fbpx TOQUE DE CRISTAL. Ramón Márquez C. | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

Tecleo casi entre carcajadas, y pensando en que ser estólido no es, como muchos suponen, exclusividad de Trump y Peña Nieto: la Armada española adquirió cuatro submarinos S-80 Plus y cuando los tuvo en su poder –y no antes- descubrió que tenían cierta incapacidad de flotar; para solventar el pequeño problemita les agregó 10 metros de eslora, pero se encontró –y no antes- con nuevos contratiempos: los sumergibles no caben en las fosas de atraque de la base naval de Cartagena –Murcia-. Para solventar este otro pequeño problemita tendrá que dragar y alargar las fosas. El nuevo contratiempo ha sido descubrir que casi se duplicó el presupuesto inicial: no tendrá que desembolsar dos mil 132 millones de euros sino tres mil 907 millones. Un millón 775 mil euros de taradez. De risa loca, sí.

Ramón Márquez C.

Comentarios

comentarios