lunes, abril 15, 2024

Sistema de Salud para el Bienestar prohíbe cuotas para personas sin seguridad social

ALTAMIRA, TAMAULIPAS.- Con el Sistema de Salud para el Bienestar a través del cual opera IMSS-Bienestar, quedan prohibidas las cuotas por atención médica a población sin seguridad social, “una reminiscencia del llamado Seguro Popular”, afirmó el secretario Jorge Alcocer Varela.

En la visita de supervisión de IMSS-Bienestar en Altamira, Tamaulipas, que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario de Salud subrayó que, con esta transformación, en 2024 IMSS-Bienestar será el eje central del sistema que garantice el derecho a la salud establecido en el artículo 4° constitucional; no se condicionará por ningún motivo y velará por las necesidades de los grupos históricamente discriminados.

Recordó que el pasado 29 de mayo se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) bit.ly/43VBsgb el Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Salud para regular el Sistema de Salud para el Bienestar, el cual establece la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos e insumos.

El decreto señala que el Fondo de Salud para el Bienestar (Fonsabi) es operado por IMSS-Bienestar; establece el padrón de personas beneficiarias y elimina la obligación de las entidades federativas de constituir organismos públicos descentralizados.

IMSS-Bienestar es un organismo público descentralizado que opera 343 hospitales y ocho mil 138 centros de salud en 24 estados incorporados. En Tamaulipas beneficiará a un millón 154 mil habitantes.

Precisó que IMSS-Bienestar tiene como base el Modelo de Atención a la Salud MAS-Bienestar, cimentado en la atención primaria, que pone en el centro a las personas, familias y comunidades, a través de la protección y promoción de la salud, prevención, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y cuidados paliativos.

El secretario de Salud explicó que MAS-Bienestar es un esquema de cuidado integral y conjunto para brindar servicios de forma universal, con oportunidad y calidad, de manera individual o colectiva y con la participación de la comunidad para el bienestar de las personas.

El gobernador de Tamaulipas, Américo Villarreal Anaya, celebró la transferencia a IMSS-Bienestar del segundo de 18 hospitales que estarán adheridos a ese sistema de salud en la entidad, “lo cual representa un cambio de raíz en la concepción de la salud pública que hace efectivo el espíritu del artículo cuarto constitucional para que la salud sea un derecho humano, pleno, accesible para todas y todos”.

Dio a conocer que el hospital de Altamira cuenta con 60 camas censables, dos quirófanos, 14 consultorios, dos salas de expulsión para la atención en seis especialidades médicas para personas que habitan en los municipios de Altamira, González y Aldama.

El gobernador precisó que la adhesión de Tamaulipas a IMSS-Bienestar ofrece ventajas importantes a la población al devolver el sentido público de un bien estratégico como es la salud universal y gratuita, y desaparece las cajas de cobro; esto sienta las bases de un modelo de atención coherente y con visión humanista.

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto, aseguró que en la transformación del sistema de salud de Tamaulipas se trabaja para brindar certeza laboral al personal de salud contratado de forma temporal; esto, al basificar a quienes llevan años como trabajadores eventuales. “Es lo que queremos resolver en una institución federal llamada IMSS-Bienestar”.

Durante el evento, el director general del Seguro Social destacó que el nuevo órgano público descentralizado (OPD) IMSS-Bienestar está llamado a ser la institución de la Cuarta Transformación para la atención a quienes no cuentan con seguridad social, con un nuevo modelo unificado, preventivo, público, universal y gratuito.

Recordó que en 2019 se llevó a cabo una gira por 80 Hospitales Rurales IMSS, donde se comenzó a trabajar para resolver las necesidades en infraestructura, equipamiento y de plantilla.

Resaltó que mediante la planeación central se decidirá dónde se requiere construir infraestructura y que cuente con suficiencia de recursos para equipar hospitales y no dejarlos a medio acabar. Anunció que el hospital de Madero, que está por cumplir ocho años sin operar, comenzará los trabajos para que próximamente brinde servicios de salud.

Recordó que con la voluntad de gobernador Américo Villarreal, se hizo un recorrido en más de 300 centros de salud y hospitales, con el propósito de identificar las necesidades y hacer un plan de intervención. “Vamos bien y estaremos a tiempo para hacer las inversiones para la sustitución de equipo y el reforzamiento de la infraestructura ya existente”.

El director del Hospital IMSS-Bienestar “Dr. Rodolfo Torre Cantú” Altamira, Manuel Enrique Courrech Gómez, anunció que se entregarán plazas de base a más de 90 por ciento de la plantilla de personal; esto mejorará las condiciones laborales y contribuirá a cumplir la misión de atención adecuada a pacientes sin seguridad social.

“Enfrentamos el desafío de fortalecer la atención médica con base en el modelo MAS-Bienestar, trabajamos día a día para que la atención médica sea una realidad para todos y de forma gratuita, con abasto de medicamentos e insumos.”

Detalló que este hospital inició operaciones el 27 de noviembre de 2010, y es el único de segundo nivel para personas sin seguridad social en el municipio. Cuenta con servicios de cirugía y obstetricia, pediatría, medicina general, medicina interna, traumatología y auxiliares de diagnóstico.

Previo a la ceremonia, autoridades federales y estatales acompañaron al presidente López Obrador durante el recorrido por el Hospital IMSS-Bienestar de Altamira.
AM.MX/fm

Artículos relacionados