artículo

Artículos relacionados