fbpx

José SÁNCHEZ LÓPEZ
La explicación de por qué la gente quiere y protege al narco es simple; porque el capo llena los vacios que los gobiernos, estatal, municipal o federal, no pueden o no quieren satisfacer.

Parques, jardines, escuelas, iglesias, carencias en casos de desastres y, sobre todo, seguridad.

En estos dos últimos rubros el narco pone especial atención. En el primero garantiza que acabarán “con los malos”. Y sí lo hacen, sólo después se vuelven más malos que los malos y en el segundo, son los primeros en aparecer cuando la desgracia, sobre todo por un fenómeno natural, se abate sobre un pueblo o, en este caso del Corona Virus, en todo el país,.

Pero no es nada nuevo: “El Señor de Los Cielos, AMADO CARRILLO FUENTES; “El Jefe de Jefes”, MIGUEL ÁNGEL FÉLIX GALLARDO; “El Matamigos”, OSIEL CÁRDENAS GUILLÉN y muchos otros barones de la droga han puesto en práctica el mismo método, porque igual que hace décadas, la situación sigue siendo lamisma, los gobiernos no las satisfacen.

Desde luego, los presidentes en turno, priístas en su mayoría y después panistas, los han dejado hacer, aunque con esporádicas y simulatorias escaramuzas.

Sin embargo en este régimen morenista, con ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR al frente, la mansedumbre gubernamental ha sido de escándalo.

Primero con aquella memorable frase:“Se acabó la guerra al narco”, redondeada después con la de “Abrazos, no balazos”.

Y los narcos se lo tomaron a pecho.

En respuesta vendrían después las retenciones, escupitajos, golpes, humillaciones y hasta balasos a militares, cuyas órdenes son aguantar y no responder.

“Abrazos, no balazos” ¿de acuerdo?

Luego sobrevino el hecho más vergonzoso y humillante para el Ejército, camuflado de Guardia Nacional, la liberación de OVIDIO GUZMÁN LÓPEZ, de la que hasta ahora, nadie, ABSOLUTAMENTE NADIE, ha sido llamado a cuentas.

Con todos esos antecedentes el narco se descaró y si antes no se ocultaban para operar, ahora menos, con la pasividad del actual gobierno.

Los diferentes cárteles: el del Golfo, el de Jaslico, Los Zetas, “Los Viagras y, sobre todo el de Sinaloa, a raíz de la pandemia del Vovid 19 han mostrado una febril actividad como filántropos y benefactores del pueblo, valiéndoles sorbete los programas del INSABI.

El reparto de despensas, con la fotografía del capo o un mensaje abierto de parte de quién es el obsequo, muestran que no tiene ningún empacho en que se conozca a la obsequiosa organización criminal.

ALEJANDRINA GUZMÁN SALAZAR, hija del “Chapo” GUZMÁN, subió a sus redes los momentos en que ella y su gente preparan las despensas a repartir y después la entrega de las mismas.

Despuésn en medio de la pandemia, se volvió a hacer presente con juguetes, dulces y figuras en miniatura de su papá:”El Chapo” Guzmán, para festejar el Día del Niño.

“Los niños son el futuro de nuestra sociedad y estamos encaminados a eso, sabemos que es complicado hacer eventos ahorita para juntar personas, pero lo estamos haciendo lo más ordenado posible para darles una sonrisa”, dijo ALEJANDRINA quien afirma que no es un reto a las autoridades, sino solamente para quitar el estigma social que conlleva el nombre de su padre.

Y aún hay más.

Resulta que “Los Chapitos”, JESÚS ALFREDO e IVÁN ARCHIVALDO GUZMÁN SALAZAR, ante la tibieza de los gobiernos para tomar medidas severas de aislamiento en esta emergencia sanitaria, decidieron implantar el toque de queda en su santuario, en Culiacán.

En videos que circulan en redes sociales, se observa a “Los Chapitos”, fuertemente armados, a bordo de camionetas, recorrer las calles de Culiacán en calidad de “supervisores”.

“Se les informa que después de las diez de la noche tienen que estar adentro de sus casas por el coronavirus, sino agarran el rollo los vamos a tablear a la verga, lo vamos a arrestar y a multar, son órdenes de arriba de Los Chapitos.

No es juego, no estamos jugando’”

“Toda esa persona que no tiene negocios, sin oficio ni beneficio le va a caer la tabla, se lo va a llevar la patrulla a barandilla dos días y aparte tiene que pagar una multa”.

En la localidad El Dorado, los lugareños dijeron que quienes desobedecen las órdenes son capturados y se los llevan para el escondite que tienen en la reserva natural de las playas de Ponce y bno regresan hasta cumplir su castigo.
Una más, el Cártel de Sinaloa mantiene y controla la distribución de alcohol, pese a que el gobernador, QUIRINO ORDAZ COPPEL decretó Ley Seca.

Todo ello, a la vista de las autoridades que no ven, noi oyen y menos hablan.***DONDE MANDA CAPITAN…***AU REVOIR.
joebotlle@gmail.com

Comentarios

comentarios